fbpx
martes, 21 de mayo de 2024
Carlos Martín-Fuertes.
Artículo de opinión - 12 abril 2024 - Toledo

Anda el movimiento vecinal de algunas asociaciones de la Ciudad Imperial algo soliviantadas. Ello debido, a que creen que sufren agravios comparativos por parte del Ayuntamiento. No voy a entrar en el charco de las cantidades, no es el momento. Sé desde que fui dirigente vecinal que no todas reciben la misma cantidad de dinero y que hay una específica para la Federación Local de Vecinos “El Ciudadano”.

Primero fue la “AVV. La Voz del Barrio” de Palomarejos la que alzó la voz diciendo que si el presupuesto era insuficiente, que si a los del Polígono les daban más y organizaban fiestas esplendorosas y que el Ayuntamiento los contrataba o los facilitaba actuaciones, pero que las suspendían este año. Los últimos en unirse a ese coro peticionario ha sido la “AVV. Alcántara” de Santa Bárbara diciendo que no organizarán fiestas por casi idénticos motivos. Además, porque los del Polígono, “La Voz del Tajo”, han montado sus fiestas coincidiendo con la Semana Cultural de ellos.


Evitar el efecto boomerang

Creo que para que esto no suceda más y no se constituya en un efecto boomerang, se deberían haber afrontado las cosas de otra manera. Por ejemplo, convocando el Ayuntamiento a todas las asociaciones vecinales juntas como hacen en otras ocasiones y por otros asuntos. Cada asociación tendría que exponer su calendario y evitar las coincidencias. Hace medio siglo, sí, lector, ha leído bien, en la Federación Provincial de Atletismo de Toledo nos reuníamos para solucionar este asunto, los organizadores de carreras de cross de la provincia y confeccionar el calendario de pruebas y así no había discusiones, coincidencias ni peleas.

El Ayuntamiento de Toledo debería haber reunido a todas las asociaciones vecinales para elaborar un calendario de fiestas en los barrios

Y también podría haber más soluciones. Por ejemplo, unificar todas las celebraciones y “pólvora” en las fiestas de la ciudad. Es decir, en una sola. Así no habría discusiones. Y también si luego alguien tiene más ganas de festejos, pues por calles, urbanizaciones, zonas y que cada uno organice la suya.

Es necesario un baremo claro y conciso

Y desde luego, para las subvenciones que otorga el Ayuntamiento es necesario que se utilice un baremo claro y conciso. Por habitantes, por actividades y proyectos realizadas, no sé, criterios serios, trasparentes y convincentes. Actualmente, algunas subsisten gracias a este tipo de ayuda y solo participan al año en la Fiesta del Día del Vecino. Y mientras, el alcalde, Carlos Velázquez, sale al quite y dice que “en todos los barrios habrá fiestas y en el suyo, donde vivió su niñez”, en Santa Bárbara, también. A ver cómo lo soluciona.

Carlos Martín-Fuertes.

(Visited 229 times, 1 visits today)