Artículo de opinión

"¿Por qué nos odiáis tanto?", por Antonio Conde, del Consejo de Caza de Toledo

El autor, vocal del Consejo Provincial de Caza de Toledo, critica a Page haber cedido ante Podemos traicionando sus promesas al sector cinegético y califica a Podemos de moderno partido comunista que odia al mundo rural

Artículo de opinión de Antonio Conde, vocal del Consejo Provincial de Caza de Toledo, sobre las modificaciones de Ley de Caza que va a presentar el Gobierno de Castilla-La Mancha a las Cortes:

Sea dicho en primer lugar que mi primigenia ideología, por encima de la política (que la tengo, claro) es el mundo rural, al que pertenezco por derecho y por vocación y en el que coexisten quienes llevan boina y corbata, pese a que el mundo urbanita crea que el hombre rural duerme en establos y que sólo lo es el que lleva mono de trabajo y maneja ganados o tractores. Esa es una perspectiva usual y equivocada con la que estamos acostumbrados a vivir.

“La pretendida superiodidad intelectual y moral de los urbanitas”

También lo estamos a soportar una pretendida superioridad intelectual y moral de los urbanitas, con los que, en cualquier caso, formamos un mismo pueblo, una misma región y una misma nación. Pero jamás habíamos vivido y sufrido un caso de tan absoluto desprecio, de odio, de intento de sometimiento como el que tenemos hoy día.

El que en nuestra región la política rural y medio ambiental sea una simple moneda de cambio, o a veces instrumento de lanzamiento y propaganda de un líder regional, no es nuevo. Pero sí lo es que el partido en el gobierno necesite para mantenerse a otra formación política que odia al mundo rural y a todos sus fundamentos, (quizás porque en él tiene escaso apoyo) y no se prive de atacarlo con el descaro de quien hoy se sabe imprescindible y con el hambre de quien está deseoso de poder y sólo le dejan saborear las migajas de su más odiado enemigo.

El desencuentro del mundo rural con el comunismo no es nuevo en la Historia, como tampoco la virulencia con las que el radicalismo marxista ha saldado hasta ahora esas desavenencias por todas las civilizaciones. Tal vez porque la propiedad privada es parte de nuestra esencia, o porque el respeto a lo ajeno nos es consustancial. Quizás por esa curiosa cabezonería en no querer servir de meros figurantes de un paisaje de fin de semana y preferir vivir del agro y de su entorno.

El moderno partido comunista, Podemos, ha sido coherente en su odio al mundo rural y ha hecho valer su apoyo al gobierno regional exigiendo escandalosas modificaciones en la Ley de Caza

Sea por lo que sea, el moderno partido comunista, Podemos, ha sido coherente en su odio y ha hecho valer su apoyo al gobierno regional, exigiendo unas escandalosas modificaciones en la Ley de Caza que torpedean al mundo rural en su línea de flotación.

“No hay causa lógica en querer destruir una parte de la idiosincrasia de nuestra región”

No hay causa lógica en querer destruir lo que constituye una parte de la idiosincrasia de nuestra región, que ha forjado su historia y hasta su arte, si no subyace un odio irracional que niega la existencia de lo diferente y que se alimenta de un adanismo basado en la creencia de una superioridad, sólo producto de su mediocridad.

Aunque aún es más ilógico que, quienes durante tanto tiempo se han dado baños de ruralismo (bien es cierto que impostado), consideren residuo prescindible a esa parte tan importante de nuestra sociedad y que estimen que es una contraprestación aceptable para garantizar su trono, sus laureles y la continuidad de un alto salario que nunca supieron ganarse fuera de la política; y nunca sabrán.

Page ha traicionado todas las promesas de moderación y de consenso hechas al mundo de la caza

Hoy Emiliano García Page ha traicionado todas las promesas de moderación y de consenso hechas al mundo de la caza (indisoluble con el resto del mundo rural) y ha apoyado las exigencias de quienes nos odian. Desde hoy habrá un antes y un después en la confianza que podamos esperar de quienes arrastran su palabra y su moralidad por el fango de las treinta monedas y se entregan al lujurioso juego del poder como un todo, abrazando a la barragana del odio a lo distinto. Queda para nosotros ser capaces de cerrar filas sin que haya resquicios producto de pagos ventajosos y prebendas infames. Quien quiera entender que entienda.

Antonio Conde Bajén (vocal del Consejo Provincial de Caza de Toledo).