fbpx
miércoles, 24 de abril de 2024
Aurelia Sánchez.
Aurelia Sánchez.
Comisión de Bienestar Social 10/03/2017junio 6th, 2017

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado hoy que la Junta triplicará las estancias temporales en 2017 respecto al año 2014, con el objetivo de alcanzar los 100.000 días, al tiempo que se elevará su duración de 7 a 45 días anuales.

Sánchez ha ofrecido estos datos en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha comparecido en la Comisión de Bienestar Social a petición del grupo socialista para informar sobre la evolución del Programa de Estancias Temporales en Centros Residenciales de Castilla-La Mancha.


La consejera ha expuesto que el objetivo del Gobierno regional con este servicio es ofrecer a las personas mayores una atención temporal, máxima de 60 días, aunque existen excepciones, durante periodos en los que se encuentren en un proceso de recuperación por enfermedad o convalecencia o cuando no dispongan de personas cuidadoras en su hogar.

También pueden acceder a estas plazas si han tenido que realizarse obras urgentes en su domicilio o porque la persona cuidadora esté en un periodo de descanso o formación, motivo que no estaba incluido en el modelo de estancia temporal del anterior Gobierno.

Para la consejera, este servicio supone «una inversión económica, pero también una inversión social» que impulsa, además, la creación de puestos de trabajo.

Sánchez ha hecho un repaso a la inversión en este programa durante los últimos años y ha destacado que Castilla-La Mancha fue «pionera» en su puesta en marcha, de modo, que entre 2005 y 2010 experimentó un crecimiento constante, de 75.091 estancias para 1.098 mayores a 322.399 para 5.099.

También ha apuntado que en 2011 se dedicaban 14,5 millones del presupuesto para entidades externas, cifra que bajó hasta los 2,19 millones en 2012 y hasta los 1,9 en 2015, si bien comenzó a crecer en 2016, hasta los 2,8 millones de euros.

La consejera ha explicado que el motivo más frecuente por el que se utilizan las estancias temporales es la convalecencia sanitaria, en un 89,8 por 100 de los casos; seguido de las necesidades de respiro familiar, un 7,6 por 100, y las circunstancias familiares imprevistas, un 2,6 por 100.

También ha destacado que, entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de junio de 2018, la Consejería de Bienestar Social dispondrá de 125.711 estancias temporales en plazas concertadas en 114 residencias a través del reciente Acuerdo Marco firmado para la atención de personas mayores en residencias.

Por otra parte, ha adelantado que comenzarán a trabajar en un plan de calidad y eficiencia de centros propios residenciales que sean titularidad del Gobierno y se conviertan en «un ejemplo para toda Castilla-La Mancha».

En este sentido, la consejera de Bienestar Social ha indicado que se celebrará una comisión donde se sentarán las bases de este nuevo plan.

Con todo, Sánchez -que ha asegurado que no les consta que existan impagos de la Consejería a asociaciones en materia de atención a personas mayores- ha agradecido la labor que realizan todos los profesionales del sector.

«Es intención del Gobierno seguir ofreciendo una atención personal, integral y continuada desde un modelo centrado en la persona, que mejore la autonomía de las personas mayores de la región y su calidad de vida», ha aseverado.

Una estancia temporal, ha explicado, supone para una persona mayor «acceder a un centro residencial en régimen de alojamiento, manutención y atención integral con los mismos derechos y obligaciones que tienen el resto de personas residentes, beneficiarios de una estructura permanente».

En cambio, frente a las declaraciones de la consejera, la diputada del PP Cortes Valentín ha defendido la gestión en esta materia que realizó el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal y ha pedido al actual Ejecutivo regional que mejore las condiciones de los trabajadores del sector.

Para ilustrarlo, ha afirmado que hay sindicatos, como el de UGT, que han denunciado las «deficientes condiciones laborales en algunas residencias», donde hay «ratios muy altas» y donde hay que mejorar la higiene y las medidas de seguridad.

Por otra parte, Valentín ha preguntado por los «impagos» de la Junta y, como ejemplo, se ha referido a la denuncia de la Asociación de Alzheimer de Guadalajara que no puede pagar las nóminas a sus trabajadores porque no reciben las subvenciones del Gobierno regional.

Por su parte, el líder regional de Podemos, José García Molina, ha criticado que la consejera haya convocado una rueda de prensa previa a la Comisión para informar de su contenido y ha preguntado al grupo socialista: «¿Qué hacemos aquí?».

«Les pido por favor que si realmente tenemos que hacer comisiones informativas que al menos le doten de cierta honorabilidad, lo que pasaría por no explicar antes en otros lugares lo que tiene que explicar aquí», ha solicitado García Molina, quien se ha planteado «no asistir» la próxima vez que se dé esta circunstancia.

También ha considerado que la convocatoria de la Comisión por parte del PSOE puede obedecer a querer «hacer propaganda» o a querer «decir que el PP lo hizo mucho peor».

No obstante, el secretario general de la formación morada en la comunidad ha agradecido a la consejera su información y ha aprovechado su intervención para afirmar que está en contra de los modelos de gestión mixta, pero «ya que han optado por ese modelo», cree que «harían bien en revisarlo e intentar profesionalizarlo».

«Otra de las cuestiones que pueden revisar es que estaría bastante bien que las entidades, las asociaciones, con las que conciertan, pudieran cobrar cada mes», ha aseverado.

Sin embargo, el portavoz de Bienestar Social del PSOE en las Cortes, José Luis Escudero, ha defendido la gestión del Ejecutivo regional y ha recalcado que, tras la legislatura anterior, «los mayores vuelven a ser prioritarios» en Castilla-La Mancha.

(Visited 14 times, 1 visits today)