¿Cómo? ¿Qué? ¿Estáis seguros?, nos preguntaban por todos lados…

2017, el año que se volvió loco

Cuando menos se esperaba, saltó el acuerdo: Molina, vicepresidente segundo de la Junta. Y una Consejería. Dos asientos en el Gobierno y se acabó el problema: dos Presupuestos aprobados en cuatro meses. Era la noticia del año y la adelantó encastillalamancha.es

El tiempo, loco. La política, inestable. La sequía mata de sed el medio ambiente, los cultivos y el ganado. El Tajo muere entre espumas, lodo y trasvases. Talavera cae en el pesimismo y la incertidumbre económica. Ardió la Sierra del Segura en Yeste y Molinicos. Morate, el criminal que nos revolvió el alma…

No le faltó nada malo al año. Las buenas noticias fueron nuestros deportistas y equipos, que cerraron un buen año y los héroes anónimos que se empeñan en hacer que nuestra vida sea mejor.

La política volvió a ser bronca. Desesperantemente bronca, por momentos. Todo parecía de guión al empezar el año. El 23 de enero había acuerdo presupuestario y los vaivenes del año anterior entre PSOE y Podemos parecían superados. ¡Nada más lejos de la realidad! Lo peor estaba por llegar.

Y no se hizo esperar. Fue en abril. 48 horas después de enterrar a la consejera Elena de la Cruz el Pleno de las Cortes se incendió. Donde había dicho sí, José García Molina decidió esa misma mañana votar que no y la región se quedó sin presupuestos. La tensión subió hasta extremos desconocidos entre los socialistas y Podemos. Se dijeron de todo. Se dedicaron videos lamentables para cualquier inteligencia media. Pero… Cuando menos se esperaba, saltó el acuerdo: Molina, vicepresidente segundo de la Junta. Y una Consejería. Dos asientos en el Gobierno y se acabó el problema: dos Presupuestos aprobados en cuatro meses. Era la noticia del año y la adelantó encastillalamancha.es. ¿Cómo? ¿Qué? ¿Estáis seguros?, nos preguntaban por todos lados…

Pero había más frentes. A cuenta de los procesos de primarias, el PSOE pareció enloquecer. Unos militantes contra otros soltando rencor en las redes sociales. Al final, Emiliano García-Page revalidó ampliamente su liderazgo y cumplió la renovación prometida con un cambio en la cima. Sergio Gutiérrez por Jesús Fernández Vaquero, noticia que también adelantó encastillalamancha.es. Page deja a Sergio Gutiérrez -sigan a este hombre- como su general en el partido; como lo es José Luis Martínez Guijarro en el Gobierno.

También desveló este periódico que PP y PSOE habían negociado en secreto un acuerdo presupuestario que saltó por los aires cuando los “populares” reapretaron la tuerca fiscal.

“Creo que 2017 acaba mejor que empezó”

Por el PP las aguas bajaban tranquilas. Ni desórdenes, ni desavenencias ni resquicios de quiebra en la unidad interna en torno a María Dolores de Cospedal, que sigue siendo quien tiene la última palabra, aunque Vicente Tirado ejerce ya de primera figura en el día a día, lo que ha disparado las quinielas que le sitúan en el cartel de candidato del PP para las elecciones autonómicas de 2019.

¿Cómo? ¿Qué? ¿Seguro? Fueron preguntas que se iban repitiendo continuamente a lo largo de los 12 meses de sorpresa en sorpresa, mes tras mes, en un año que parecía haberse vuelto loco. Aun así, creo que 2017 acaba mejor que empezó, pese a la situación catalana.