El vídeo de RTVE hablando del oasis de Castilla

¡Cómo han cambiado! Así eran y así son los embalses de Entrepeñas y Buendía

Esta comparativa, realizada a la altura de "los puentes" en Villalba del Rey (Cuenca), muestran cómo era la zona de recreo en los años 70 y cómo es en la actualidad. Además, un vídeo de RTVE, también de los 70, describe Entrepeñas de una manera muy particular

¡Cómo han cambiado! Nada tiene que ver el aspecto que tenían los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, en los años 70 con el que tiene en la actualidad. Con menos del 12 por 100 y por debajo de los 300 hectómetros cúbicos en sus reservas de agua, los pantanos atraviesan una de sus peores épocas históricas. Pero no siempre ha sido así.

En la foto comparativa que aparece al inicio de esta información, se puede divisar uno de los puentes que hay en la carretera que une Villalba del Rey y Huete, ambas localidades conquenses. En los años 70 era una zona de recreo muy visitada por los villalberos. Allí se albergaba el Kiosko de Valentín y los lugareños solían pasar las tardes refrescándose en este precioso entorno.

buendia

 

Pero comenzaron los trasvases. El embalse comenzó a bajar y el agua no ha vuelto a ver la zona de “los puentes”, como comúnmente se le conoce en Villalba del Rey. Es más, hay incluso kilómetros de distancia entre estos puentes y el agua. Para que el nivel llegue hasta aquí, el embalse necesita mucha agua y, de momento, ni está ni se espera.

De hecho, en este municipio conquense, el cual acoge gran parte de la ribera de Buendía, ya apenas se puede ver el pantano desde el pueblo, se ha escondido. Toda la zona que un día fue el hábitat de peces y de bañistas, hoy es tierra de cultivo de los agricultores locales, de secano claro.

¿Qué pasaría si los pantanos volviesen a recuperar altos niveles de embalse?

El oasis que proyectaba Televisión Española

Un oasis en mitad de Castilla. Eso es lo que “vendía” la Televisión pública en la década de los 70, con unas reservas de agua brutales que solían estar por encima del 70 por 100. Sobre todo, indicaban, el embalse de Entrepeñas era el lugar ideal para pasar las vacaciones o unos días de relax.

También era un entorno perfecto para practicar deportes náuticos, pero en la actualidad, con la mínima mancha de agua que queda en el pantano cuya presa acoge Sacedón, ya apenas se pueden ver embarcaciones y el turismo se desmoronó hace años.

 

¡Cómo han cambiado y cómo hemos cambiado! No solo han cambiado los embalses, si no la sociedad española. Y si no me creen, escuchen la parte en la que el locutor, como quien habla del tiempo, explica que Entrepeñas es un lugar ideal para “el hombre atareado y su familia”, no va más, juzguen por ustedes mismos.

La pregunta, visto el éxito que tenían en su tiempo, es: ¿Qué pasaría si los pantanos volviesen a recuperar altos niveles de embalse? Quizás, su dramática situación podría ser un reclamo turístico, porque, ¿quién no conoce hoy los embalses de cabecera del Tajo?