fbpx
miércoles, 12 de junio de 2024
"Existen alternativas reales y viables" - 27 marzo 2018

El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha señalado hoy que si se materializa el próximo 3 de abril un nuevo trasvase desde el Tajo hacia el Segura significaría que la región está condenada «a no tener más de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera».

Así lo ha considerado Martínez Guijarro a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa, en la que ha asegurado que el Gobierno regional está «sorprendido y disgustado» por el planteamiento de la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ante la posibilidad de un nuevo trasvase.


A este respecto, ha afirmado que aunque la ministra diga que será una comisión técnica la que decidirá qué va a ocurrir el 3 de abril, «implícitamente le da la instrucción, puesto que dice que hay más de 400 hectómetros en la cabecera y que se trasvase», ha dicho.

«Lo que viene a decir la ministra es que estamos condenados a no tener más de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo, porque cada vez que haya más de esa cantidad, la voluntad del Gobierno de España es trasvasarlos al Levante», ha lamentado Martínez Guijarro.

Sin embargo, ha destacado que cada vez se está poniendo más de manifiesto que existen alternativas «reales y viables» en el propio Levante como son las desaladoras.

En este sentido, ha recordado que ayer la ministra visitó una de estas desaladoras y ha apuntado que de la información ofrecida por el Ministerio se desprende que «ha generado más agua de la que se ha podido trasvasar desde la cabecera del Tajo», a pesar de que hay otras desaladoras en otros lugares que ni siquiera han entrado en funcionamiento.

«Si todas las desaladoras que se han construido estuvieran a pleno rendimiento en el Levante, no sería necesario trasvasar agua desde la cabecera del Tajo», ha recalcado Martínez Guijarro.

[ze_summary text=»Considera que no es una cuestión de recursos hídricos, sino del precio que algunos están dispuestos a pagar»]Considera que no es una cuestión de recursos hídricos, sino del precio que algunos están dispuestos a pagar[/ze_summary] 

Para el vicepresidente primero, «no es una cuestión de recursos hídricos, sino del precio que algunos están dispuestos a pagar por los recursos hídricos», ya que «es mucho más barato el agua del trasvase que el agua proveniente de las desaladoras», ha detallado.

De ser así, ha planteado que el Gobierno de España establezca las «conversaciones oportunas» para garantizar agua en cantidad y a un precio asequible, pero «que no se siga esquilmando la cabecera del Tajo», ha exigido.

«Nos gustaría poder tener bastante más de 400 hectómetros cúbicos almacenados en la cabecera», ha subrayado, porque «eso supondría la garantía de abastecimiento pero sobre todo que el caudal del Tajo correspondería al de un río y no llevaría solo ocho metros cúbicos por segundo a su paso por Aranjuez», ha concluido.

(Visited 40 times, 1 visits today)