Reivindicación, destrucción de mitos y buenas prácticas para la vida diaria

"Boticaria García", de CLM y blogger de moda en divulgación científica, consejos, salud y buenos hábitos

Marián García se dedica a realizar, semanalmente, diferentes contenidos que se centran en enseñar unos buenos hábitos en la vida diaria, así como a desmentir muchos de los mitos que se plantean en internet, relacionados con la salud. Con dos libros a su espalda, esta farmacéutica manchega es seguida diariamente por un buen número de 'fans'

Marián García, con su último libro 'El moco radiactivo'.

Marián García (Belmonte, 1982) es una apasionada de la salud, de los buenos consejos y de la divulgación. Desde niña, siempre ha estado ligada a la farmacia y a los chascarrillos que escuchaba al otro lado del mostrador. Sus padres, farmacéuticos -o boticarios- del municipio conquense de Belmonte, le permitieron criarse y aprender más y más sobre salud desde la rebotica, la parte trasera del establecimiento. Allí, aprendió a leer “entre aspirinas” y otros medicamentos, entre habituales charlas, anécdotas y, por qué no, entre habituales prescripciones.

Más conocida como “Boticaria García”, desde que su identidad y su trabajo están ligados a la red, esta manchega “da mucho la lata” con sus temas sobre salud, nutrición y otros aspectos que atañen al día a día, de una forma diferente a la que se suele ver en la red. Su pasión, dar a entender lo que muchas veces se supone como enrevesado, difícil e incluso aburrido. Su intención, mejorar la vida de la gente, a partir de consejos prácticos, humor y dedicación.

Su último libro, El moco radiactivo (La esfera de los libros, 2017), es -tal y como ella misma explica- “el libro que siempre ha querido escribir, de divulgación, con ilustraciones, irónico pero práctico, con humor para madres y padres primerizos”. Se trata de su segundo trabajo en papel, después de El paciente impaciente (La esfera de los libros, 2015), y de cientos de posts, charlas, presentaciones e incluso pregones, a lo largo de su dilatada trayectoria.

Editadas

Hablamos con Marián momentos antes de que ofreciera su charla sobre superalimentos en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, dentro del ciclo “Ciencia a la Carta”, para que nos contara más detalles sobre su trayectoria y sobre cómo ha llegado a convertirse en una de las influencers -como l@s llaman ahora- más importantes de toda España, en materia de salud y ciencia.

Desde la rebotica en Belmonte: consejos, anécdotas y dudas

“Me crié en Belmonte. Mis padres eran los farmacéuticos del pueblo y yo me crié en la rebotica de la farmacia”, nos cuenta la propia Marián. Allí aprendió a leer y a entender muchas de las prescripciones y recetarios, muchos de los usos y recomendaciones sobre medicamentos, así como consejos y otras dedicaciones. “Vivir allí fue muy intenso, porque realmente sabemos que la farmacia tiene un horario muy extenso”, explica.

“Allí, en principio puede parecer un poco rollo, pero daba mucha vidilla… aparecía el médico, el cura… Las típicas tertulias, en los 80 también existían”, señala. Muchas de esas anécdotas que aprendió y entendió desde joven, le sirvieron después para dar contexto a su primer libro. Antes, todo lo que “había mamado”, le sirvió para cursar sus estudios de Farmacia, aunque también confiesa que siempre ha sentido un gusto especial por la Filología; “siempre me había gustado escribir”, relata.

“La de farmacéutica es una profesión estereotipada -explica-; muchas mujeres la estudian y, en mi caso, siendo la mayor, tenía que seguir los pasos”, confiesa la boticaria.

Una particular "batalla" contra el doctor más internacional, rápido y omnipotente en la red: Google

Así, a los 24 años volvió a La Mancha, en concreto a Villaescusa de Haro (Cuenca), donde comenzó como farmacéutica del pueblo “en una farmacia de un pueblo de 500 habitantes, sin internet, sin ADSL…” Allí se dio cuenta de que sus consejos “solo podían llegar a 500 personas como máximo” y ya por aquel entonces -2006-, el “Doctor Google” había empezado a tener más calado, tanto en búsquedas como en encuentros: “Me empiezo a dar cuenta de que, en la farmacia, mucha gente venía con la cantinela de que habían leído en internet tal, que Google me dice esto…”.

IMG_5385
Boticaria García, durante la entrevista.

 

Su particular “batalla” contra este doctor omnipotente, internacional y con una prescripción a 0,58 segundos, comenzó de esta manera. “El Dr. Google ddba con el diagnóstico y tenía ya mucho poder”, explica. Por eso, empezó a preguntarse que si todo el mundo ya empezaba con sus herramientas, bitácoras y recomendaciones en la red, ¿por qué no podía hacerlo ella?

¿Primero el huevo o la gallina?

Aunque su gusto por la escritura ya se fermentó desde pequeña, Marián comenzó con su blog primero, para escribir un libro después. Así lo relata. “Escribir un libro era un sueño de pequeña, pero nunca me había planteado que fuera posible”, cuenta la farmacéutica. Por ello, “el blog fue el medio para llegar al libro”.

De esta manera nació “Boticaria García”, que además de ser su identidad ahora -como se le conoce en charlas, redes y otros lugares-, fue como llamó a su bitácora, después de dar una transformación a un primer espacio dedicado a la infancia, en el que contaba sus “vivencias” en relación a sus hijos, siempre con una pizca de humor. “Decidí dejar esa etapa y enfocar el blog de otra manera”, explica la manchega.

Salud, nutrición, medicamentos, consejos… son los principales ingredientes de la ‘sopa del saber’ que significa su bitácora. Antes, ya se había dado cuenta de que “los mensajes no se entendían”, ya que cuando estaba embarazada “buscaba información” sobre su gestación y ella misma se dio cuenta de que había “dos tipos de información”: aquella que era “super-técnica” y con un lenguaje enrevesado, y “la del foro de madres embarazadas que no tenía mucho rigor”.

De aquellos "barros" lingüísticos, técnicos y malogrados, a abrir su blog dedicado al lenguaje sencillo, al rigor y al entretenimiento ligado a la salud

Ante ello, Marián prefirió aprovechar ese “hueco que había en medio”, para usarlo en cierto modo como “un puente entre la información rigurosa pero que estuviera hecha con lenguaje de la calle”. “Desde el principio supe que en internet hay unas reglas y que son de posicionamiento, sobre escritura…”, explica la bloguera.

boticaria
El blog de Boticaria García: mitos, consejos, opiniones y otros aprendizajes.

 

¿Qué tienen en común el Enantyum, Clotrimazol, Voltarén y Nolotil? Así, de primeras, podemos saber que se trata de medicamentos y seguramente podemos recurrir al “Dr. Google” para saber más sobre ellos. ¿Nos hacemos una pregunta? Venga, vale: ¿Para qué sirven?. Busquemos, nos daremos cuenta de que la batalla contra el prescriptor por excelencia de las redes, por parte de esta manchega, va por buen camino.

Esos nombracos, también tienen en común que son las entradas más leídas del blog de la influencer farmacéutica por excelencia en España. Y vienen a contarnos para qué se utilizan, sus efectos y cuándo y por qué se pueden tomar, e incluso si hay que evitarlos. Se trata de un servicio, también “a la carta”, y disponible para tod@s.

“Si yo no tuviera ni idea de un tema, cuáles son las preguntas que me hago, qué quiero resolver”, es la explicación a estas entradas en su página, posts escritos “pensando lo que pide la gente, no lo que me apetece contar”, cuenta la propia Marián. Así, reconoce que esto requiere un particular esfuerzo: “A mí a lo mejor me apetece hablar de química o farmacología, pero al paciente le da igual eso”.

IMG_5461
Marián García, durante su conferencia en la Biblioteca.

 

Esto también se ve visible en una de sus entradas más famosas y que responde a esa cuestión tan repetida sobre dos de los medicamentos más recurridos y recurrentes. ¿Paracetamol o ibuprofeno? Batman y Robin dan también contexto a esta pregunta, en la que se incluye una reflexión, a modo de consejo, de la propia boticaria: “Si podemos apañarnos con Robin, dejemos tranquilo a Batman”.

Fomentar el consumo de la cultura científica

“Una cosa es dar una charla técnica, una conferencia… y otra cosa es hablar para la gente”, explica la conquense. De esta forma, reconoce que ha aprendido mucho a escribir, pero también a “borrar lo escrito”, algo que le costaba mucho y que ahora intenta hacer más. ¿Por qué? “porque cuanto menos, mejor”, para que llegue más directo, más facil a su público.

Entre imágenes y vídeos, ahora Boticaria García ha dado otro aspecto a su blog, gracias a uno de los hitos más marcados de su trayectoria. En 2016 su blog fue premiado como el mejor entre los Blogs del 20 Minutos. Así, a partir de una “propuesta indecente”, comenzó a participar de manera semanal en el periódico, aportando -además de entradas en su bitácora- vídeos e imágenes para seguir fomentando esa cultura que colocó a su espacio entre los más leídos a nivel nacional. Fue Boticaria García “contra el mundo”.

IMG_5476
Boticaria García, en la charla que ofreció en Toledo la semana pasada sobre superalimentos, dentro del programa 'Maridajes Cuánticos' de Ciencia a la Carta.

 

“La ciencia repercute directamente en la calidad de vida de las personas y conocer más nos hace más autónomas”, explica. “La autonomía es uno de los principios de los pacientes o ciudadanos, para tomar decisiones”, todo ello enfocado para que en el mentidero más grande del mundo “ni te la cuelen ni te engañen”.

“Es necesario convencer a la gente de que lea ciencia, por ejemplo mandándoles un buen post o un buen libro de divulgación”, subraya la farmacéutica, algo que ha sido muy importante en su trayectoria. “No me imaginaba que se podía aprender así sobre diferentes temas”, dice la gente, y ella reconoce que hay que generar “una necesidad de seguir leyendo más”.

“Yo sé que puedo hablar de orzuelos, candidiasis, ventolines, etc., y que son temas que pueden ser muy petardo”, reconoce Boticaria García. Aun así, sabe bien que hay temas que puede ser que, de primeras, no vayas a leer pero, con otro enfoque, añadiendo enlaces, videos e incluso bromas, “igual es un poco más fácil”, según detalla.

“Hay que romper los clichés y el techo de cristal con las mujeres”

Mujer y ciencia, un tema de actualidad y que necesita ser más visible. Algo que necesita mucho debate, mucha actividad y, sobre todo, “romper roles, clichés y el techo de cristal”. También Marián García habla sobre ello. “Es necesario que los hombres cedan su sitio o que se acuerden de tí”, explica la farmacéutica. “Yo tengo mucha suerte, porque tengo compañeros en el mundillo que se acuerdan de nosotras”. Así, la experta demanda, incluso, algun tipo de medidas que vengan “desde arriba”, para dar mas hueco a mujeres, como ella, que tratan de divulgar ciencia.

Sostiene que para romper ese fuerte techo de cristal que existe es necesario que las ayudas “estén entorno a la maternidad y la conciliación”, incluso. No solo en el tema de divulgación, sino entorno a la investigación, formación…

“La brecha no existe tanto hasta que una mujer se queda embarazada”, defiende la propia boticaria. Por eso, la “Pequebotica” de su blog también va enfocada hacia las madres, hacia ese trabajo que supone la maternidad y las dudas que pueden suscitar. También incluye consejos para que las mujeres “se quieran” y se cuiden bien, para que sepan más y para que exista también un cierto empoderamiento, a la hora de saber mejor.

Sin considerarse una celebrity, Boticaria García continúa con su trabajo reivindicativo, con la necesidad de ser una “ventana” al mundo, para que exista una mejor salud, unos buenos hábitos y que no se sigan los primeros consejos que aparecen en la red. Desde el punto de partida del impulso a la ciencia, hasta nuevos retos, nuevos enfoques, siempre desde el humor también, desde la crítica y desde la importancia de comunicar, con el fin de repercutir en una mejor vida, en una mayor autonomía y en unas mejores decisiones. Desde Belmonte, hasta el mundo, la “superboticaria” en la red tiene muy claras sus premisas, y continúa haciendo un duro trabajo por llegar a aquellos rincones donde muchas veces es muy difícil llegar.