Está en la misma localidad

El embalse de La Fuensanta, vaciado para el regadío, no puede ayudar en Yeste porque no tiene agua

La localidad albaceteña de Yeste lleva siendo azotada por la llamas de un colosal incendio desde el pasado jueves 27, ya van más de 2.000 hectáreas calcinadas. Pero además, las trabas a su extinción se sobreponen, el embalse de La Fuensanta, en el propio municipio, no tiene agua para ayudar a su extinción

El embalse de La Fuensanta con la columna de humo del incendio de Yeste en el fondo. Foto - Paco de la Rosa

Ni los más de 150 medios y ni 700 personas que han participado en las tareas de extinción del incendio han logrado controlar, de momento, el incendio que desde hace cinco días arremete contra la Sierra del Segura. Precisamente en la cuenca del río que da nombre a la sierra se encuentra el embalse de La Fuensanta, cuya presa se ubica en Yeste, pero los hidroaviones y los helicópteros no puede recargar en él por otra situación dramática: no tiene existencias porque lo han desaguado para cubrir la escasez de agua en los regadíos por la sequía.

DGAcKeqXgAArykN
El embalse de La Fuensanta con la columna de humo del incendio de Yeste en el fondo

Esta noticia la daba hace una semana el periódico la Opinión de Murcia, el pantano de La Fuensanta se queda seco, la demanda de agua de los regantes hizo a la Confederación Hidrográfica del Segura tomar la decisión de “secar” el pantano para atender a las necesidades de agua en un año crítico por la sequía.

La situación del pantano de La Fuensanta ya se venía tornando pésima desde la primavera, donde apenas alcanzaba el 12 por 100 de su capacidad.

Ahora los medios aéreos que luchan por apagar las llamas tiene que desplazarse entre 35 y 40 kilómetros hasta El Tranco Beas y El Cenajo.

Los medios de extinción trabajaban durante la madrugada para combatir el fuego. Así lo mostraba Infoca en su cuenta de Twitter.

Más de 2.000 hectáreas calcinadas y el fuego, sin control en la zona de El Pardal

Ayer se conocía que las llamas ya habían afectado 2.000 hectáreas. En el último parte en la web de incendio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en Yeste están trabajando 58 medios y 373 personas.

También el domingo eran evacuados los vecinos de siete pedanías. Se trata de los vecinos de Morepeche, Los Ignacios y Tejeruela, quienes han sido trasladados hasta Yeste, mientras que los de Cañada-Morote, Casas de Francisco y Casas del Collado y El Pardal, están siendo alojados en Molinicos.

Durante la noche el incendio ha seguido muy activo y el foco de la Celada ya ha superado el valle del río Mundo y está por la zona de El Pardal.

De momento la pedanía de Molinicos no ha sido alcanzada por las llamas, aunque ya fue desalojada en la tarde de ayer.

Cinco días de pesadilla

El incendio de Yeste en la pesadilla de la que no logran despertar en Albacete. Ya son cinco días ardiendo y todavía no se ha logrado cerrar el perímetro del fuego. La meteorología está siendo un aliciente más para que se propague. Las poco habituales condiciones de baja humedad durante la noche están siendo un handicap para los retenes que trabajan “sin descanso” para acabar con esta catástrofe medioambiental.

En las tareas para acabar con las llamas trabaja el dispositivo del Infocam, la Unidad Militar de Emergencias (UME), medios del Andalucía, Murcia y Valencia, bomberos de la Diputación de Albacete. Además de Guardia Civil, Protección Civil, Agentes Medioambientales Cruz Roja y miembros del Sescam de Castilla-La Mancha.