fbpx
lunes, 15 de julio de 2024
En Campaña con Txema Fernández, candidato de Unidas IU Podemos a la Alcaldía de Toledo. Imagen: Sara M. Trevejo.
Elecciones en Toledo - 19 mayo 2023 - Toledo

Txema Fernández es un hombre práctico. El leitmotiv de su discurso político, y también vital, se resume en dos palabras: «para qué». Dos palabras que sintetizan el pensamiento de Fernández y de Unidas Izquierda Unida Podemos Toledo de cara a las elecciones municipales del próximo 28M. En ese «para qué», este archivero de profesión – «que no archivador, eso es otra cosa», como resalta él mismo – enmarca unas propuestas con las que busca que Toledo sea una ciudad más sostenible, cercana y habitable.

Para entender ese «para qué» de Txema Fernández, ENCLM ha acompañado a Unidas IU Podemos Toledo en un día de campaña electoral por la capital del reino – perdón, de Castilla-La Mancha -, donde hemos recorrido eventos como el clásico ‘Martes de Toledo’ en Santa Teresa, hemos visitado la pista de educación vial abandonada tras la avenida de la Reconquista o nos hemos reunido con los vecinos de San Martín. Estamos en campaña.


Txema Fernández y su equipo de camino al ‘Martes’. Foto: Sara M.Trevejo.

«No regalo papeles, regalo soluciones»: un ‘Martes al sol’

Este tour arranca en la misma zona en la que nació hace 52 años Fernández, en el Poblado Obrero de la Fábrica de Armas de Toledo. Las casualidades, dicen algunos, no existen. El grupo comienza la jornada con una rueda de prensa para denunciar la situación del yacimiento visigodo de la Vega Baja. Esta vez, reciben la visita del eurodiputado de IU Manu Pineda, al que le enseñan el entorno y denuncian ante los micrófonos que elevarán el caso a la Comisión Europea para «excavar y explicar» qué es lo que hay debajo de esa capa de tierra que aún esconde los tesoros visigodos. «Es una barbaridad», llega a declarar Pineda, sobre la ausencia de excavaciones e investigaciones en una zona donde, en un primer momento, se iba a alojar el futuro cuartel de la Guardia Civil de Toledo. Y también un Corte Inglés, recuerda Fernández.

Tras esta denuncia exprés – la visita dura unos 20 minutos – el equipo de Fernández (con Olga Ávalos a la cabeza, número tres de la candidatura, varios miembros de la lista como Ana Miranda, y el periodista del grupo, Alberto) nos encaminamos hacia ‘El Martes’. Antes de llegar, a lo lejos, se vislumbra una carpa verde, con la bandera española atravesando la tela y muchas chaquetas americanas a su alrededor: es la carpa de Vox. Fernández se ríe, y al ser preguntado por su relación con los otros candidatos, responde: «Hay cordialidad». ¿También con Vox? «Es un partido anacrónico con un discurso fácil», define.

Todos los grupos políticos están en ‘El Martes’ con carpas en las que reparten folletos a la gente. A Txema Fernández eso de repartir papeles no le convence especialmente. «No me gusta invadir el espacio de la gente. Tenemos que hacerlo, difundir las papeletas, pero me gustaría que fuese de otra manera», reconoce el candidato de Unidas IU Podemos Toledo. La realidad es que las toledanas, son mayoría las mujeres de más de 50 años, no están muy receptivas a recibir esas octavillas con logos y propuestas. Un tendero clama: «Llegaron los políticos». Fernández sonríe y le pregunta a qué hora llegan para montar el tinglado y el trabajador le cuenta los problemas de la ubicación, donde no tienen aseos ni iluminación. «Queda apuntado», cierra la conversación Fernández, cuya frase de cabecera es: «No regalo papeles, regalo soluciones». Minutos después, el candidato de IU-Podemos sacaría ante las cámaras de otro medio de comunicación las quejas de los tenderos.

Txema Fernández repartiendo octavillas en el "Martes". Foto: Sara M. Trevejo.

Txema Fernández repartiendo octavillas en el «Martes». Foto: Sara M. Trevejo.

De la unidad de la izquierda en Toledo y la «división» de las derechas

El recorrido continúa con una parada para reivindicar la rehabilitación del parque de educación vial, que se ubica tras la avenida de La Reconquista – uno de esos nombres a revisar porque tiene más de relato que de definición. La formación ha quedado con Pedro Pablo, el vicepresidente de la Asociación Bici Clásica de Toledo y uno de los impulsores de recuperar este lugar como centro de encuentro. El estado del parque es de ruina, los matojos crecen alrededor de la que un día fue la pista por la que los jóvenes toledanos aprendieron las normas de circulación. «En Toledo hay un culto al coche», reconoce Fernández, que propone un modelo donde se le dé más protagonismo al transporte público.

Es, precisamente, el transporte público lo que suscitó una de las últimas broncas de su grupo con el Ayuntamiento. Ellos se quejan de que el Consistorio encabezado por Milagros Tolón primero rechazó su medida y después la adoptó para su programa: que el autobús fuese gratis hasta los 16 años. «Nos hemos sentido al margen, en muchas ocasiones, de la acción de Gobierno», se queja el candidato, que afirma enterarse de algunas medidas a través de la prensa y no por las vías habituales. «Al margen», es la palabra que usa Fernández para definir cómo se han sentido después de cuatro años de legislatura.

La unidad de la izquierda es otro de esos hilos musicales que se repiten en cada uno de los lugares en los que los partidos progresistas se presentan a las elecciones. En el caso de Toledo, la unidad llegó y Fernández y su grupo reconocen que «es lo mejor». «Las que van divididas son las derechas en Toledo. Las tres plantean lo mismo (Cs, PP y Vox), menos impuestos y otorgar más poder al liberalismo de empresa», contraataca el candidato, que obvia, (in)intencionadamente a Primero Toledo.

En las últimas elecciones municipales, la formación obtuvo dos concejales. Ahora, esperan ampliar su representación porque consideran que les «avala» el trabajo de cuatro años en el Consistorio local. Entre líneas, la número tres de la candidatura de Unidas IU Podemos reconoce que esperan poder crecer y aspirar a los cuatro concejales para ser «llave» en el próximo Gobierno local de Toledo.

La asamblea improvisada en Los Polvorines

Ha llegado la hora del almuerzo, de comer. ¿Quizás un chuletón? Detrás de esta broma, se esconde una de las polémicas que más ha sacudido a la izquierda de este país. «La gente me llegó a decir que le decíamos lo que tiene que comer. Yo les preguntaba que hace cuánto tiempo que no se comen un chuletón. Yo tengo tres hijos y el chuletón no pasa a mi casa», sale al paso Fernández, que reconoce haber sufrido algunos insultos directos. En uno de ellos le llamaron «comunista de mierda», confiesa, cuando planteó que el Ayuntamiento dejase de sufragar al club de fútbol C.D. Toledo, que es una Sociedad Anónima Deportiva. No se sintió ofendido, su hijo, con el que iba en ese momento, sí: «Es que soy comunista, pero te cabreas mucho. Me han llamado de todo».

Tras el parón de horario español, volvemos a la campaña. Esta vez, al Parque de los Polvorines. Otro lugar poco cuidado al otro lado del río Tajo. Allí, Unidas Izquierda Unida Podemos se reúne con vecinos del barrio para recorrer la zona y proponer que el paraje se pueda convertir en un «espacio comunitario». Sin pretenderlo, o sí, se crea una especie de ‘asamblea improvisada’ donde los vecinos van mostrando al grupo político los desperfectos de unos caminos que conocen bien. Es ahí donde Fernández confiesa a este periodista cómo llegó a la política. Primero, pasó por el Ayuntamiento de Olías del Rey para después dar el salto al de Toledo. «Di un paso adelante con un sí a medias después de que Javi Mateo se echase a un lado en 2019″, manifiesta el candidato de IU, que deja claro que lo hizo porque su formación se lo pidió y lo refrendó en asamblea.

txema-fernandez-iu-podemos-campaña-64

Vecinos charlan con los candidatos de Unidas IU Podemos Toledo. Foto: Sara M. Trevejo.

En este movimiento de tierras constante que son las negociaciones entre partidos políticos y los mensajes en campaña, hay una estrategia que a Fernández le parece una «irresponsabilidad»: la apelación al voto útil, que en esta campaña usa el PSOE para atraer el voto a su izquierda y a su derecha. «¿Qué es más útil, ser coherente con tus políticas o que gobierne quien ha gobernado y en las crisis han salido beneficiadas las entidades financieras?», defiende el candidato, que nombra como «inmoralidad» lo que considera que es «que un partido político intente conseguir el voto minando la credibilidad política de otro».

Empezamos el día hablando del «para qué» y lo acabamos así. El «para qué» más contundente que emite Fernández es cuando se le pregunta por un posible pacto de Gobierno con el PSOE de Tolón. Las líneas rojas de Unidas IU Podemos Toledo no son «concejalías, ni sillones», dice, mas bien son lo que pueden o no hacer con ellas para fortalecer los servicios públicos. Ese para qué sirven las cosas, para qué modelo de ciudad las hacen, para qué fines. «Nos importa el para qué se hacen las cosas».

«Me tengo que marchar a las siete y cuarto. Tengo a los críos y es conciliar o morir». Txema Fernández coge las llaves de su furgoneta negra y se marcha por la carretera de Navalpino. El camino hacia el 28M solo acaba de comenzar.

(Visited 232 times, 1 visits today)