2017 se va como si nada hubiera ocurrido, pero no ha sido así

Una bomba informativa, el regreso de un asesino y una ciudad se muere

En las Cortes, a la gran mayoría, de un partido u otro, se les quedó cara de… Pero sí, era verdad lo que publicó a primera hora de la tarde encastillalamancha.es. Ha sido, sin duda, la noticia política del año

Corría el verano de 2017 cuando una bomba informativa casi “paraliza” un Pleno en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde sus señorías leían y releían el titular “Molina, vicepresidente segundo de la Junta, salida más probable a la crisis presupuestaria en Castilla-La Mancha” que publicó este periódico porque hasta ese momento prácticamente todos, salvo los dos principales protagonistas y algunos más, no sabían qué iba a ocurrir para sacar adelante unos Presupuestos que Podemos había negado a pesar del acuerdo al que había llegado meses atrás con el PSOE. Desde entonces, José García Molina no se ha quitado la chaqueta de vice y Emiliano García-Page respira a pulmón abierto. Mientras, el PP resume su táctica en demonizar “el pacto de las lentejas”, Venezuela siempre por medio, y calla sobre la posibilidad que tuvo de venderse como partido “salvador” de haber aceptado la propuesta socialista para sacar adelante unos Presupuestos que a punto estuvieron de irse a tomar… vientos. Por cierto, que Vicente Tirado ha saltado ya al ruedo, quiera o no, para tomar la alternativa en mayo de 2019.

De la bomba informativa al regreso del asesino

En esas estábamos cuando Sergio Morate regresó a Cuenca, pero esta vez como asesino de Marina y Laura. Se pudrirá unas décadas en la cárcel y ni siquiera opuso resistencia oral porque ni en el juicio habló. Juicio, lo que le faltó a él antes de cometer tales canalladas.

Talavera gritó, clamó, vociferó… El 11 del 11 a las 11 ya es famoso. Miles y miles, y más miles, de personas pidiendo un cambio radical de rumbo para una ciudad que comenzó a morirse años ha y que desde que entró en el túnel del tiempo no sabe ni lo que es un rayo de luz. El paro la desangra y la falta de oportunidades la mata. A ver quién da con la tecla de la solución, porque fácil, desde luego, no es.

El Tajo, siempre en la actualidad diaria de encastillalamancha.es, está muerto. No hay más. Ahora solo falta saber si alguien está dispuesto a resucitarlo aunque sea para mencionarlo en los libros de Geografía. La nefasta política trasvasista; da igual que sea agua, cieno o mierda pura y dura, todo se lo lleva el Levante; unida a la sequía que nos devora han hecho que el principal patrimonio natural de Castilla-La Mancha se haya convertido en el hazmerreír de cualquier río de Europa. Y hay culpables, sí, que no se escondan. Y cómplices en esta tierra que siempre callan por no quedar mal con su partido. Espeluznante.

Sigan siendo optimistas a pesar de todo, porque la vida puede seguir siendo maravillosa a poco que pongamos algo de nuestra parte. Y como siempre digo, año tras año, salud hasta para mis peores enemigos.

Y, por favor, tengan cuidado ahí fuera…

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es