fbpx
jueves, 29 de febrero de 2024
Samuel López Iglesias, descubridor del Parque Arquelógico de Carranque, nos recibe 40 años después del hallazgo. Foto: Rebeca Arango
Aniversario del descubrimiento del yacimiento de Carranque - 28 agosto 2023 - Toledo

El 23 de julio de 1983 Samuel López Iglesias se convirtió en la primera persona en más 1.700 años en volver a pisar la Villa de Materno. Entonces, Samuel tenía apenas 18 años y aunque sospechaba que su hallazgo era importante, aún no sabía que se acababa de convertir en el descubridor de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del centro de España.

Samuel López Iglesias, en la época del hallazgo.

Cuando era un bebé su familia se quedó sin casa

Samuel nació en el año 1964 siendo el hijo de Regimio y Gloria. Tomó su primer aliento en Carranque, muy cerca del lugar donde Materno instaló su villa en el periodo romano y en el mismo pueblo donde su familia paterna lleva afincada, al menos, 5 siglos. En aquel momento, Samuel era el menor de 8 hermanos, aunque más tarde llegarían dos más. Su familia trabajaba el campo y tenía una casa en el centro del pueblo que, desafortunadamente, fue arrasada por las llamas cuando Samuel apenas era un bebé. Ante la dificultad para alquilar otra vivienda y lo imposible que era construir una nueva casa y continuar alimentando 10 bocas, Regimio, el padre de Samuel, levantó un hogar improvisado en parte del terreno donde estaba su vieja casa e instaló a su familia en una construcción con únicamente dos estancias, una cocina-comedor y un dormitorio para el matrimonio y toda su prole.


Tiempo después, una petición directa de la madre de Samuel al dictador Francisco Franco posibilitó que los López Iglesias consiguieran una alternativa habitacional y pudiesen ver construido un nuevo hogar en el mismo lugar donde se ubicó su antigua casa.

Samuel López Iglesias, de niño, con sus padres y hermanos.

Samuel ya sabía de la existencia de restos romanos antes de ver el yacimiento 

Samuel creció bajo ese nuevo techo y fue a la escuela hasta que a los 12 años su padre reclamó sus manos para ayudar en la huerta familiar. Aquí, el aún niño comenzó a trabajar el cultivo de varios tipos de hortalizas, mientras que algunos pequeños y esporádicos descubrimientos azuzaban su curiosidad por la arqueología. Antes del gran hallazgo del yacimiento de Carranque, Samuel ya había visto varios trozos de cerámica y teselas de mosaicos que le mantenían tras la pista de aquellos que habían habitado la tierra que labraba.

Los sospechas de Samuel se confirmarían el 23 de julio de 1983 cuando encontró una piedra negra manchada de cal de mortero entre unos rastrojos y al comenzar a escarbar en el lugar destapó el mosaico de la Metamorfosis. Después de esto fue a buscar a su hermano Juan María y los dos cargados con azadones volvieron a la finca, hicieron varios agujeros y encontraron más restos de la antigua villa. Ambos compartían padres también con uno de los concejales de Carranque y a través de él se pusieron en contacto con el museo de Santa Cruz en Toledo. Unos días después, una arqueóloga y la directora del museo certificaron que los restos eran romanos y comenzaron los trámites para que la Consejería de Cultura declarase el emplazamiento zona arqueológica.

En los años sucesivos los arqueólogos trabajaron en el lugar, destapando un complejo que incluía la Villa de Materno, el edificio palacial, el mausoleo, el torculario y los molinos del arroyo de La Sacristana. Además, decidieron que la colección de mosaicos de Carranque era demasiado extensa como para trasladarla un museo y optaron por conservarla in-situ hasta que en el 2002 el parque se abrió al público.

Desde el año 2010 las excavaciones de Carranque están paralizadas a pesar de las sospechas de que hay otro gran edificio oculto bajo la tierra del yacimiento. La obra en cuestión serían unas termas, una construcción típica y necesaria en este tipo de villas que aún no ha aparecido en el municipio toledano.

El reconocimiento de los derechos del descubridor fue una odisea

Además de esta paro en las investigaciones, durante los últimos 40 años el yacimiento de Carranque ha sufrido periodos de abandono y el reconocimiento de los derechos al descubridor fue causa de un juicio que terminó resolviéndose en el Tribunal Supremo. Samuel acusó a la Junta de Castilla-La Mancha de no identificarle como el descubridor del yacimiento tras esta alegar que él solo había encontrado un único mosaico, mientras que el resto era hallazgo de los arqueólogos.

Samuel reclamó a la consejería y tras agotar la vía administrativa recurrió a los tribunales. Este movimiento sentó un precedente al ser la primera vez que el Estado era denunciado por un yacimiento arqueológico e hizo que la antigua ley que regía estos aspectos (que era del 1912) fuese reemplazada por una nueva que se promulgó en el año 1985. El Tribunal Superior de Castilla-La Mancha falló a favor de la consejería y la Junta y Samuel recurrió la decisión ante el Tribunal Supremo.

El Supremo terminó dándole la razón a Samuel López y reconociéndole como descubridor bajo el argumento de que si él no hubiese avisado la Junta nunca habría enviado allí a los arqueólogos. Por este logro, Samuel tenía derecho a recibir una compensación que terminó siendo de 3 millones y medio de pesetas, en torno a 21.000 euros, menos de lo que gastó en el pleito y, como tituló Interviú en un reportaje que hizo entonces, menos que un adosado.

Recorte del reportaje de Interviú sobre Carranque

Recorte del reportaje de Interviú sobre Carranque

Los mosaicos y mármoles son una de las joyas arqueológicas de la península

Dentro del parque arqueológico se pueden observar varios mosaicos con representaciones de mitos paganos. Por ejemplo, el mosaico de la Metamorfosis cuenta las historias de Jason y los argonautas, la venganza de Diana sobre Acteón, el amorío entre Píramo y Tisbe o el enamoramiento de Neptuno y Aminone, además de las imágenes de Heracles, Atenea, y Diana.

Por su parte, el mosaico del salón central de la villa representa una escena de la Guerra de Troya donde Ulises libera Briseida para que esta vuelva con un enamorado Aquiles.

En el mosaico de Adonis se enseña la lucha y derrota del joven mortal contra un jabalí enviado por Marte, el dios de la guerra, que estaba celoso por la relación entre Adonis y Venus.

Probablemente el más famoso de los mosaicos que se encuentra dentro del yacimiento de Carranque sea el de la fuente del dios Océano. Esta deidad está relacionada con el agua y suele ser confundida con Neptuno, el dios del mar. En Carranque se le presenta rodeado de delfines, conchas, animales mitológicos y barbos y formaba parte del suelo de una fuente que actualmente no se conserva.

En Carranque también se han encontrado, al menos, 43 tipos diferentes de mármoles, entre los que se cuentan algunos de los más caros del Imperio Romano. Estas piezas procederían mayormente de lugares como las actuales Turquía, Túnez, Egipto o las islas griegas. Se ha localizado el origen de 40 canteras que proveyeron a la antigua Villa de Materno; tan solo tres de ellas están en la península Ibérica y entre la colección se encuentran piezas de pórfido rojo y serpentino verde, algunos de los mármoles más valorados de la época.

Aún hay mucho trabajo por hacer

Samuel ha declarado para encastillalamancha.es sentirse «la madre del yacimiento» porque es «quien lo parió» y como una madre con su hijo, su «niño será siempre su niño». Samuel siente el yacimiento como suyo, su parque, su yacimiento, sus mosaicos desde hace 40 años. En todo este tiempo ha habido excavaciones muy exitosas en la zona pero tras la crisis de 2008 dejaron de realizarse a excepción de un pequeño trabajo en el 2010. Según señala López, en Carranque hace falta un gran trabajo de investigación, desenterrar las termas y un apoyo de las administraciones públicas.

El yacimiento de Carranque es una ventana hacia nuestro pasado, el agujero de una cerradura que nos permite saber cómo vivían nuestros antepasados y un paso más para reconocer nuestros orígenes. El análisis de los restos materiales y culturales permite desentrañar historias perdidas que de cualquier otra forma se mantendrían olvidadas. En definitiva, poseer conocimientos sobre historia es el arma más efectiva para que los humanos le demos forma a nuestro presente, evitando caer en errores del pasado ya que, como dice una famosa cita atribuida a mil padres diferentes, quien no conoce su historia está condenado a repetirla.

Precio, horarios y ubicación

El yacimiento de Carranque se ubica en el km 34 de la carretera Carranque-Madrid y está abierto desde junio hasta septiembre los jueves, viernes, sábados, domingos y festivos de 9:30 a 14 horas. Durante el resto del año mantendrá un horario de 10:30 a 13:30 los jueves y domingos y de 10:30 a 13:30 y de 15 a 17:30 horas los viernes, sábados y festivos. La entrada general tiene un precio de 5 euros y la reducida de 3 euros. Además, avisando previamente al parque vía mail se podrá visualizar el video de realidad virtual por 5 euros (este precio incluye también el acceso al parque).

Fotos | Detalle a detalle, las entrañas del Parque Arqueológico de Carranque de la mano de su descubridor….

(Visited 32.185 times, 1 visits today)