Por negarse a un trasvase

Cesan a Miguel Antolín, presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo

El sustituto de Antolín, al menos de momento, es Juan Carlos de Cea, hasta ahora director técnico de la CHT

Miguel Antolín, en el centro de la imagen

Miguel Antolín, presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), fue cesado ayer viernes 29 de septiembre, como les adelanta encastillalamancha.es, por negarse a realizar el trasvase de las ventas de agua de los regantes de Estremera, en la Comunidad de Madrid, al Segura. Agua que sale de los embalses de cabecera del río Tajo.

Y un trasvase que en la práctica es ilegal puesto que Entrepeñas y Buendía están en situación de emergencia al encontrarse por debajo de los 368 hectómetros cúbicos de agua almacenada. Por debajo de esta cantidad la ley no permite trasvasar.

A Miguel Antolín le sustituye Juan Carlos de Cea

El sustituto de Antolín, al menos de momento, es Juan Carlos de Cea Azañedo, hasta ahora director técnico de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

La alarma saltó ayer por la noche, cuando Miguel Ángel Sánchez, cofundador y coportavoz de la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche, detectó que se habían trasvasado 10 metros cúbicos por segundo del Tajo al Segura o, lo que es lo mismo, casi un hectómetro diario, el caudal legal que discurre en teoría por Toledo y Talavera. Cantidad que hoy sábado, 30 de septiembre, ha subido ya a 26 metros cúbicos por segundo, que es el nivel máximo que puede discurrir por la tubería.

Agua trasvasada que, supuestamente, corresponde a la venta de los regantes de Estremera a los del Segura y que se recoge de Entrepeñas y Buendía.

“Ha sido un golpe de mano”

El propio Sánchez, con quien se ha puesto en contacto este periódico, ha señalado que esta decisión “es un golpe de mano de la directora general del agua del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Liana Ardiles, al sustituir a Antolín por un hombre de su confianza y del ala más trasvasista y afín al ‘negocio del agua’ como es Juan Carlos de Cea”.

Añade además que hay una “guerra civil” en la CHT, “que se niega a ser una mano sumisa y ejecutoria de un Minsterior y de una directora general que han agotado ya los calificativos y que incumplen flagrantemente la ley”.

Por eso pide que se restituyan “a la CHT las competencias de planificación y gestión de todo el Tajo. Y, por supuesto, el cese inmediato del envío de agua por el trasvase”.