En los últimos nueve meses

El Seprona de Toledo se incauta de una piel de ocelote, tres patas de elefante…

La última operación ha sido la relacionada con la puesta a la venta por Internet, a cargo de una vecina de Toledo, de una piel de ocelote

Incautaciones del Seprona de Toledo.

El Seprona de Toledo ha intervenido una piel de ocelote a una vecina de la capital regional que lo estaba intentando vender por Internet. En los últimos nueve meses esta unidad ha intervenido en la provincia de Toledo, además, tres patas de elefante, un colmillo tallado y cuatro patas de hipopótamo.

El Servicio de Protección de la Naturaleza es una especialidad de la Guardia Civil (Seprona), en relación con el comercio ilegal de especímenes incluidos en el Convenio Cites -que regula las operaciones de importación, exportación, comercio, tenencia y circulación de especies amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre-, localizó a través de una página de Internet una piel de ocelote (Leopardus Pardalis) puesta a la venta por una vecina de Toledo.

Comprobaron que la persona que pretendía vender esta pieza carecía de la autorización para su posesión y venta, por lo que los agentes del Seprona la decomisaron y la pusieron a disposición del Inspector-Administrador de Aduanas e Impuestos especiales de la provincia de Toledo, al considerarse la tenencia y el comercio -sin requisitos legalmente establecidos- un delito relativo a la protección de la fauna.

Durante este año, el Seprona ha intervenido en la provincia de Toledo, además de esta piel, tres patas de elefante, un colmillo tallado y cuatro patas de hipopótamo.

El Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (Soivre), pertenecientes a Comercio Exterior, ha determinado la autenticidad de todas estas piezas.