Recibe la Medalla de Oro de Cruz Roja

“Pasión, empatía, ilusión y ganas…” La fórmula con la que Juan Ramón Amores desafía a la ELA e impresiona a la sociedad

Solo 20 castellano-manchegos tienen la Medalla de Oro de Cruz Roja y el último la recibió hace 18 años. La lista crece con Juan Ramón Amores, que la recibe por sus valores y por su ejemplo de vida y superación cada día. él, que lucha contra la ELA, a la que desafía: "que sea la enfermedad la que piense como vencerme"

Nervioso, emotivo y emocionado, con el corazón rigiendo su discurso de principio a fin y dando una lección de vida, carácter, coraje y entereza en cada palabra… Es decir, Juan Ramón Amores en estado puro. Así recibió hoy a Medalla de Oro de Cruz Roja, una condecoración que solo tienen 20 castellano-manchegos y que no se entregaba a nadie de la región desde hace 18 años.

El director general de Juventud y Deportes necesitó pocos minutos para demostrar porqué tiene desde hoy la Medalla de Oro de Cruz Roja Española. La lista de adjetivos que pronunciaron el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el del Comité autonómico de Cruz Roja, Jesús Esteban, se queda corta ante la carga de humanidad de sus palabras.

Referencia política y humana en Castilla-La Mancha

“Muchos días me pregunto a mí mismo cómo he conseguido llegar hasta aquí”. Y él mismo se contesta con una receta incontestable, la fórmula que le ha convertido en una referencia política y humana en Castilla-La Mancha –cuesta creer que se quedará solo aquí- y en el rostro más popular y querido del Gobierno de Castilla-La Mancha: “Poner pasión en lo que hacemos, vivir cada momento como el mejor de nuestras vidas, cercanía, empatía ilusión y ganas, muchas ganas”.

Las fotos de la entrega de la Medalla de Oro de Cruz Roja Española a Juan Ramón Amores

Su discurso tras recibir de manos del presidente de Castilla-La Mancha y del de Cruz Roja en la región la Medalla de Oro de esta institución no daba un respiro a los sentimientos de los presentes. Algunas lágrimas, muchas sonrisas, pero sobre todo gestos y rostros de admiración, junto con dos grandes aplausos de quienes habían sido invitados a estar en el acto, celebrado en el Salón de Tapices del Palacio de Fuensalida. Uno al escuchar los méritos por los que se le concede la Medalla, de forma unánime por el Comité de Distinciones, y otro tras intervenir para agradecerlo.

“Los mensajes que recibo me hacen pensar que el esfuerzo que hago merece la pena” 

“Intento conseguir que mi cabeza no piense en la enfermedad, si no que sea la enfermedad la que piense cómo me va a vencer y esa batalla la tiene perdida, porque tengo el mejor de los ejércitos”, dijo en relación a su familia, a su equipo y a la legión de amigos y seguidores que crece sin parar y que se vuelca en muestras de aplauso y apoyo con él a través de las redes sociales.

Amores siente que su premio le corresponde “solo en una pequeña parte” y que la mayoría de los merecimientos se deben a su equipo y a “los chicos y chicas de Cruz Roja”.

Fue el propio presidente de la Junta quien le sacó del error. “Estoy de acuerdo en casi todo los que has dicho, menos en una cosa. Entiendo por qué quieres compartir tus reconocimientos, pero yo no estoy de acuerdo en eso y lo digo en primera persona, porque me meto en tu equipo. Sin embargo, lo que todo el mundo sabe es que es uno de los reconocimientos más claramente personales y, además, es que creo que tiene que ser así”, dio el presidente, recordando a Amores que la Medalla de Oro de Cruz Roja que desde hoy forma parte de la larga lista de premios y reconocimientos que está obteniendo, es mérito suyo en exclusiva.

Intento conseguir que mi cabeza no piense en la enfermedad, que sea la enfermedad la que piense cómo vencerme

“Cada semana pienso al menos un día que ha llegado el momento de la retirada, pero entonces llega una señal, una muestra de cariño o un mensaje como éste que me llegó ayer miércoles”, dijo. Y leyó: “me alegra mucho vete tus imágenes. Yo lo he pasado muy mal y sin ganas de vivir nuevamente. Pero te digo que tú has sido uno de los motores para en mi caso volver a ver la belleza de la vida…”. Luego saludó a Angelines, de la que dijo que había tomado ejemplo porque ella había luchado y vencido a una grave enfermedad.

Y siguió desgranando su fórmula. “Estos mensajes de gente conocida y de gente que no conozco son el mejor premio, lo que me hace creer que todo el esfuerzo que hago en el día a día merece la pena”.

“Con la ayuda de todos y todas –siguió Amores-, he sido capaz de conseguir que nadie pueda decir lo que me paso a mí cuando me dieron el diagnóstico, que no sabía lo que era la ELA. En Castilla-La Mancha cada vez más gente sabe lo que es la ELA, y se implica para que todos unidos encontremos una solución”.

“La misma ilusión, las mismas ganas, un cuerpo más lento y una cabeza cada vez más rápida”

La ELA ha encontrado en Juan Ramón Amores un terrible rival. Y con gente como él, nadie duda de que la distancia para vencer se acorta.

“Sigo teniendo la misma ilusión y las mismas ganas de trabajar, un cuerpo que me lleva más despacio, pero una cabeza que me intenta compensar esa falta de velocidad…Y, sobre todo, tengo ganas de disfrutar, de llorar, de reír, de amar…”.

Agradecido al apoyo y afecto que recibe del presidente de la Junta, confesó haberse quedado “sin palabras” al conocer la distinción, así como que rápidamente llamó al presiente para mostrarle su deseo de que fuera él quien le impusiera esta Medalla de Oro.

Page: “Es una persona con enorme capacidad y valía”

No tuvo que insistir, porque como el propio presidente de CLM relató “era un tipo magnífico antes de que se conociera la enfermedad, le admiro de antes; es una persona con una enorme capacidad y valía, que responde ante una noticia tan tremenda con lo mejor del ser humano y es verdaderamente increíble lo que Juan Ramón, aquí si con el equipo, ha conseguido como director general de Juventud y Deportes, desde que se destapa su enfermedad”.

“No creo que haya habido en toda España una evolución de la información, el conocimiento y la permeabilidad de la enfermedad como la ha habido en la sociedad de Castilla-La Mancha por la tenacidad de Juan Ramón”.

Con frases como “se cuela en todos nosotros porque se le ve el corazón”, tiene el valor “del optimismo de fondo, de la capacidad de superación” y su “mensaje contagia y se extiende; solo eso, haber ayudado a otras personas a llevar el día a día mejor con su ejemplo, ya merece la pena el esfuerzo”.

“Gracias a ti por ser como eres y a Cruz Roja por decirlo en voz alta”, finalizo su intervención Emiliano García-Page.

Ahora Amores lleva “a cuestas una Medalla que me da una sensación de vértigo… Pero lo mejor es que todavía tengo planes en mi cabeza, planes por cumplir, porque el equipo en el que juego es incansable”.

Jesús Esteban: “¿De qué pasta está hecho este hombre?”

Por su parte, Jesús Esteban, presidente del Comité Autonómico de Cruz Roja, explicó que Juan Ramón Amores cumple a la perfección los principios de la organización, fundada hace más de 154 años y que se rige por valores como voluntariado, generosidad y solidaridad “y si alguien los encarna con sobresaliente estas señas de identidad es Juan Ramón Amores”.

Esteban asegura que la preocupación de Amores por Cruz Roja Juventud está presente desde el primer día y ha contado cómo escuchó emocionado el día que el hoy Medalla de Oro de esta institución, contó en el “Espacio Reservado” de encastillalamancha.es que dos horas después de recibir el diagnóstico de ELA se puso una corbata y se fue a un acto con los jóvenes de Cruz Roja. “¡Yo pensaba…¿ de qué pasta está hecho este hombre?!”, dijo.

“Da un ejemplo a los jóvenes, a los deportistas y por supuesto a la sociedad en general”, expuso el presidente de Cruz Roja CLM, quien también destacó “la calidad humana y la valía de Juan Ramón, de esos nos aprovechamos todos, porque repercute en todos los castellano-manchegos”.

Como diría Juan Ramón Amores: “Acordaros de vivir y, siempre, siempre adelante”.

Acordaros de vivir y, siempre, siempre adelante… Así finalizó Juan Ramón Amores su intervención