Hasta el 31 de enero

Los niños de campos de refugiados se convierten en fotógrafos en la Biblioteca Regional

Decenas de niños saharuis pudieron retratar su día a día en los campamentos de refugiados gracias a un proyecto de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Toledo que ahora muestra los resultados en la Biblioteca Regional

"Desde su punto de vista" se expone en la Biblioteca Regional hasta final de mes.

La Biblioteca de Castilla-La Mancha expone, hasta el próximo 31 de enero, una muestra fotográfica sobre la vida en los campamentos de refugiados sahrahuis. Los protagonistas indiscutibles, los niños y niñas que habitan en ellos, quienes han sido los encargados de realizar las fotografías para mostrar su entorno, gracias a un proyecto de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Toledo.

El proyecto se desarrolló principalmente en la zona de Hamada, una de las más áridas del desierto del Sáhara. A lo largo de un viaje de 10 días, un equipo de voluntarios de la asociación recorrieron la frontera argelina repartiendo cámaras desechables a niños de entre 8 y 12 años. «Desde su punto de vista» es el resultado de este trabajo, que ha estado coofinanciado por la Universidad de Castilla-La Mancha.

De Toledo al Sáhara para dar voz a la infancia

Con 60 cámaras desechables y 10 días de viaje por delante, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Toledo emprendió el camino decidida a mostrar al público la realidad de estos niños. El colegio de Mahbes, Farsia, Bojador y diferentes áreas de Smara fueron algunos de sus puntos de parada. Su diario de viaje se puede consultar en la web del proyecto.

A su regreso a casa, la asociación contaban con más de 700 fotografías. Una parte de ellas se pueden ver estos días en la Biblioteca Regional: compañeros de clase, el interior de la escuela, sus casas, los animales… La exposición pretende ser una denuncia por una situación que lleva más de 40 años sin resolverse. Y quién mejor que los niños y niñas para contar en primera persona este relato.

Una mirada pura y sin filtros que muestra la cruda realidad de su vida en el destierro

«Gracias a ellos y ellas podemos observar, desde su prisma, la vida familiar, sus haimas y casas de adobe, el acceso a los recursos básicos, la escuela, los animales con los que conviven, y la forma en que juegan…, una mirada pura y sin filtros que muestra la cruda realidad de su vida en el destierro», explican desde la asociación.