El Alcobendas se adelantó con un 2-0

2-3: partidazo del Villarrubia, que pone pie y medio en Segunda División B

El Villarrubia supo reponerse a un 2-0 tan duro como tempranero para remontar a base de calma y buen fútbol

Lance del duelo entre el Alcobendas y el Villarrrubia Foto - Alcobendas CF

Qué mal empezó el partido para el Formac Villarrubia, ya que en el minuto 11, se metía un gol en propia puerta, y muy poco después, en el minuto 12, un fallo defensivo propició que Roberto marcara a puerta vacía el 2-0.

Faltaba el partidazo del Villarrubia

Y eso que el Villarrubia llegaba a base de jugar bien. Los locales, con el 2-0, esperaban las contras. Pero el fútbol es más justo de lo que parece y, como pensaba un tal Johan Cruyff, el buen juego es el camino más corto para la victoria.

En un santiamén sería el “killer” del Villarrubia, Nando Copete, el que le dio la vuelta a la tortilla. Picó a gol, en una definición de un goleador de Primera División, superando a Lechuga después de ganar la espalda a la defensa. Eso ocurrió en el minuto 35. Y solo tres minutos después, de nuevo Copete aprovechaba un error de la defensa madrileña para, en el corazón del área, y con la cabeza, sellar el empate.

Con un esperanzador 2-2 se llegaba al descanso.

En la segunda parte el Alcobendas fue algo mejor, pero estaba claro que era el partido del Villarrubia, que se rehízo y comenzó a llevar peligro, en un contragolpe de Diop (minuto 72). El Villarrubia volvía a jugar bien; el mejor ejemplo fue el 2-3, cuando una jugada de elaboración, propia de un equipo del mismísimo Pep Guardiola, terminó en la definición de Piojo. Era el minuto 80.

Y hasta Piojo pudo ampliar la renta. 2-3 al final: partidazo de un Formac Villarrubia que está firmando una fase de ascenso de ensueño y a punto está de finiquitar con la gloria. Solo le quedan 90 minutos. Y en casa.

Y la afición del Villarrubia, de lujo: un 10 por 100 de la población estaba en Matapiñonera. ¿Qué más se puede pedir?