fbpx
jueves, 20 de junio de 2024
Quabit Guadalajara no pudo con la potencia atacante de Bidasoa Irún. Foto - Nacho Izquierdo
Liga Asobal - 21 abril 2018 - Guadalajara

El Bidasoa Irún se impuso este viernes en el Municipal David Santamaría al Quabit Guadalajara, por 19-23, y agravó la crisis del equipo alcarreño. José Javier Hombrados celebró su renovación con el conjunto morado con un festival de paradas que, sin embargo, no sirvió a su equipo para superar a un rival más en forma.

La igualdad se instaló en el marcador en la primera parte, en la que un extraordinario Hombrados compensó con brillantez el atasco de sus compañeros en ataque. Ambos conjuntos desaprovecharon sendas superioridades y la ventaja máxima fue de solo dos goles, a favor de Bidasoa Irún.


Hombrados, un muro, pero Guadalajara estuvo flojo en ataque

Espoleado con cuatro goles seguidos de Kauldi Odriozola, los irundarras alcanzaron los vestuarios con ventaja (11-13), ante un Quabit que de nuevo mostró flaqueza en ataque, puntos débiles en defensa y, afortunadamente para sus intereses, un gigante en la portería.

En la segunda mitad, dos tantos de Popovic dispararon al Bidasoa (11-15). A continuación, los pupilos de Jacobo Cuétara trabajaron para administrar su renta.

La defensa amarilla carburaba a la perfección y los alcarreños incurrían en sucesivas pérdidas de balón y faltas en ataque. Además, Xoan Lledo se mostró imperial en la portería, deteniendo incluso dos lanzamientos de siete metros.

Con 12-17 en el marcador y su equipo perdido en la pista, César Montes, técnico local, se vio obligado a detener el crono. Magistralmente dirigido por Borka Lancina, el equipo vaco mantuvo a raya al Quabit, que jugaba más con el corazón que con la cabeza.

Chema Márquez, máximo goleador de Asobal, quien hoy veía en la grada inaugurada una peña con su nombre, se echó su equipo a la espalda. Suyos fueron los goles que metieron al Quabit de nuevo en el partido. Con 18-19 fue Jacobo Cuétara quien solicitó tiempo muerto.

El partido lo entregó el Quabit Guadalajara. Las exclusiones casi simultáneas de Mellado y Parra cedieron la cancha a su adversario, que de nuevo respiró con una ventaja importante (18-22) y terminó llevándose los dos puntos.

Fue la quinta derrota seguida del equipo alcarreño, que ha quedado anclado en su récord de puntos en la Asobal. El Bidasoa, por su parte, disfruta de su permanencia en la máxima categoría.

Ficha técnica:

19 – QUABIT GUADALAJARA (11+8): Hombrados (Eceolaza); Mellado (0), Márquez (7), Vidal (0), Nacho Moya (2, 1p.), Víctor Vigo (2) y Javi García (2) -siete inicial-; Montoya (2), Fuentes (0), Sanz (0), Bozalongo (0), Parra (1, 1p.), Lucas (2), Sedano (0) y Valles (1).

23 – BIDASOA IRÚN (13+10): Lledo (1), Beltza (0), Aldaba (0), Odriozola (7), Renaud (0), Popovic (4) y Redondo (0) -siete inicial-; Lancina (3), Salinas (2), Crowley (2, 2p.), Vázquez (1), Serrano (1), Azkue (2).

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 4-4, 6-6, 8-8, 10-9, 11-13 (descanso). 12-16, 13-19, 15-19, 17-19, 18-19, 19-23 (final).

Árbitros: Jesús Álvarez y José Carlos Friera. Excluyeron dos minutos a Bozalongo (2), Márquez, Mellado y Parra, por el Quabit Guadalajara, y a Popovic, por el Bidasoa Irún. Descalificaron a Beltza, del Bidasoa Irún, por acumular tres exclusiones.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima séptima jornada de la Liga Loterías ASOBAL disputado en el Municipal David Santamaría, ante 800 espectadores.

(Visited 49 times, 1 visits today)