Reciente Placa de Plata del Gobierno regional

El mejor kárate de base se encuentra en Toledo y responde al nombre de club Kidokan

Lideran el ránking y el número de licencias en CLM y cosecha medallas mundiales en las categorías inferiores

El club de kárate Kidokan de Toledo acaba de ser reconocido por el Gobierno de Castilla-La Mancha con la Placa de Plata, lógico si se tiene en cuenta que lidera el ránking regional y forja a jóvenes talentos que ya brillan a nivel internacional, así, en 2015 se convirtió en el tercero mundial tras los excelentes resultados que logró en la Copa del Mundo, para karatekas de entre 12 y 18 años.
Su director Álvaro Jiménez Carmona admite que ya miran con ilusión los próximos Juegos Olímpicos, que serán los primeros de este deporte, teniendo en cuenta la promoción que hace el club toledano de sus brillantes promesas.

“Ilusión”. Así define Álvaro Jiménez Carmona, director de la escuela y el club de kárate Kidokan (Toledo), lo que sienten después de que el Gobierno de Castilla-La Mancha les haya concedido la Placa de Plata tras una década de “currarse” el kárate de base, como lo explica su director, cuyo club cumplió dicho aniversario el pasado 10 de agosto.

“Ilusión por los profesores, monitores y alumnos”, dice refiriéndose un club que de unos pocos años a esta parte se ha convertido por derecho propio en un referente a nivel nacional e incluso internacional. Y si no, ahí están los resultados: en 2015 se convirtió en el tercero mundial tras los excelentes resultados que logró en la Copa del Mundo, para karatekas de entre 12 y 18 años: Daniel Martín, David Molina y Alejandro Ortiz se colgaron la medalla de oro, Anabel Palomo la de plata y Nuria Paños y María Espinosa la de bronce.

Precisamente María Espinosa es una de las joyas más preciadas del club toledano: ha sido tercera de Europa en las categorías cadete y júnior (-55 kilos), la misma brillante karateka que se ha proclamado hasta cuatro veces campeona de España (dos veces en categoría cadete y otra dos en júnior). Pero María Espinosa es más que una joven promesa, es una realidad: con solo 18 años quedó en tercer lugar en la reciente Copa Iberoamericana, ya en categoría absoluta y con la Selección, donde se ganó el derecho a participar tras ser séptima en el Campeonato Mediterráneo celebrado el pasado mes de septiembre en Toledo, evento que citó a los mejores a nivel internacional.

La lista de jóvenes talentos del Kidokan no se detiene en los citados ni en María Espinosa, ya que Francisco García ha sido asimismo tercero de Europa en la categoría cadete para menos de 70 kilos. Además, Roberto López Rey ha sido campeón de España cuatro veces en las categorías juvenil, cadete y júnior. Y en la Copa del Mundo de Umag de 2014, Iván Manchón Martín fue plata en júnior y José López Roldán, bronce en la misma competición.

En los últimos tiempos, el Club Kidokan de Toledo logró 23 medallas en el Regional cadete júnior, convirtiéndose en el primer club de Castilla-La Mancha por quinto año consecutivo. Asimismo, el Kidokan lideró el medallero en el reciente Campeonato Internacional de Cepsa.

CON LA VISTA PUESTA YA EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Como el kárate ya es deporte olímpico en los próximos Juegos, el director del Kidokan admite que ya tienen la ilusión de poder “colocar” a alguno de sus jóvenes valores, como la misma María, en la gloria olímpica.

Por otro lado, Álvaro Jiménez incide en la promoción del kárate base que realizan, tanto en los colegios como en las localidades donde el club está implantado, léase la misma Toledo, Polán y Navahermosa.

Por último, el director de este club toledano practica el karate desde los 12 años (ahora tiene 30). A lo largo de su carrera ha aportado 14 medallas en competiciones nacionales formando parte de la Selección de Castilla-La Mancha. Ha competido en numerosos torneos internacionales y ha llegado a proclamarse campeón de Europa universitario. Licenciado en Ciencias del Deporte, tiene un máster por el Comité Olímpico Internacional y es “coach” (entrenador) internacional. Lo suficiente como para forjar a futuros valores del karate a nivel regional, nacional e internacional.

Hace poco el Kidokan fue el primero en el Campeonato internacional de Cepsa.

María Espinosa fue bronce ya sénior en la última Copa Iberoamericana.