fbpx
domingo, 7 de agosto de 2022
Proanimal cuestiona las medidas en el sector de la caza con las nuevas restricciones. caza,
La relajación de las medidas anti-Covid favorece la práctica cinegética
La asociación Proanimal - 25 enero 2021 - Toledo

La asociación animalista Proanimal Castilla-La Mancha ha interpuesto una querella criminal contra el director general del Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, por  un supuesto delito de prevaricación ( al permitir la entrada de cazadores de otras regiones a Castilla-La Mancha para cazar.

Así lo ha dado a conocer este lunes esta organización en un comunicado de prensa, en el que ha informado que Romero, a su juicio, «hizo un uso arbitrario de su autoridad, a sabiendas de su falta de competencia, para favorecer la entrada indistinta de cazadores procedentes de otras comunidades autónomas».


En su comunicado, los animalistas han señalado que ha hecho falta que la cifra de contagios por la Covid en Castilla-La Mancha asciendan a más de 140.400 casos y que interpongan la querella para que la Consejería de Desarrollo Sostenible haya suspendido la resolución que permitía la entrada de cazadores a Castilla-La Mancha, a pesar del estado de alarma y sin ningún requisito sanitario.

Esta resolución se publicó el pasado 21 de enero, ocho días después de decretarse el confinamiento de todos los municipios de la provincia de Ciudad Real y tras dos días de vigencia del decreto del presidente de la Junta.

La movilidad para la caza, «una completa aberración»

El colectivo animalista ha añadido que última resolución del director general de Medio Natural es una suspensión temporal de los desplazamientos de cazadores de otras comunidades y, por tanto, no es una suspensión definitiva, sino que guarda la posibilidad de volver a autorizar la entrada de cazadores cuando lo tengan por conveniente.

Proanimal Castilla-La Mancha ha dicho que «seguirá con la querella interpuesta, a pesar de esta suspensión, ya que entendemos que se trata de un simple gesto de cara a la galería, motivado por la enorme alarma social que la autorización de entrada de cazadores había generado en la población, y porque en la situación actual lo que ya en origen era un atentado contra la salud pública ahora era una completa aberración».

Ha agregado que «difícilmente podrá justificar el director general que estando prohibida la movilidad no solo entre comunidades, sino también entre provincias y municipios, con bares y restaurantes cerrados, con el toque de queda adelantado a las 22 horas, y subiendo el ritmo de contagios, haya mantenido la autorización a los cazadores».

(Visited 16 times, 1 visits today)