fbpx
miércoles, 8 de febrero de 2023
Balaustrada santa cruz
Balaustrada del Museo de Santa Cruz. Foto: Rebeca Arango.
¿Qué pasó con ellos? - 27 noviembre 2022 - Toledo

Las incautaciones de las que se nutrió el Museo de Santa Cruz de Toledo en la Guerra Civil, entre ellas las propiedades del judío alemán Máximo José Khan, o las piezas del Santa Cruz que fueron a otros museos nacionales como el Arqueológico Nacional, el Museo de América o los museos del Greco y Sefardí es uno de los aspectos que aborda Francisco García Martín en un libro que presenta este lunes.

«Historia del Museo Provincial de Toledo. 1841-1942» (Editorial Ledoira) recoge la historia del Museo de Santa Cruz de Toledo durante un siglo, desde su gestión y los edificios que ocupó hasta su ubicación en el antiguo Hospital de Santa Cruz, ha explicado a EFE el autor, que es doctor en Historia y miembro correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.


Obras de figuras republicanas o represaliadas

Un apartado del libro lo ha reservado Francisco García Martín a las incautaciones durante la Guerra Civil, ya que el Museo de Santa Cruz se nutrió de muchas de ellas que eran propiedad de figuras republicanas o represaliadas.

Por ejemplo, al escritor e intelectual alemán Máximo José Khan (1897-1953), que residió durante una década en Toledo, se le incautaron más de un centenar de objetos, incluidas tallas de los siglos XVII y XVIII, una colección de cerámica de Talavera y de Puente del Arzobispo y un grabado firmado por Marc Chagall del que «no se sabe nada, ha desaparecido», ha indicado García Martín.

Llama la atención que no se conozca lo que ocurrió con aquella obra del bielorruso Chagall, uno de los artistas más destacados y singulares del siglo XX; entre otros motivos, por la escasísima obra suya que hay en España.

También fue incautada la biblioteca de Khan, que fue cónsul en Atenas con el gobierno republicano y que se exilió al terminar la guerra. Parte de su biblioteca forma parte de los fondos de la actual Biblioteca de Castilla-La Mancha.

Al Hospital de Santa Cruz llegaron, asimismo, los bienes incautados al húngaro Thomas Malonyay, que había vivido en Toledo, ha agregado García Martín.

Y, por otra parte, muchas piezas salieron del Museo de Santa Cruz para formar otras colecciones y se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional, en el Museo de América, en el Museo del Greco o en el Museo Sefardí, entre otros.

Cinco personas inteligentes y celosas por la conservación de antigüedades

Las Comisiones Provinciales de Monumentos y los Museos Arqueológicos Provinciales se crearon por una Real Orden de 1844 del Ministerio de la Gobernación, que estableció: “Habrá en cada provincia una Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos compuesta por cinco personas inteligentes y celosas por la conservación de nuestras antigüedades”.

La intención era despertar la conciencia pública sobre la importancia del estudio de la historia de España de forma sistemática y de la protección y gestión del patrimonio arqueológico, artístico y arquitectónico, siguiendo unos criterios similares a los que ya se estaban aplicando por entonces en otros países europeos.

En la ciudad de Toledo se habilitaron inicialmente algunos espacios, más bien a modo de almacén, donde acumular las piezas que se iban recopilando procedentes de los inmuebles desamortizados.

Más adelante se crearon dos museos dependientes de la Comisión de Monumentos: el Museo de Antigüedades Cristianas o Panteón de Hombre Ilustres para los grandes monumentos funerarios provenientes de diferentes iglesias o monasterios, con sede en San Pedro Mártir, y el Museo Arqueológico Provincial, que fue al Monasterio de San Juan de los Reyes.

La colección arqueológica se instaló en San Juan de los Reyes

En 1846 la colección arqueológica se instaló en San Juan de los Reyes, que tras la invasión de los franceses había quedado en una «situación lamentable» de modo que solamente se abría de forma muy puntual y a partir del año 1900 permaneció prácticamente cerrado debido al estado de ruina del monasterio.

Desde antes se venía pensando en el antiguo Hospital de Santa Cruz como lugar idóneo pero por distintos avatares el traslado no comenzó hasta el año 1916.

Francisco García Martín presenta su libro sobre la historia del Museo Provincial de Toledo este lunes en el Museo de Santa Cruz.

(Visited 1.088 times, 1 visits today)