Toma de posesión de José García Molina e Inmaculada Herranz

Page, tras su pacto con Podemos: "No será un Gobierno para un día ni para un rato"

El presidente de Castilla-La Mancha ha recalcado que el pacto entre PSOE y Podemos "no tiene por qué ser exportable ni a otras comunidades autónomas ni al país. Es saludable, pero hay que hacerlo con humildad y serenidad"

Molina toma posesión delante de Page y Vaquero

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado hoy que su nuevo Gobierno, tras la incorporación de los dos miembros de Podemos, José García Molina como vicepresidente segundo e Inmaculada Herranz como encargada de la coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas, “tiene vocación de permanencia, no va a ser un Gobierno ni para un día ni para un rato”. Y ha recalcado que el pacto entre PSOE y Podemos “no tiene por qué ser exportable ni a otras comunidades autónomas ni al país. Es saludable, pero hay que hacerlo con humildad y serenidad”.

Page ha afirmado que el Gobierno PSOE-Podemos no tiene por qué ser exportable

 

Por cierto, que no ha estado David Llorente, diputado de Podemos CLM en las Cortes y quien siempre se opuso a que su partido entrara en el Gobierno de la región.

El nuevo Gobierno de CLM y su nueva etapa histórica: el pacto del PSOE con Podemos

Tanto García Molina como Herranz han prometido sus cargos, igual que José Luis Martínez Guijarro, quien ha dimitido como vicepresidente para ser nombrado vicepresidente primero. “Los dos nuevos miembros se incorporan al Gobierno con un objetivo complementario: la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha”.

El presidente regional ha señalado que comienza una nueva etapa “en un Gobierno que no es nuevo. Habrá quien quiera sacar conclusiones extraterritoriales, pero no hay que sacar conclusiones más allá de las que nosotros queramos entender”.

Y un aviso a Molina y Herranz: “Os váis a encontrar a gente que contrapone los intereses de Castilla-La Mancha, la defensa de lo propio, nuestros intereses territoriales, pero España ha dado la oportunidad a los territorios de autogobernarse”.

Agradecimiento por la presencia de Pablo Echenique

Page ha agradecido a Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, que estuviera presente y ha comenzado su discurso bromeando: “Nadie puede acusarnos de que este acto (y por lo tanto el pacto) sea con nocturnidad, sino todo lo contrario”. Acto seguido ha dado la enhorabuena tanto a Molina como a Herranz “y a los que apuestan y creen porque siga adelante un proyecto de recuperación y reconstrucción que la mayoría de castellano-manchegos ha entendido desde el primer momento”.

Ha insistido en que su Gobierno, “antes y ahora, tiene una meta clara, la cristalización de un acuerdo con ocasión del desbloqueo de la situación presupuestaria en la que estábamos en los últimos meses. Hemos replanteado la situación política, por lo que en agosto tendremos aprobados los Presupuestos e iniciados los trámites del nuevo Presupuesto para 2018, que serán determinantes para conseguir que lo que decimos en los actos públicos o en los mítines sea un objetivo alcanzable. Obras son amores y no valen otras razones”.

Porque, ha insistido de nuevo, “el objetivo de este Gobierno es llegar a la meta, nuestras jefas y jefes son los dos millones de ciudadanos de la comunidad autónoma, quienes piensan que hay que recuperar la convivencia política y colectiva”. Ha hablado de la crisis, “la UE ha certificado su fin, pero yo no estoy de acuerdo, me resulta difícil entender salvo que se condene a un porcentaje elevado de la ciudadanía, no me resiento en la idea de que la crisis económica ya ha pasado, ni mucho menos la derivada social de esa crisis”.

Por eso su prioridad “es que la situación económica sea igual para todos, porque hay gente que ni siquiera ha visto pasar la crisis desde 2007 y los hay que se han beneficiado de la crisis desde 2007, pocos, pero los hay”.

Respecto a la situación de la región, “empieza a ser receptora de importantes inversiones económicas y empresariales, de ahí nuestro empeño en estos dos años en crear el mejor ambiente para que Castilla-La Mancha esté entre las comunidades punteras a la hora de la recepción de inversiones, tanto españolas como extranjeras”.

“No es el Gobierno de una parte frente a otra”

Para finalizar, ha señalado que su Gobierno tiene tres límites: “Primero, es para todos y todas, aunque están PSOE y Podemos en el Gobierno, están por delante los intereses de los ciudadanos, pero con mucha claridad. Hay que tener principios e ideas, no es el Gobierno de una parte frente a otra, sino de todos, y si alguien se plantea el discurso contrario hace mal”.

“Segundo, es un Gobierno en positivo. Baltasar Gracián decía que es imprudente no acometer los problemas que uno tiene delante. El que se cruza de brazos los termina agravando, más imprudente es salir a buscar los problemas”.

“Y tercero, no nos vamos a saltar las normas, las leyes se cumplen aunque sean las más obscenas, como las económicas. Pero nada funciona si no se pone por delante la ley”.