Buena racha truncada

Feliciano López: "Que me pase esto justamente en la primera ronda de Wimbledon es una putada"

El tenista toledano Feliciano López se mostró frustrado por su abandono ante el francés Adrian Mannarino en la primera ronda de Wimbledon, al lesionarse en la planta del pie izquierdo

Feliciano López venía de ganar en Queen's Foto - @feliciano_lopez

El tenista toledano Feliciano López se mostró frustrado por su abandono ante el francés Adrian Mannarino en la primera ronda de Wimbledon, al lesionarse en la planta del pie izquierdo, algo que consideró “una putada”.

“Antes del partido estaba perfecto y ha sido de repente. No ha sido por ningún gesto concreto ni nada. Pensaba que iba a ir a mejor por el antiinflamatorio y si calentaba un poco… Pero en ningún momento he notado mejoría alguna”, dijo Feliciano, que cumplía en este Wimbledon su 62º Grand Slam consecutivo.

No sé lo que ha pasado, me tomé una pastilla y no he notado mejoría, no tenía fuerza para arrancar

No sé exactamente lo que me ha pasado, pensaba que iba a mejorar cuando avanzara el juego. Lo estaba intentando y me tomé una pastilla. Es muy pronto para saber qué tipo de lesión es“, dijo el toledano de 35 años.

“No tenía fuerza para arrancar, no me sentía competitivo realmente. Ha sido una pena. Nunca había tenido problemas en los pies, y pensaba que era el típico dolor cuando te abrochas la zapatilla muy fuerte, pero no ha ido a mejor, y se ha mantenido el mismo dolor después del tratamiento”, explicó.

Es duro, pero hay cosas en la vida que no se pueden controlar

Es duro, pero a veces en la vida hay cosas que uno no puede controlar, y que me pase esto justamente hoy es una putada, porque venía con mucha ilusión de jugar aquí y tampoco sé cuantos Wimbledon más voy a jugar“, dijo Feliciano, que se plantó en este grande después de disputar la final de Stuttgart y ganar luego en Queen’s, ambos sobre hierba.

“Es una pena, me podría haber pasado en cualquier torneo del año y no aquí. Me pasó en Australia también”, recordó el zurdo español que en enero, en Melbourne, también se vio perjudicado por una lesión en la espalda.

“Llevo dos Grand Slams sin poder jugar, pero hay que aceptarlo, no queda otra, esas cosas pasan en el tenis. Espero que no sea grave y pueda recuperarme para poder jugar lo que resta del año con ilusión y aprovechar este buen momento que estoy viviendo”, dijo.