"La solución, más caudal y de mejor calidad"

El Gobierno de Toledo refuta el informe de la CHT, aunque no hace "reproches"

El portavoz del Gobierno local, José Pablo Sabrido, dice que la solución del Tajo pasa por aumentar su caudal y mejorar la calidad de sus aguas

Sabrido ha desdicho a la CHT, que emitió un informe favorable sobre el Tajo

El portavoz del equipo de Gobierno de Toledo, José Pablo Sabrido, ha recordado hoy que para que el Tajo “mejore de verdad, se necesitan dos soluciones, una de cantidad, que pasaría por la eliminación del trasvase para que aumente el caudal, y otra de calidad, ya que las aguas que se vierten del río Jarama son de una calidad cuestionable y muy escasa”.

La CHT dice que “mejoraba”

José Pablo Sabrido, que ha comparecido para informar sobre los asuntos aprobados en la Junta de Gobierno local, ha respondido de este modo a los periodistas preguntado por el informe de la Confederación Hidrográfica del Tajo en el que indican que “el estado del río a su paso por Toledo ha experimentado una continua mejora en los últimos años”.

El portavoz del Gobierno municipal ha cuestionado esta afirmación de la CHT asegurando que “no tiene esa misma impresión” aunque ha dicho que “prefiere no hacer reproches” ya que su deseo es que el río mejore y sea gracias a la colaboración de las administraciones competentes brindando así a la Confederación su apoyo para trabajar conjuntamente y buscar soluciones para el Tajo.

“La Confederación, las Comunidades Autónomas, Europa y todo el mundo sabe que para que el río Tajo mejore de verdad se necesitan dos soluciones: mucho más caudal, que pasa por la eliminación del Trasvase Tajo-Segura, y mejor calidad, sabemos que la calidad con la que viene desde el río Jarama es una calidad muy escasa”, ha añadido el responsable municipal.

Por otro lado, ha dicho que si “esas manifestaciones de la CHT suponen que vamos a seguir trabajando para tener más calidad y más cantidad, estamos encantados”, aunque por otra parte, ha afirmado que le resulta llamativo que ahora afirmen que las espumas son consecuencia de la oxigenación por las turbinas y saltos de agua y hace unos meses dijeran que se debían a los vertidos de Toledo, “cosa que era imposible porque las espumas venían río arriba”.