Hermano del marido de la víctima

Hallan muerto en la cárcel al acusado del asesinato de su cuñada en Quintanar en 2016

Isabel Laureana Cebrián fue hallada muerta en su domicilio por su marido, cuando éste regresó a su casa entre las siete y las siete y media de la tarde del lunes 11 de enero. Ese mismo día, el marido fue detenido y tras prestar declaración judicial, ingresó en prisión provisional hasta finales de octubre, si bien fue puesto en libertad aunque se mantiene como investigado

Concentración en el Ayuntamiento de Quintanar (2016) por el asesinato.

El hombre que estaba en prisión provisional acusado de un presunto delito de asesinato por la muerte de Isabel Laureana Cebrián, que ocurrió en Quintanar (Toledo) el 11 de enero de 2016, y que era el hermano del marido de la víctima, ha sido hallado muerto en el interior de su celda.

Un asesinato que conmocionó a todo el pueblo de Quintanar

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han informado a Efe del hallazgo del cuerpo sin vida de este interno, que ingresó en prisión en noviembre de 2016 como presunto autor de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento y que, además, reconoció haber cometido el delito.

Estas mismas fuentes han afirmado que, de momento, se desconocen las causas de la muerte y que será el juzgado de guardia el que se encargue de practicarle la autopsia e indicar las causas del fallecimiento.

Isabel Laureana Cebrián fue hallada muerta en su domicilio por su marido, cuando éste regresó a su casa entre las siete y las siete y media de la tarde del lunes 11 de enero.

Ese mismo día, el marido fue detenido y tras prestar declaración judicial, ingresó en prisión provisional hasta finales de octubre, si bien fue puesto en libertad aunque se mantiene como investigado.

Isabel Laureana Cebrián era una mujer muy querida y conocida en el pueblo, donde había sido concejala del Partido Popular entre los años 1999 y 2003 y, además, impartía catequesis a los niños de la localidad. Provocó una gran conmoción en la localidad.