La medida más drástica

Los vigilantes de seguridad que trabajan para la Junta harán huelga indefinida a partir del 3 de julio

Los trabajadores van a presentar además la próxima semana sendas cartas, que notificarán las pérdidas de cada trabajador, ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Junta

Los vigilantes toman la medida más drástica: la huelga

Los vigilantes de seguridad que trabajan en los edificios públicos de la Junta de Castilla-La Mancha harán huelga indefinida a partir del próximo día 3 de julio, tal y como decidió ayer el comité de empresa, que se reunió ayer, informaron fuentes sindicales.

Los vigilantes esta medida drástica después de que hayan comprobado la merma considerable en sus nóminas tras la adjudicación del servicio a favor de Sinergias de Vigilancia y Seguridad – Cyrasa.

Los trabajadores van a presentar además la próxima semana sendas cartas, que notificarán las pérdidas de cada trabajador, ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Junta, una suerte de acto de conciliación al que debería asistir la empresa y que en realidad suele ser la medida previa a la vía judicial.

Los trabajadores tomaron esta medida esperando a ver si hay respuesta de la UTE a la carta que le dirigió el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, instándola a que retorne a los salarios establecidos en el convenio nacional del sector, y cuyo plazo de respuesta expira mañana viernes.

Según las mismas fuentes sindicales, el comité de empresa tiene constancia de que se han producido tres bajas por cuadros depresivos desde que se ha iniciado el conflicto laboral. El comité de empresa, que representa a 133 trabajadores de las provincias de Toledo, Guadalajara y Ciudad Real, está conformado por tres delegados de USO, uno de UGT y otro de CCOO.

Los trabajadores también decidieron seguir con sus concentraciones semanales. La de la próxima semana la adelantan al miércoles para no hacerla coincidir con la festividad del Corpus.