Increíble, pero cierto

Alcocer se suma a cuatro pueblos ribereños, dos pedanías y una urbanización abastecidos con cisternas

Alcocer es el último de los pueblos ribereños que tienen que ser abastecidos con cisternas debido a la escasez de agua, una circunstancia crítica que resulta paradójica dado lo cercanos que están de los embalses

Alcocer, el última de la triste listade los pueblos ribereños que ya son abastecidos con cisternas

Lo ha informado hoy la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía: Alcocer es el último de los pueblos ribereños que tienen que ser abastecidos con cisternas debido a la escasez de agua, una circunstancia crítica que resulta paradójica dado lo cercanos que están de los embalses.

Tal y como han informado esta misma mañana fuentes de la referida asociación, Alcocer se suma así a otros cuatro pueblos ribereños que están teniendo que recurrir a los camiones cistena para un abastecimiento tan básico, como son Chillarón del Rey, Mantiel, El Olivar y Alique, municipios a los que sumarles dos pedanías: Cereceda (de Pareja) y Córcoles (de Sacedón) y una urbanización, la de Valdenaya (Trillo).

Esta forma de abastecimiento a siete núcleos urbanos ribereños da una idea cabal de la crítica situación por la que atraviesan los embalses de cabecera, tan grave que llega a afectar al suministro básicos de estos vecinos guadalajareños.

Por último, la asociación ha criticado “el retraso que sufre la nueva e interminable Red de abastecimiento de Morillejo, que debería llevar abierta desde 2014, debido a los recortes”.

También censuran que el dinero que debería haber ido a dicha red “ha beneficiado a los Decretos de Sequía al Segura (30 millones de euros) y a las obras de mantenimiento del propio trasvase”, responsabilidades que achacan a la “Dirección General del Agua, con Liana Ardiles al frente, y a la nefasta gestión del Ministerio de Agricultura y el Memorándum de Entendimiento del Tajo“.