Javier López, presidente

"En Eurocaja Rural hemos puesto el paso corto, pero la vista muy larga, y no descartamos cruzar las fronteras"

El 20 de abril "nació" Eurocaja Rural, el último paso de transformación, renovación y expansión de la Caja Rural de Toledo creada hace más de medio siglo. Han cambiado el fondo, las formas y los nombres propios, como el del presiente, Javier López Martín, médico de profesión y un ejecutivo muy alejado de los estereotipos de la cooperativas de crédito. El plan, diseñado por el director general, Víctor Manuel Martín, desde que asumió el mando en agosto de 2011 prevé incluso cruzar las fronteras españolas

Foto - Rebeca Arango

El 20 de abril la asamblea general de Caja Rural Castilla-La Mancha aprobó un cambio de nombre que conlleva una nueva estrategia, la más ambiciosa de las acometidas hasta ahora por la cooperativa de crédito creada en Toledo hace algo más de medio siglo. La hoja de ruta de Eurocaja Rural incluye expansión por todo el territorio nacional y digitalización, al mismo tiempo que se mantienen oficinas presenciales en municipios muy pequeños donde el resto de entidades cierra.

Además, Eurocaja Rural mantiene su decidida apuesta por competir en solitario en la carrera crecientemente compleja del sistema financiero, en la que casi todos los demás actores buscan tamaño a base de fusiones o similares operaciones.

De todo ello hemos hablado con Javier López, presidente de la entidad desde noviembre de 2012, cuando sustituyó al que lo había sido durante casi tres décadas, Andrés Gómez Mora, un hombre del campo y las cooperativas. López, 46 años, médico y experto en gestión fue la primera piedra de la escalada de cambios que vive la Caja y que, en realidad, comenzaron con la llegada de Víctor Manuel Martín a la Dirección General en agosto de 2011. Bajo su timón se ha llevado a cabo el mayor crecimiento de la entidad en todos los aspectos y su modernización.

 

Les ocupa y les preocupa crecer y crecer, pero aseguran que lo harán de manera “responsable”, ligando servicio, negocio y rentabilidad. Así fue la charla de encastillalamancha.es con Javier López.

El cambio de nombre de Caja Rural Castilla-La Mancha a Eurocaja Rural parece también un giro en la hoja de ruta de la entidad. ¿Cómo están transcurriendo los primeros pasos de esta nueva etapa?

Estamos aún abrumados de los éxitos del cambio de imagen. Por donde estoy pasando y por donde voy creo que la gente lo ha entendido y que es algo positivo que entienda el proyecto la gente de fuera y no solo la gente de dentro. Nos debemos a nuestros socios y clientes y nos alegramos de que hayan entendido la estrategia del cambio.

“Nunca vamos a renunciar a nuestras raíces ni a nuestro origen”

¿Cómo ha recibido el cambio de hoja de ruta el mercado? ¿Y la competencia?

A este presidente le gusta hablar de lo suyo, no de lo de los demás. Nosotros trabajamos por nuestros socios y clientes y buscamos cuál es nuestro camino y nuestro objetivo. En la competencia unos lo entenderán y otros no, pero al fin y al cabo nos debemos a nuestra gente. No hemos cambiado por nuestra competencia, sino por nosotros. Siempre con el apellido Rural y sin renunciar a nuestras raíces ni a nuestro origen.

Una de las primeras metas es abrir más de 40 oficinas este año en la Comunidad Valenciana. Si en el mundo entero el sector cierra oficinas, por qué Eurocaja Rural las abre… ¿Las piensan dedicar a algo más que el negocio meramente financiero?

Nuestro modelo de negocio tiene una sensibilidad especial, que es escuchar lo que quiere la gente, y el ciudadano está demandando servicios financieros; es decir, que mientras otros cierran, nosotros abrimos, como suele decir el director general. No sé el número de oficinas y agencias que vamos a abrir, pero sé que vamos a rebasar los 400 puntos de venta muy pronto. También es una expansión responsable, en aquellos puntos donde hemos detectado que se necesitan servicios financieros o que nos han llamado por este motivo. Tras una análisis y reflexión profundos se decide y vamos a estar allí donde nos llamen y nos demanden servicios. Hoy por hoy hay muchísimos puntos en los que no hay acceso a los servicios financieros y este presidente, que viaja por muchos sitios pequeños, sobre todo del mundo rural, lo ve.

Hacemos una expansión responsable y eso quiere decir que el negocio tiene que acompañar el servicio y viceversa

¿La expansión está más enfocada al mundo rural o al urbano?

Donde nos demanden. Es verdad que estamos abriendo también en capitales, como Valencia. Y seguramente en alguna otra capital. Como ha dicho el director, en 10 años estaremos en el 50 por 100 del territorio nacional. O a lo mejor más. E incluso podemos traspasar las fronteras. A lo mejor, porque esta entidad estudia todo, analiza todo y no renuncia a ninguna oportunidad que pueda existir para el negocio, para la entidad, para los socios y para los clientes.

Crecer, crecer, crecer obsesivamente se llevó por delante a casi todas las cajas de ahorro hace unos años en la crisis económico y financiera. ¿Qué precauciones toma Eurocaja Rural para no caer en aquellos males?

Te decía que es una expansión responsable y eso quiere decir que el negocio tiene que acompañar el servicio y viceversa. Y la rentabilidad. Llevamos mucho tiempo dando pasos cortos con la mira muy lejos. Cuando damos un paso le damos tremendamente convencidos de que va a ser bueno. Hoy por hoy, los cimientos de esta entidad, el rigor con que se trabaja y los criterios de concesión de crédito son muy rigurosos, nos ha ido muy bien. Nadie puede poner la mano en el fuego, pero se está haciendo un trabajo muy serio y riguroso, com muchísimo análisis.

Javier_Lopez_5
Javier López, presidente de Eurocaja, defiende una expansión

 

¿No van a caer en las tentaciones de acudir a inversiones en proyectos, vía corporaciones industriales o cualquier otra fórmula…? Van a seguir creciendo a su manera…

Vamos a seguir trabajando con nuestro modelo de negocio, que nos ha ido bien. Pero, insisto, no descartamos ninguna opción ni posibilidad de negocio, siempre y cuando el análisis sea riguroso y no nos volvamos locos. El director general es una persona que tiene la cabeza muy bien amueblada, sabe dónde tiene que poner la mirada, sabe dónde tiene que dirigir a los equipos y, no descartando ninguna posibilidad de negocio, estamos abiertos a crecer, pero siempre de manera responsable, con unos cimientos muy sólidos, como los que tenemos.

Cuando dice estamos abiertos, ¿en realidad quiere decir que tienen encima de la mesa proyectos de inversión para valorar si entran en ellos? ¿Están valorando entrar como inversores en grandes proyectos locales o regionales?

Ahora mismo no, pero si llegan se estudiarán. Cuando han llegado se han estudiado y se han descartado porque entendemos que no es el fin de una cooperativa de crédito, de una entidad de economía social, dedicar su negocio a una parte que no es para lo que ha nacido. Pero, aún así, estudiamos todas las posibilidades.

“No vimos oportuno invertir en Puy du Fou”

¿Entre los proyectos que dicen que se han estudiado y se han descartado está el parque de Puy du Fou en Toledo?

Fue un análisis que los equipos técnicos valoraron, se vio el informe correspondiente y no se vio oportuno participar de esa inversión, como de algunas otras que también han estado encima de la mesa.

¿Por qué lo rechazaron: no veían viabilidad, por la filosofía de la entidad…?

Sobre todo por filosofía de la entidad. Entendemos que Puy du Fou puede ser un proyecto bueno y bonito, pero al fin y al cabo esta cooperativa de crédito se debe a sus socios y a sus clientes y entendíamos que no estaba entre sus objetivos invertir en ese tipo de proyectos.

¿Algún proyecto más descartado, de esos que acaparan titulares?

Estudiamos muchas posibilidades. A esta entidad llegan muchos proyectos y muy diversos. Es cierto que esta entidad solo asume los riesgos que cree que tiene que asumir, porque así nos ha ido bien. En momentos del boom no participamos en el negocio del ladrillo, se participó muy poco. Y yo creo que por aquella situación estamos hoy como estamos. Ha habido otras entidades que participaron mucho y han llegado donde han llegado.

¿La expansión territorial será abriendo nuevos puntos o comprando redes de oficinas de otras entidades?

Tenemos todas las posibilidades. En alguna ocasión hemos comprado puntos de otras entidades que han cerrado y otros son puntos nuevos. Igual que los recursos humanos, algunos son nuevos y otros vienen de otras entidades. Lo bueno es abrir, el cómo es una cuestión meramente técnica de ver cómo favorece más a la entidad.

“Si hay alguna oportunidad de operación corporativa, se estudiará”

Crecer en tamaño es lo normal en el sector financiero actual, pero vía fusiones. Crecer en solitario solo lo intenta Eurocaja Rural. ¿Tienen alguna fórmula desconocida por el resto? ¿Están cogiendo tamaño para tener músculo cuando las fusiones sean una realidad inevitable en el sector de las cooperativas de crédito?

Puedo descartar ahora mismo… La opción segunda no es la real. El modelo de negocio de viajar solos nos ha ido bien. Creo que se ha hecho un grandísimo trabajo y que en 2011, cuando se cambió la denominación a Caja Rural Castilla-La Mancha, se aprobó un plan de expansión que ha demostrado su éxito y este Consejo Rector tiene muy claro que viaja solo. También le digo que si hay alguna oportunidad de alguna operación corporativa, se estudiará. Pero no es una cuestión de ganar músculo.

Quiero decir que ni a su Consejo Rector ni a sus analistas se les escapa por dónde va el sector financiero en el mundo y la idea de que el Banco de España empezará a exigir fusiones al sector de las cooperativas de crédito.

Creo que tiene más información que yo, porque yo eso -y le garantizo que acudo a muchas reuniones tanto de la patronal como del Banco de España-, las directrices que hay es ser rentable y ser eficiente. Es verdad que hay algunas entidades muy pequeñas y tendrán que plantearse en su momento… No por el tamaño, sino por la rentabilidad y por la eficiencia. Hoy somos una de las entidades más solventes del país y así lo han demostrado los datos del ejercicio de 2017 y no vamos a cambiar nuestro modelo de negocio.

Somos una de las entidades más solventes del país y no vamos a cambiar nuestro modelo de negocio

¿Cuál es el objetivo en términos de balance y clientes que se ha planteado Eurocaja Rural junto a la expansión territorial? ¿La obra social?

No nos planteamos llegar a un volumen de negocio, estudiamos posibilidades de negocio, demandas de lugares o puntos donde se pueden abrir oficinas o agencias de la entidad y lo que hacemos es que punto que abrimos, punto que intentamos que sea rentable. Y, además, que dé servicio a aquellos sitios donde no llegan otras entidades o están cerrados. No nos marcamos un objetivo numérico, sino crecer poco a poco y de manera razonada.

“Somos la primera cooperativa de crédito de CLM, la tercera caja rural de España”

Eurocaja Rural es un actor principal del ecosistema económico de Castilla-La Mancha, al que acuden el sector público y el privado… ¿Qué esperan ustedes de ellos?

Esta entidad está con las manos abiertas para prestar dinero. Lo que nos gustaría es que tanto la Administración como el sector privado hagan crecer esta región, que tiene muchas posibilidades. Tenemos un gran sector primario, que es tan importante para el sector público como para el privado. Y nosotros como entidad de referencia, porque somos la primera cooperativa de crédito de Castilla-La Mancha y la tercera caja rural del país, podemos apoyar y ayudar mucho a que esta comunidad llegue al éxito.

¿Qué saltos cree que tiene que dar esta comunidad, tanto en el sector público como en el privado?

Creo que sí, que tenemos que quitarnos ese marchamo que tenemos de una comunidad de segunda. Aquí hay talento y empresas como para situarse a la vanguardia de la economía nacional. Las cosas se están haciendo bien por la empresa privada, la administración también aporta su granito de arena y yo creo que tenemos que saber que la gente de esta tierra es gente con talento, gente que innova… Quizás hayamos estamos muy olvidados en este territorio, pero hemos demostrado, ahí están las exportaciones de los últimos años en esta comunidad, que yo creo que del brazo de Eurocaja Rural seguramente llegue más lejos en los próximos años.

“Hemos puesto el paso corto, pero la vista muy larga y no descartamos cruzar las fronteras”

Cuando hablan de expansión internacional, ¿piensan en el modelo de España, abriendo oficinas, o en algún otro tipo de asociación?

Es una posibilidad más. Somos Eurocaja Rural, hemos puesto la vista a muy largo; el paso corto, pero la vista muy larga y no descartamos cruzar las fronteras.

Hay una asignatura pendiente en el sector primario, que también lo es de esta entidad: faltan mujeres en la foto finish…

Bueno… Prácticamente el 50 por 100 de la plantilla son mujeres. Desde 2009 a 2017 se ha pasado de un 64,94 por 100 de hombres y un 35,06 de mujeres en la plantilla a un 54,8 y 45,1, respectivamente. En el Consejo Rector también hay mujeres. En 2011 aprobamos un Plan de Igualdad y la conciliación de la vida personal y familiar, además de un Protocolo de Prevención del Acoso Sexual en el Trabajo. ¿Es una asignatura pendiente? Yo creo que esta entidad va por delante de la mayoría. Buscamos talento, buscamos mujeres que aporten, porque creo que tienen mucho que aportar y que decir. Tiene mucha capacidad de trabajo. En la anterior empresa en la que estaba he trabajado mucho con mujeres y creo que aportan mucho talento y mucha visión y ese sexto sentido que tienen, que nos falta a muchos.

Me gustaría que hubiera más, pero Eurocaja Rural va por delante de la mayoría del sector en la incorporación de mujeres

¿Está de acuerdo con las medidas de discriminación positiva para que haya más consejeras y directivas en las grandes empresas?

Estoy totalmente de acuerdo.

¿Le gustaría que hubiera más mujeres en el Consejo Rector y en la foto finish de Eurocaja Rural?

A mí, sí.

 

“La Fundación es una máquina imparable que toca todos los palos”

Una de las grandes áreas damnificadas por la crisis financiera ha sido la obra social de las entidades. ¿Se va a beneficiar la Fundación de este cambio de marca y estrategia?

En los últimos años la Fundación de esta entidad ha dado pasos muy importantes. Primero, porque estudiamos cuáles son los colectivos que más necesitan de nuestra Fundación, que es el corazón de la entidad. Hemos llegado a colectivos excluidos, marginales, pero también a emprendedores, directivos… El 12 por 100 de los excedentes del año van dedicados a la Fundación, con la que creo que hacemos una gran labor. Le digo al gerente, Vicente Muñoz, que cómo se puede hacer tanto en tan poco tiempo, porque es una máquina imparable que toca todos los palos, incluida la mujer. Ahí está la Universidad de la Mujer Rural, que esta entidad puso en valor y que han llegado los éxitos contando con las mujeres de esta tierra. Seguiremos apostando por la sociedad allí donde estamos y allí donde estemos.

¿Va a crecer la cartera de productos de la entidad con algún nuevo producto con el que sorprender o captar nuevos mercados?

Siempre estamos trabajando en eso. Siempre hay que dar algo distinto que marque la diferencia con el sector. Se trabaja y hay algunos productos en los que somos pioneros, no solo en financiación de empresas, sino de autónomos y colectivos más pequeños. El departamento técnico de la casa no descansa.

¿Les están pidiendo lo mismo fuera que dentro?

En líneas generales, sí. Lo que quieren es financiación y financiación barata y poder desarrollar su negocio. Pero luego es verdad que cada comunidad tiene su modus operandi o su sector prioritario.

Nos piden lo mismo en todos sitios: financiación y financiación barata para desarrollar el negocio

Una reflexión personal para terminar… ¿Cómo se ha adaptado al cambiar la bata blanca de médico al verde corporativo de Eurocaja; del hospital de Solimat al mundo financiero?

Ha sido un paso importante en mi vida, pero también muy bonito. Estoy teniendo el privilegio diario de presidir esta entidad. Sobre todo por el corazón de esta casa, que son los empleados y a ellos este presidente les debe mucho. El paso ha sido fácil porque ellos te lo hacen fácil.

No debió ser fácil sustituir a un hombre tan carismático como Andrés Gómez Mora, que además era “nativo” del campo y el sector cooperativo y que había sido presidente casi 30 años…

Ya lo dije el día que tomé posesión y lo repito. Dije me lo pones muy difícil Andrés Gómez Mora, pero voy a intentarlo. Andrés y yo somos personas muy distintas, pero tenemos en común los valores, que son los de esta entidad. Le tengo mucho aprecio, muchísimo cariño y he aprendido mucho de él. Voy a intentar, como poco, quedar a su altura. Pongo todo mi empeño en trabajar por llevar a esta entidad como se merece.

Javier_Lopez_
Javier López, presidente de Eurocaja Rural.