domingo, 16 de junio de 2024
14/12/2015junio 7th, 2017

El PP de Castilla-La Mancha ha denunciado el cierre de la televisión Popular de Castilla-La Mancha y Popular Televisión Guadalajara y lo ha tachado de «auténtico atentado de Page contra la libertad de expresión», si bien el Gobierno regional ha afirmado que el medio de comunicación debía 353.000 euros.

En un comunicado, el portavoz del Grupo popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha rechazado la decisión de la empresa Telecom-Castilla-La Mancha, entidad participada por la Junta de Comunidades, de no distribuir la señal a esta televisión, lo que ha ocurrido «en plena campaña electoral» y que se ha justificado, según el PP, por el «supuesto impago de dos mensualidades».


El portavoz de los populares ha destacado que esa decisión «tomada por el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page y ejecutada por la empresa Telecom es absolutamente injusta y dictatorial, porque, como es bien sabido, las empresas de comunicación de Castilla-La Mancha y de toda España, igual que el resto de empresas, lo están pasando muy mal y han ido pagando como han podido».

Sin embargo, para Cañizares «lo más injusto de todo» es que, en este caso, «se ha ido contra esta empresa en plena campaña electoral sólo porque es independiente y no emite al dictado del Gobierno regional, porque su deuda es muy inferior a la de otras televisiones regionales, provinciales y locales, y no por ello la Junta ha actuado contra estas otras televisiones», ha explicado Cañizares.

Así, ha acusado que, por esta decisión, «la empresa se verá obligada a cerrar y tendrá que poner en la calle a 17 personas», lo que a su parecer demuestra que al presidente castellanomanchego «no le preocupan las personas, sino satisfacer sus ansias de venganza contra aquellos medios de comunicación que no escriben a su dictado».

En cambio, según la información facilitada por el Gobierno regional a Efe, la empresa Telecom comunicó a dicha televisión el 4 de diciembre de 2015 que debido a la deuda -que ya le había sido comunicada el 23 de noviembre mediante burofax-, se procedería a «suspender temporalmente todos los servicios que tiene contratados» con Telecom.

En concreto, según este documento, la deuda acumulada era de 305.107,21 euros hasta septiembre de 2015 y a ello se sumaban los impagos de octubre y noviembre, que añadían otros 48.797 euros, por lo que el total adeudado era de 353.904 euros.

En dicha comunicación, Telecom indicó que la suspensión del servicio por este impago se produciría el 11 de diciembre, a menos que se produjera el pago de la deuda antes de ese día.

«Esperando que se pueda resolver esta situación de una forma rápida y adecuada, sin tener que aplicar las citadas medidas no deseadas por Telecom CLM, quedamos a la espera de sus noticias», concluye el documento.

(Visited 16 times, 1 visits today)