Un puntito de oro

Falcón admite que el Toledo jugó muy atrás en el primer tiempo, pero lo corrigió en el segundo

El entrenador del Toledo explicó que al jugar con tres centrales, los dos medios centros se hundían y perdían los rechazos al tiempo que tres jugadores se quedaban descolgados, cediendo un espacio vital para las segundas jugadas a favor de los locales

Falcón dio por muy bueno el empate en la Albuera Foto - Rebeca Arango

El entrenador del Toledo, Miguel Falcón, reconoció que era “muy complicado jugar” por el estado del campo de la Gimnástica Segoviana: “Se podía circular muy poco, el partido era o una jugada balón parado o el que cometiera el primer error, se llevaba el partido”.

Falcón: lo importante era no perder

 

Se le preguntó si el Toledo no estaba a veces demasiado reculado atrás: “Golpear en largo te mete atrás, o el hecho de empezar con tres centrales hacían que los dos medios centros se hundían demasiado, no cogían los rechazos y tres jugadores se quedaban descolgados, ello hacía que jugásemos demasiado en nuestro campo y cediendo un espacio que ellos aprovechaban para las segundas jugadas, pero lo corregimos en el segundo tiempo”, explicó.

¿Faltó alguna contra en el Toledo? “El campo estaba demasiado rápido, así que la contra era más complicada”, dijo.

Ayer en la Albuera se refrendó la maldición de los fichajes del mercado de invierno, hasta el punto de que en Segovia se podía ver un once “Onésimo”: “Hay que dar por bueno el empate tal y como se ha dado el partido, porque era muy importante no perder”, respondió.