Para colaborar frente al coronavirus

Castilla-La Mancha acelera la incorporación de policías locales en formación y suma otros 132

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, envió ayer martes una carta a la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM), Tita García Élez, y a los alcaldes de las 35 localidades de las que proceden los alumnos para informarles de esta medida

La Policía Local de Toledo ha visto cómo el agente que se encontraba hospitalizado ha sido dado de alta.

Los 132 policías locales que se estaban formando en la Escuela de Protección Ciudadana se van a incorporar a sus respectivos municipios, un total de 35, para colaborar frente al coronavirus y atender mejor las necesidades de los vecinos en la actual emergencia sanitaria.

De estos 132 policías locales 45 son de municipios de la provincia de Albacete, 41 de localidades de Ciudad Real, 36 son de municipios de la provincia de Toledo, siete de la de Guadalajara y tres de la provincia de Cuenca, informa este martes el gobierno regional.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, envió ayer martes una carta a la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM), Tita García Élez, y a los alcaldes de las 35 localidades de las que proceden los alumnos para informarles de esta medida.

Así se establece en la resolución de la Dirección General de Protección Ciudadana de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas,que tiene efectos desde hoy con su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).

Así, de momento, se han suspendido los cursos en los que participaban los policías mientras que subsista el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En el periodo en el que los cursos estén suspendidos, los alumnos del curso de formación inicial para la categoría de Policía Local, que mantienen su condición de funcionarios en prácticas, deben ponerse a disposición de los alcaldes de sus respectivas corporaciones locales para desarrollar las funciones que, de acuerdo a su condición, les sean requeridas.

Por su parte, los alumnos del resto de cursos, es decir, aquellos que siendo policías locales estaban realizando un curso para ascender de categoría dentro del cuerpo, mantendrán su condición de funcionarios en prácticas en la correspondiente categoría y podrán realizar en sus municipios las funciones que vinieran desarrollando. Con esta medida, en la provincia de Albacete se incorporarán dichos policías locales a los cuerpos de la capital, Almansa, Caudete, Hellín, Tobarra y Villarrobledo.

Por su parte, los 45 policías locales de la provincia de Ciudad Real se reparten entre los municipios de Alcázar de San Juan, Aldea del Rey, Almadén, Almagro, Almodóvar del Campo, Argamasilla de Alba, Ciudad Real, Daimiel, La Solana, Malagón, Manzanares, Pedro Muñoz, Socuéllamos, Tomelloso, Valdepeñas y Villanueva de la Fuente.

Añover de Tajo, Borox, Cabañas de la Sagra, Cobeja, Corral de Almaguer, El Viso de San Juan, Méntrida, Novés, Talavera y Toledo son los 10 municipios toledanos a los que llegarán estos alumnos.

En cuanto a la provincia de Guadalajara, además de la capital, sumará efectivos en su cuerpo de Policía Local el municipio de Torrejón del Rey.

Finalmente, será Mota del Cuervo la localidad conquense a la que se incorporarán estos alumnos de la Escuela de Protección Ciudadana.