"La Pepa", en el Archivo Diocesano de Toledo

El documento original de la Constitución de Cádiz que se conserva en Toledo

La Constitución de Cádiz se aprobó en 1812, pero solo tuvo dos años de vigencia porque con la llegada al trono de Fernando VII acabaría su validez, aunque regresó a ser el texto constitucional de España en dos periodos más, entre 1820 y 1823, durante el Trienio Liberal, así como entre 1836 y 1837, mientras se preparaba una nueva Carta Magna

Constitución de Cádiz que se conserva en el Archivo Diocesano de Toledo.

“La Pepa” tuvo acento toledano. El arzobispo de Toledo en aquel 1812, Luis María de Borbón y Villabriga, presidió el juramento en las Cortes de Cádiz donde se promulgó la Constitución Española de 1812. Y uno de los ejemplares originales de la que fue una de las constituciones más avanzadas de su tiempo se conserva en Toledo, en el Archivo Diocesano.

La Constitución de Cádiz se aprobó en 1812, pero solo tuvo dos años de vigencia porque con la llegada al trono de Fernando VII acabaría su validez, aunque regresó a ser el texto constitucional de España en dos periodos más, entre 1820 y 1823, durante el Trienio Liberal, así como entre 1836 y 1837, mientras se preparaba una nueva Carta Magna.

Hoy se celebra los 40 años de la Constitución Española de 1978, la más duradera de toda la historia de España y el Archivo Municipal ha querido recordar este documento histórico de “La Pepa” que se conserva en sus instalaciones.