Se sitúan al 20,69 por 100

La cabecera del Tajo desciende 16,11 hectómetros y Buendía ya está por debajo del 15 por 100

El embalse de Buendía es el que más está sufriendo estas semanas secas y con el grifo del trasvase abierto. Ha descendido 11,21 hectómetros y sus reservas ya se sitúan por debajo del 15 por 100. Está al 14,79 con 252,16 de los 1.705 hectómetros que es capaz de retener

Esta es la lamentable imagen que presenta en agosto de 2019 el embalse de Buendía.

Los pantanos de la cabecera del Tajo siguen perdiendo reservas semana a semana. En los últimos siete días Entrepeñas y Buendía han perdido 16,11 hectómetros cúbicos hasta dejar tan solo 521,01 hectómetros cúbicos almacenados tras sus presas, el 20,69 por 100 de su capacidad total de 2.518 hectómetros cúbicos.

Buendía baja del 15 por 100

El embalse de Buendía es el que más está sufriendo estas semanas secas y con el grifo del trasvase abierto. Ha descendido 11,21 hectómetros y sus reservas ya se sitúan por debajo del 15 por 100. Está al 14,79 por 100 con 252,16 de los 1.705 hectómetros que es capaz de retener.

De su lado, Entrepeñas también ha visto como en los últimos siete días bajaba su volumen de embalse. Lo ha hecho en 4,90 hectómetros y el lunes a primera hora de la mañana, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), el pantano con presa en Sacedón (Guadalajara) solo embalsa el 33,08 por 100 de su capacidad total de 813 hectómetros: 268,85.

El trasvase Tajo-Segura sigue de actualidad. Todavía no se conoce la cantidad a trasvasar este mes de agosto, aunque podrían ser los 20 hectómetros que marca el máximo permitido este mes, ya que cuando arrancó el mismo los embalses estaban en el nivel 3.

Lo que sí conocimos durante los últimos siete días es que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, no tiene intención en el corto plazo de prescindir del Tajo-Segura y dijo tras su reunión con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que posibles modificaciones en el mismo no se darían hasta que no pase “cierto tiempo“.

Pero mientras tanto cabecera se sigue secando y ya están a poco más de 100 hectómetros de entrar en el umbral mínimo no trasvasable de los 400 hectómetros, algo que podría ocurrir en poco más de un mes si sigue el ritmo de caída mantenido en julio.

La única buena noticia para Entrepeñas y Buendía es que esta semana se ha terminado de transferir el último trasvase aprobado y desde el viernes 9 la tubería del Tajo-Segura permanece cerrada.