La agonía del río

Muerto el Tajo, se acabó el trasvase y ya queda menos

Fiel a su cita de cada mes, el Gobierno de España autoriza un nuevo trasvase… ¡Solo 7,5 hectómetros! 7.5000 millones de litros, no hay más

Fiel a su cita de cada mes, el Gobierno de España autoriza un nuevo trasvase del Tajo al Segura. Continúa presente, con lealtad implacable, la prueba mensual de la injusticia histórica y territorial que ha cargado a una parte de España, la pobre, con la aportación de recursos para que otra parte más rica lo siga siendo.

 

Fiel a su cita de cada mes, el Gobierno de España autoriza un nuevo trasvase… Con lealtad implacable, la prueba mensual de la injusticia histórica y territorial

En dos años se ha ido por el trasvase del Tajo al Levante más agua del que queda en Entrepeñas y Buendía. Sin ir más lejos, la semana pasada y eso que ¡solo se pudieron mandar a Murcia 7,5 hectómetros!, más o menos el agua que consumen Toledo y Talavera juntas en un año: 7.500 millones de litros de agua… Y eso que esta vez se va a derivar menos de la mitad de lo habitual porque, claro, no hay más.

Resulta que los “insolidarios” castellano-manchegos tenían razón. El Tajo se muere y los pantanos, lógicamente, se secan. En septiembre la previsión es que las reservas sean de apenas el 10 por 100. Así lo contó a encastillalamancha.es Miguel Ángel Sánchez, portavoz de la Plataforma en Defensa del Tajo y el Alberche y concejal de Ganemos en Talavera. Y por debajo del 5 por 100, advierte, “prácticamente todo lo que hay es barro”. Todo llegará. Paciencia, Miguel Ángel.

Sus homólogos de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo piden manifestarse el 19 de cada mes. La indignación crece, los ciudadanos condenan el trasvase, pero el agua se sigue yendo aunque sea por gotas, porque hectómetros cada vez quedan menos.

Los pueblos de la cabecera subsisten con lo mínimo viendo pasar delante de sus narices un recurso que ha engrandecido la economía vecina

Años de sequía y queda lo peor, el verano. Los pueblos de la cabecera, los municipios ribereños, subsisten con lo mínimo viendo pasar delante de sus narices un recurso que ha engrandecido la economía vecina mientras condenaba la suya. ¡Así es la vida!

Quedan dos años de río, calcula el Gobierno

En los dos últimos años se han ido por la tubería del trasvase 388 hectómetros cúbicos, miles y miles de millones de litros de agua procedente de la cabecera del río circularon hacia Murcia, mientras nos quedan 372. El Gobierno de Castilla-La Mancha calcula que a este ritmo solo quedan dos años de río. Así que tranquilos, muerto el Tajo, se acabó el trasvase. Un poco de paciencia, pronto se habrá acabado la guerra del agua. Aquí paz y después gloria.

¿O no?

Pues va a ser que no, porque los regantes murcianos dicen que hay que ir preparando otro trasvase. Hace falta secar otro río. Cualquier cosa menos asumir la responsabilidad de facilitarse sus propios recursos, que los tienen, desalando el agua del mar. Da igual quien pague para no responsabilizarse de mantener su riqueza y su producción sin dañar a otros en lo más elemental, el uso del agua que pasa por su puerta.

 

¿Otro trasvase? ¿De qué río?

Claro que, ¿de qué río se trasvasa? ¿El Ebro? Ni hablar, que eso es Cataluña.

¿Entonces?

Sigamos secando el Tajo, ganemos algo de tiempo y luego ya veremos.

Lo dicho, tranquilos, que lo veremos pronto. Muerto el Tajo, se acabó el trasvase. Quizás queden solo dos años. ¿Lo vamos a consentir?

El río Tajo sucio a su paso por la ciudad de Toledo
El trasvase acaba con el Tajo. Espumas en Toledo.