Crisis del coronavirus

Cobisa, Argés, Nambroca y Burguillos no abrirán sus piscinas este verano

Así lo han decidido sus alcaldes en un comunicado conjunto que publicamos íntegramente

Imagen de archivo de una piscina, que este verano no se abrirán en Cobisa, Argés, Burguillos y Nambroca.

«En el difícil contexto actual originado por el coronavirus Covid-19, el Gobierno de la nación, en virtud de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, ha permitido la apertura al público de las piscinas recreativas previo cumplimiento de una serie de medidas con el objetivo de preservar la salud pública y minimizar el riesgo que representa la pandemia para la salud de la población.

En este sentido, los alcaldes de los municipios integrantes de la Mancomunidad de servicios del Río Guajaraz cuyas localidades disponen de piscina municipal (Argés, Burguillos de Toledo, Cobisa y Nambroca), tras valorar las circunstancias concurrentes, teniendo en cuenta los derechos de sus vecinos y, dentro de éstos, el más importante, que no es otro que el derecho a la salud, han decidido, de forma unánime, no proceder a la apertura de las piscinas municipales durante este verano.

«La razón principal de esta dolorosa medida es la prudencia»

Como puede deducirse, la razón principal de esta dolorosa medida es la prudencia, la convicción absoluta que es obligación de nuestros gobiernos locales evitar que pueda crearse otro vector de contagio que, en algún momento, pueda suponer un retroceso en un proceso de desescalada en el que todos nos jugamos mucho, tanto en términos sanitarios, los principales, como económicos.

A ello debe añadirse que las medidas impuestas, entre las que destaca la reducción del aforo al 30% de la capacidad de cada instalación, la obligación de respetar la distancia de seguridad entre usuarios, la necesidad de concertar cita previa y acudir por turnos, la prohibición de usar las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua, o las exigencias de limpieza y desinfección, que en algunas zonas deben reiterarse al menos tres veces al día; suponen, a la postre, que una de las instalaciones más utilizadas y queridas por todos, sinónimo de descanso, disfrute y diversión, se convierta en otra cosa, alejándose de los estándares de calidad que los municipios de esta Mancomunidad ofrecemos año tras año a nuestros vecinos.

Agradeciendo de antemano la comprensión de la ciudadanía, aprovechamos el presente comunicado para trasladar a todos un mensaje de tranquilidad, apelando asimismo a la responsabilidad de cada uno en el cumplimiento de las indicaciones que, para la protección de nuestra salud, vienen dictando las autoridades sanitarias».