Trierenberg Super Circuit

La mejor foto del mundo de montaña es una imagen del "toledano" Iván Ferrero… ¡Admírala!

Una fotografía realizada por Iván Ferrero en 2017 y que esperaba a ser revelada en un disco duro ha ganado la medalla de oro del Trierenberg Super Circuit austriaco en la categoría de montaña… Contemplar la foto es aplaudir la decisión del jurado

Pues sí, una foto espectacular de Iván Ferrero. Foto - Iván Ferrero

“Me siento muy contento… Conseguir tres años seguidos el premio...(el año pasado fueron dos medallas), es algo de lo que puedes sentirte orgulloso, porque es verdaderamente complicado”. De esta sencilla manera explica Iván Ferrero a encastillalamancha.es sus sensaciones tras haber obtenido la medalla de oro a la que puede considerarse la mejor foto de montaña del mundo, por el prestigio del concurso que la ha premiado.

Una maravillosa imagen, como todas las que realiza y a las que nos tiene acostumbrados este policía nacional, fotógrafo en su tiempo libre y toledano de adopción.

Y es que, como ha contado a este periódico y ha compartido en sus redes sociales, Iván Ferrero ha ganado por tercer año consecutivo la medalla de oro en la categoría de Montaña en el prestigioso certamen fotográfico Trierenberg Super Circuit.

El concurso de arte fotográfico más grande del mundo

El Súper Circuito de Trierenberg, en Austria, se subtitula “el concurso de arte fotográfico más grande del mundo” y desde hace varias décadas premia a las mejores fotografías del mundo en diferentes estilos y elegidas por un jurado entre miles de imágenes que participan cada año.

Ferrero ha conseguido otra vez la máxima distinción con una preciosa fotografía de los Dolomitas, una coordillera italiana de espléndidas montañas y valles espectaculares.

Es la segunda vez que una imagen tomada en este paisaje le proporciona a Iván Ferrero la medalla de oro, que también consiguió en 2018 con fotos de Tenerife y los Dolomitas.

La foto es de 2017 y esperaba a ser revelada en un disco duro

“La foto la hice en los Dolomitas, cerca del lago Limides, en un viaje fotográfico con dos amigos en mayo de 2017”, pero aún permanecía sin revelar a finales del año pasado. Oculta, como si el destino supiera que aún no era el momento de salir a la luz. “Estaba ahí almacenada en el disco duro, esperando…” nos explica Iván.

Pero finalmente la reveló, la presentó al Trierenberg Super Circuit y se produjo el más difícil todavía: medalla de oro en la categoría de montaña, la tercera en tres años consecutivos.

Aún así, presentó varias fotos, porque nunca sabes realmente cómo se conjugarán los factores de “suerte y sorpresa” que se dan para ganar un concurso, explica Ferrero.

Aunque aún no sabe si podrá recoger personalmente el premio, ya que la gala se celebra en el mes de octubre en Austria, donde sí pudo acudir para recibir los dos anteriores.

“A veces lo que parece imposible se hace realidad”, ha expresado el fotógrafo en sus redes sociales para describir cómo se siente al conseguir año tras año -¡y van tres!- el máximo premio del Trierenberg Super Circuit en la categoría de montaña.