CLM, a la cola del estrés laboral

Militar, bombero, policía… Estas son las profesiones más estresantes

Dentro del grupo de trabajos que menos tensión generan están los estilistas de peluquería o los joyeros, además de los técnicos de farmacia o los de laboratorio

Ilustración sobre el estrés laboral

Ha comenzado el verano y con él una nueva temporada laboral. En mente, como cada año, esas vacaciones tan deseadas que incluso algunas veces suelen estar divididas. Descansar, tomarse unos días libres y despejarse de la rutina es más que necesario, sobre todo cuando hay una sobrecarga en las tareas, para poder llegar más desocupado a las vacaciones. Hoy, el estrés laboral es una de las principales preocupaciones de toda aquella persona en edad de trabajar y, semana tras semana, se conocen nuevas noticias acerca de esta tensión existente en las profesiones.

La presión existe, y cada vez incluso crece más, lo cual genera una saturación mental y física en los trabajadores, una situación que genera progresivamente diferentes consecuencias tanto en la salud como en el entorno más cercano. Mientras unos esperan esta temporada para irse de vacaciones, otros la esperan para tener la posibilidad de trabajar, ya que en los meses de verano crecen las contrataciones temporales en un buen porcentaje.

El llamado “síndrome de burnout” o de desgaste profesional está presente en oficinas y edificios porque es algo demasiado común. Además, con la impresionante presencia digital y tecnológica que tenemos en nuestras vidas, este desgaste crece: el hecho de estar permanentemente conectado, recibiendo notificaciones a cada minuto, e incluso atendiendo las tareas laborales fuera de horario y desde casa, ha contribuido a un aumento de este estrés laboral que también se configura como uno de los principales motivos a la hora de pedir una baja.

Para la Organización Mundial de la Salud, este tipo de estrés supone un gran problema al que nos enfrentamos en las sociedades actuales, que además ha crecido como consecuencia de la crisis económica y la inestabilidad que ha definido al mercado laboral. Una “epidemia mundial”, según la OMS, presente en diferentes niveles y con diferentes motivos y consecuencias.

El colectivo militar, el más propenso a sufrir estrés laboral

Según el portal de empleo estadounidense CareerCast, el trabajo más estresante que se ha catalogado en este año 2017 es el de militar en activo, con un nivel de estrés que supera el 75 por 100, tal y como lo ponen de manifiesto los datos presentes en el portal laboral norteamericano. El trabajo como militar en activo se coloca en cabeza en este 2017, sustituyendo al de bombero, que en 2016 fue catalogado como el más estresante y que este año se ha quedado en segundo lugar. Por debajo, piloto aéreo o policía (en nuestro país también se incluiría a la Guardia Civil en este ámbito).

El sector servicios reúne las profesiones más estresantes y esto también está presente en nuestro país. En los últimos meses hemos oído hablar del estrés que sufre un buen número de profesionales del sector sanitario, así como las situaciones de presión que pueden vivirse dentro de la Guardia Civil o los cuerpos de Policía. Saturación, fatiga o falta de descanso son los desencadenantes que traen consigo unas consecuencias presentes en muchos ámbitos de la vida diaria, tanto dentro como fuera de los lugares de trabajo, transportándose incluso dicho estrés al ámbito particular o familiar.

Los trabajos con mayor nivel de estrés en 2017. Fuente: CareerCast

La prevención de riesgos laborales también estima necesario hacer un balance del problema que supone el burnout, que trata de ser combatido en las empresas y lugares de trabajo mejorando la comunicación interna, fomentando una mayor desconexión entre sus trabajadores, etc. Algunas ideas que se proponen como medidas preventivas están en la línea de la orientación y la organización de las tareas, analizar las compatibilidades y controlar las cargas de trabajo, mediante la implantación de rotaciones en las tareas o evitando ambigüedades.

De la misma manera, también es muy importante -según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo- que se favorezcan las iniciativas de los empleados y se fomente un ámbito colaborativo en los espacios donde se lleven a cabo las tareas, para que estas resulten menos estresantes y el trabajo sea más agradable.

Entre los empleos más estresantes de este 2017 se encuentran aquellos puestos que requieren mayor disciplina al tratarse de tareas relacionadas con la seguridad, en algunas ocasiones, o que requieren “tener controlada la situación”, en otras.

Si eres técnic@ de ecografías estás de enhorabuena: es el empleo menos estresante

Al otro lado de la lista se encuentran aquellos puestos de trabajo calificados como menos generadores de estrés. Las personas que ocupan dichos puestos, según el estudio del portal de empleo que citamos, tienen un ritmo laboral más tranquilo ya que desempeñan tareas que no requieren una actuación urgente o que se lleve a cabo en condiciones peligrosas. Lo que sí es cierto es que ningún trabajo está completamente liberado de estrés y menos cuando la situación laboral de un país como el nuestro ha sido tan inestable durante los últimos años y genera tantos interrogantes.

Según el estudio, en el “equipo de los trabajos menos estresantes” están los estilistas de peluquería o los joyeros, además de los técnicos de farmacia o los de laboratorio. Llama la atención que los profesores de universidad estén en esta lista. Quizá en Estados Unidos el personal docente e investigador que trabaja en las universidades norteamericanas tenga un ritmo de vida diferente, pero merece la pena pararse a pensar en los cientos de trabajos entre manos, corrección de exámenes, proyectos de investigación… ¿Estresante o no? Analícenlo ustedes.

estreslaboral2
Las profesiones menos estresantes de este año según CareerCast.

 

Además, en esta lista se configura como el segundo trabajo con menor nivel de estrés un puesto que en nuestro país es bastante desconocido: el director de cumplimiento normativo. Este trabajo llega a España tras la reforma del Código Penal que se realizó el pasado 2015; el encargado de velar por el cumplimiento de la ley en las empresas se encarga de estudiar y analizar el entorno regulatorio que se da en el lugar en el que se encuentra la empresa. A modo de asesor legal, se configura como “vigilante” para prevenir delitos dentro de cada organización.

En verano, debemos sumar otro tipo de estrés: el térmico

Dadas las altas temperaturas que se viven tanto en nuestra región como en otras comunidades autónomas de nuestro país, en estos días se habla mucho del llamado estrés térmico: aquel que surge por una acumulación excesiva de calor. Incluso el sindicato Comisiones Obreras ha lanzado en estos días una campaña a nivel nacional para prevenir este problema, el cual “debe ser considerado como riesgo laboral”, según indica el propio sindicato.

Para ello también se sugieren medidas preventivas como el cambio de horarios con tal de paliar la incisión de las altas temperaturas en los lugares de trabajo.

Castilla-La Mancha: bajo nivel de estrés laboral

En nuestro país, el 59 por 100 de los empleados sufría en el año 2015 algún tipo de estrés laboral, situación que se ha acrecentado desde la crisis económica. Si nos fijamos en las estadísticas que ofrece el INE, las mujeres sufren más estrés que los hombres en el ámbito laboral, aunque la diferencia no llega a ser de una décima siquiera. Por otro lado, el colectivo que tiene mayor media de nivel de estrés es el de directores/as y gerentes de establecimientos de menos de 10 asalariados/as, profesionales tradicionalmente asociados/ as a diplomaturas universitarias y otros/as profesionales de apoyo técnico, así como deportistas y artistas. Esta “clase social” (tal y como la clasifica el Instituto Nacional de Estadística) tiene un promedio de estrés de 4,65 en hombres y de 4,51 en mujeres -siendo 7 el promedio calificado como “más estresante”-.

En cuanto a las comunidades autónomas, nos encontramos que es en Galicia donde el nivel medio de estrés es el más bajo para los hombres, mientras que para las mujeres es Navarra. A la cabeza se encuentra La Rioja en los dos sexos, con un nivel medio de 4,78 en hombres y 4, 46 en mujeres.

 

Castilla-La Mancha está a la cola de estrés laboral: es más bajo en las mujeres de la región (se configura como la segunda comunidad con menor nivel) que en los hombres, aunque está por debajo de la media nacional 10 puntos. La prevención y las buenas praxis tanto en la región como en el resto de comunidades son requisitos necesarios para paliar este reto que está presente en los lugares de trabajo.