Todo un ejemplo de superación

Juan Beltrán, el joven de Apace que es uno de los mejores nadadores de Castilla-La Mancha

Este deportista toledano, discapacitado intelectual, cuenta cómo su deporte favorito le ayuda a superar una escoliosis (desviación de la columna vertebral) que sufre desde la infancia

Juan Beltrán, el nadador toledano que desafía a la escoliosis Foto - Rebeca Arango

El nadador toledano Juan Beltrán Corroto es todo un ejemplo de superación a través del deporte.

Con una discapacidad intelectual, la práctica de la natación le ha servido, además de para desarrollarse como persona practicando el deporte que le apasiona desde chico, para superar una escoliosis (desviación lateral de la columna vertebral) que le llevó al quirófano, tras cuyo paso puede mostrar unas cicatrices que dan escalofríos, sobre todo la que le atraviesa casi toda la espalda.

La cicatriz principal que le dejó la operación le atraviesa casi toda la espalda

Su orgulloso padre, Segundo, explica que es precisamente la natación la que le ha posibilitado una mejor calidad de vida, dadas las circunstancias. La natación ha sido para Juan toda una bendición. Y le ha ido muy bien. De hecho, ha llegado ser campeón de Castilla-La Mancha, en 50 y 100 metros libres, en Campo de Critana.

Juan Beltrán, como pez en el agua a favor de la superación

A Juan Beltrán, miembro de Apace (Asociación de Ayuda a la Parálisis Cerebral “Virgen del Valle”), lo que le gustado más siempre es el crol. “Siempre el crol, aunque la braza y la espalda también se me dan bien, pero la mariposa no puedo por la escoliosis”, afirma.

Juan Beltrán empezó a nadar a los siete años (ahora tiene 33). Él mismo relata que empezó porque los médicos le dijeron que lo mejor para combatir la escoliosis era la natación. “La natación me ayuda mucho”, asevera. Fue a los 18 años cuando empezó a competir.

Juan Beltrán, el campeón toledano de natación discapacitado intelectual
Juan Beltrán, el campeón toledano de natación discapacitado intelectual.

Sobre su manera de nadar, Juan comenta que “antes sí iba bien en velocidad, ahora mejor en resistencia, por la edad”.

¿Nadador o nadadora preferido? Mireia. Felps no, después de leer que se drogaba

Cuando se le pregunta por su nadador o nadadora preferidos, contesta en seguida: “Mireia (Belmonte), porque Felps, después de lo que leí en el Marca y en el As de que tomada drogas, ya no me gusta nada”, explica.

Juan Beltrán sigue entrenándose tres horas semanales en invierno, en veranos todos los días, en la piscina del Salto del Caballo.

De la escoliosis le operaron siendo muy joven. “La tenía como una ‘s’, y por eso nos recomendaron la operación (hubo un momento en que las costillas flotantes le presionaban el pulmón)”, explica el padre.

Tiene puestas dos varillas de titanio que le han fijado la columna

Cuenta Segundo que, siendo chico, durante dos o tres años le pusieron un corsé. “Aun así no se le corregía hasta que le operaron, tras lo cual tiene puestas dos varillas de titanio que le han fijado la columna; le han hecho revisiones y sigue bien, no le molestan, las tiene fijas gracias a la natación”, añade.

“La natación le ha fortalecido los músculos, la espalda, hasta el punto de que no ha tenido ningún contratiempo”, prosigue. La operación solo le ha originado un problema: se le hinchan los pies porque no se le drena el líquido linfático: “Se ve que le tocaron algún depósito linfático, tras dos operaciones en 10 días”…, explica Segundo. La natación también le viene bien para eso.

Su singladura

Desde los cinco a los 12 años estuvo en el colegio de Tavera, después lo llevaron a uno de educación especial en Majadahonda (Madrid), donde permaneció hasta los 18 años. Y de ahí, al centro ocupacional de Apace, donde permanece desde esa edad.

Resultados

Entre los buenos resultados de Juan, destacan:

Su mejor actuación en un Campeonato de España fue un quinto puesto; con Castilla-la Mancha, por relevos, ganó el Campeonato.

Batió el récord de Castilla-La Mancha en 2008 y 2009, en 50 y 100 metros, en crol, proclamándose campeón. Y ha sido campeón regional en 50 y 100 metros desde entonces hasta 2014.

En 2011, en el Campeonato de España de Cádiz, fue séptimo en 200 metros, octavo en 100 y 11º en 50 metros.

Asimismo, en el Campeonato de España de Cádiz de 2013, Beltrán fue octavo en 100 y 200 metros.

Y hace no tanto tiempo, destacó su noveno puesto logrado en el Campeonato de España por Comunidades de Cádiz (200 metros), en 2016 (en 100 metros fue el 14º).

Otro de sus méritos lo cosechó en 2008, cuando la Diputación de Toledo le propuso un reto, entre otros seis discapacitados: la Travesía del Estrecho, por relevos. Juan hizo dos. “Mis compañeros Juan fueron Juan Diego, Miguel, Álvaro, Silvia, Sandra…(se le olvida el último)”, recuerda.

Juan va a seguir mientras el cuerpo aguante: “¡Vamos, lo tengo tan claro!…” ¡Y al agua…!

Juan Beltrán, en la piscina del Salto del Caballo
Juan Beltrán, en la piscina del Salto del Caballo.