La Junta estudia las causas de las grietas

Un estudio no hallaba "problemas estructurales" hace una semana en el edificio desalojado en Guadalajara

La consejera de Fomento, Tita García Élez, se ha personado en el edificio y ha dado algunos de los detalles del problema en el edificio, así como sobre la reubicación de las familias

La consejera de Fomento, Tita García Élez, acude al edificio para comprobar la situación.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha estudia las causas de las grietas que se han producido en el edificio de 48 viviendas que ha sido desalojado en la madrugada del jueves 11 de enero en Guadalajara. Un estudio preliminar de una empresa que contrató la Consejería de Fomento consideraba hace apenas una semana que no existía un problema estructural en el edificio, aunque tras varios días se ha comprobado que las grietas han avanzado de forma considerable.

La consejera de Fomento, Tita García Élez ha dado los detalles del estudio y de la cronología de eventos que se han producido en el edificio de Gicamán en el barrio guadalajareño de Aguas Vivas, tras visitar la zona afectada después del desalojo de las viviendas, que se ha producido de manera preventiva por orden de la Junta.

El estudio se encargó hace menos de dos semanas

El estudio encargado por la Consejería vino a analizar tanto las grietas como otros problemas que habían sido avisados por los vecinos del edificio. Desde el día 31 de diciembre se trabaja en el caso. En menos de dos semanas se han producido diferentes análisis, mediciones y entrevistas con testigos para realizar un informe sobre la situación del edificio, tal y como ha explicado la consejera en declaraciones a los medios.

Alrededor de las 22 horas de ayer se recibió la llamada de un vecino alertando del avance de las grietas en su domicilio. En ese momento, los técnicos del Gobierno regional, a través de la Delegación de Guadalajara, se personaron en el lugar, según asegura la Consejería. Mientras, se procedió al desalojo del inmueble por parte de la Policía Local y los bomberos.

García Élez ha insistido en que la medida preventiva se tomó por el “mínimo riesgo de que pudiera ocurrir algo y para evitar cualquier otro desperfecto que se pudiera provocar”.

Los vecinos, sin más información sobre el realojo

“No hay mejor cosa que ser prudente cuando se trata de la seguridad de las personas, donde todos los esfuerzos son necesarios”, ha señalado la consejera de Fomento esta mañana y ha confirmado que desde el Gobierno regional se está actuando “con prudencia y rapidez para que la gente regrese, siempre que así se indique por parte de los técnicos, a sus casas de forma segura”.

Aun así, los vecinos del edificio no conocen más detalles sobre el regreso a las viviendas, según ha podido conocer este periódico. No han sido informados ni sobre actuaciones de la Junta ni sobre cuándo podrán regresar a las viviendas, aunque muchos inquilinos han podido acudir a sus casas para recoger materiales en estas horas.

Además, se avisa de una concentración a las puertas del edificio, que se llevará a cabo esta tarde a las 16:00, sin haber más detalles sobre la convocatoria de la misma.

En todo momento, García Élez ha emplazado a garantizar la seguridad a los vecinos, de forma previa a los informes de los técnicos, ya que serán los que harán “una valoración que podrá determinar “el alcance y marcará la hoja de ruta de las actuaciones que haya por delante”.

En breve ampliamos esta información