Están al 23 por 100 de su capacidad

Las lluvias propician que Entrepeñas y Buendía suban 84 hectómetros en una semana

Los embalses incorporan gran cantidad de agua en los últimos siete días pese a que el canal del trasvase lleva una semana enviando agua al Levante sin parar a un ritmo de 10 metros cúbicos por segundo, el mismo caudal que fluye por el río tras pasar por los embalses de la cabecera del Tajo

Embalse de Entrepeñas en abril de 2018.

Entrepeñas y Buendía han subido 83,98 hectómetros en los últimos siete días hasta dejar las reservas en los 569,98 hectómetros cúbicos. De esta forma, la cabecera del Tajo se queda en el 23,06 por 100 de los 2.472 hectómetros que se pueden almacenar los dos pantanos, según los datos de SAIH Tajo consultados por encastillalamancha.es.

Ha sido una semana de intensas lluvias, así como nevadas en toda la zona del Alto Tajo, lo que ha dejado gran cantidad de agua fluyendo por los ríos que van a parar hasta los embalses Entrepeñas y Buendía. Por ejemplo, el río Guadamejud, que desemboca en el embalse de Buendía, presentaba una imagen que llevaba años sin verse, dado que su caudal ni siquiera llegaba hasta el pantano.

30656234_1397672583666167_2752097094884917248_n
El río Guadamejud a su paso por Portalrubio de Guadamejud. Foto: Portalrubioesmas/Facebook

 

Además, como se puede apreciar en el siguiente vídeo, el Tajo a su paso por Trillo, justo antes de comenzar a formar el embalse de Entrepeñas, presenta una imagen que, si bien tiene poco que ver con la crecida del Ebro, sí que se podía ver su abundante caudal. Por el Guadiela, el principal río que forma el embalse de Buendía, también fluye con importante caudal que ronda los 50 metros cúbicos por segundo.

 

Más de 40 hectómetros más en cada pantano

El embalse de Entrepeñas ha subido 42,71 hectómetros cúbicos en los últimos siete días y se encuentra en el 32,59 por 100 de su capacidad total de 802 hectómetros. El pantano tiene exactamente 261,03 hectómetros cúbicos.

Por su parte, el embalse de Buendía ha incrementado sus reservas en 41,27 hectómetros en la última semana. El pantano ha alcanzado el 18,9 por 100 de su capacidad con 308,94 hectómetros cúbicos.

Rozando el umbral mínimo no trasvasable hace un año

Los embalses de la cabecera del Tajo hace un año presentaban una imagen totalmente diferente a la actual. La de 2017 fue una primavera muy poco lluviosa y desde el mes de marzo comenzó su agonía que se extendería hasta el marzo de 2018. En la misma semana que la actual, pero en 2017, los embalses estaban sobre los 400 hectómetros, el mínimo bajo el cual no se puede trasvasar agua al levante.

Contenían exactamente 414,94 hectómetros cúbicos, que quedaban divididos en 161,11 hectómetros cúbicos en Entrepeñas y 253,83 en Buendía.

El trasvase sigue saliendo a rimo de 10 metros por segundo

Sin parar ni un instante, desde el lunes pasado el Acueducto Tajo-Segura está transfiriendo agua desde la cabecera del Tajo hasta el Segura a una intensidad de 10 metros cúbicos por segundo, un caudal que es muy similar al que se deja fluir por el río tras el embalse de Bolarque, la puerta del trasvase y la salida al curso natural del Tajo tras su paso por los embalses de la cabecera.