fbpx
viernes, 19 de abril de 2024
Agricultores de la provincia de Ciudad Real cortan este miércoles la autovía A41 a la altura de Ciudad Real, para mostrar músculo antes de movilizarse en Madrid el próximo lunes, día 26 de enero, coincidiendo con la celebración del consejo de Ministros europeos. EFE/Jesús Monroy
El día 26 - 21 febrero 2024 - Ciudad Real

Agricultores de Ciudad Real han cortado este miércoles varias carreteras de la provincia para mostrar músculo antes de movilizarse en Madrid el próximo lunes, día 26 de enero, coincidiendo con la celebración del consejo de Ministros europeos.

Para el sector agropecuario de Castilla-La Mancha, esta debe ser una cita clave para dar soluciones a las reivindicaciones que vienen reclamando en las últimas semanas los agricultores y ganaderos europeos.


A-41, N-401…

Así lo ha dicho a los medios de comunicación el secretario general de UPA en Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, momentos antes de que una decena de tractores y un centenar de agricultores y ganaderos se hayan dirigido a la autovía A-41, que une Ciudad Real y Puertollano, para realizar el corte de la carretera.

Una situación que también se ha producido en la carretera N-401 (entre Malagón y Fuente el Fresno) y la N-430a que une Castilla-La Mancha y Extremadura.

Con estos cortes, el sector agropecuario, de la mano de las organizaciones agrarias Asaja, UPA, Coag y Cooperativas Agro-Alimentarias de Castilla-La Mancha, han querido volver a protestar por la situación que atraviesa el sector.

«Hay problemas reales»

Morcillo, que ha reclamado la unidad del sector, ha asegurado que se están tomando las ciudades y las carreteras de España porque «hay problemas reales, problemas importantes y muchas cuestiones que se debían de haber solucionado hace tiempo», sobre las que las administraciones han mirado hacia otro lado.

Ante este circunstancia, ha reflexionado, el sector agrario «se la juega en los próximos días», y ha reconocido que la primera cita importante va a ser el próximo lunes día 26 en la reunión de consejo de Ministros que se celebrará en Madrid, donde se ha de ver si lo que se avanzó el otro día en la reunión con el ministerio de Agricultura, «se plasma en decisiones del consejo».

Para el líder de UPA en la región, los problemas de los agricultores castellano-manchegos «son muy similares a los que tienen los agricultores del resto de Europa, que no son otros que querer producir en igualdad de condiciones. No estamos dispuestos a aguantar esa hipocresía de las instituciones europeas que nos exigen una serie de cuestiones a nosotros para el tema de la sostenibilidad, por el tema de cambio climático, pero luego permiten que estén entrando a Europa unos productos para los consumidores europeos que no están garantizando esto».

Movilizaciones hasta que no sé de una solución de los problemas en España 

Morcillo ha comentado que los agricultores y ganaderos castellano-manchegos van a estar movilizándose mientras no se solucionen otras cuestiones que dependen de España, como es que la Ley de la Cadena Alimentaria se aplique, porque «es necesario e imprescindible que nuestros agricultores y nuestros ganaderos cobren, como mínimo, los costes de producción».

Por su parte, Florencio Rodríguez, vicepresidente de Asaja en Castilla-La Mancha, ha comentado que independientemente de las siglas de quienes están convocando concentraciones en España, es el momento de la unidad del campo español.

Y ha asegurado que los agricultores y ganaderos mantienen su hoja de ruta con reivindicaciones que han de escuchar tanto la administración europea, como el Gobierno de España y las propias comunidades autónomas, porque «el campo ha dicho basta».

«Queremos las condiciones de otros países»

«Estamos hartos. Nosotros queremos producir en las condiciones que pueden estar produciendo terceros países de los que importamos productos que nos están haciendo la vida imposible», ha indicado.

«Las legislaciones y las normativas que se están aplicando provocan que no podamos subsistir, que el campo muera, y que los agricultores y ganaderos mueran».

Para Asaja de Castilla-La Mancha se necesitan soluciones y si estas han de venir a través de dinero, ha señalado que las administraciones deben ponerlo encima de la mesa.

Por su parte, el director general de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real, ha expresado el apoyo y la solidaridad de las cooperativas a los agricultores y ganaderos de la región y ha señalado que estarán presentes también en la gran movilización del próximo día 26 de febrero en Madrid.

Un día en el que, ha indicado, van a pedir a las cooperativas de la región que cierren sus puertas como muestra de solidaridad con el sector del campo castellano-manchego

(Visited 369 times, 1 visits today)