fbpx
lunes, 5 de diciembre de 2022
Isabel Fernández.
Isabel Fernández Foto - Rebeca Arango
En lo más alto - 16 noviembre 2018 - Toledo

Nos encontramos en un gimnasio de kárate en Toledo lleno, pleno, de niños y niñas aplicados, obedientes, concentrados en seguir fielmente la clase que imparte un profesor joven (32 años) y ya veterano (entrena desde los 14), Álvaro Jiménez Carmona.

En medio del gimnasio, el de la escuela y el club Kidokan, sentada plácidamente en su silla de ruedas, tranquila, feliz, se encuentra una campeona mundial de parakárate, cinturón negro primer DAN, profesora también: la toledana Isabel Fernández Jiménez, abrumada por la (lógica) repercusión que ha tenido su título. «Aquí hemos tenido campeones nacionales e internacionales, pero nunca he visto esto antes», confiesa Jiménez, quien un día, hace poco más de cuatro meses, tuvo la feliz idea de convencer a Isabel para que practicase el parakárate.


«¿Se puede»?, le preguntó Isabel. «¡Claro!», le contestó Álvaro. Al día siguiente estaba entrenando.

[ze_summary text=»Isabel lleva practicando kárate desde los cuatro años, ha crecido con él»]

Isabel lleva practicando kárate desde los cuatro años, ha crecido con él[/ze_summary]

[ze_gallery_info id=»277056″ ]

La verdad es que no lo tuvo difícil para convencerla porque antes de tener que usar una silla de ruedas, ya practicaba kárate (desde los cuatro años), de hecho se colgó dos medallas nacionales: fue tercera de España individual y por equipos, reflexiona.

Ahora Isabel tiene 31 años; hace cuatro le diagnosticaron una enfermedad degenerativa, una especie de artrosis; hace dos y medio que se mueve en silla de ruedas. Antes que el parakárate jugó al baloncesto en silla y al «hand bike» (correr en una bicicleta adaptada), pero prefiere el parakárate, no en vano ha crecido de su mano.

En medio de los niños y niñas responde a las preguntas. Tiene dificultades añadidas para practicar su deporte por la silla, adaptada. «Es duro mover la silla en el tatami porque se hunde y pierdes fuerza, luego ya en la competición es más fácil», explica quien estos días está sobrepasada por la atención de los medios. Vivió unos días pletóricos en Madrid, al lado de la bomba Sandra Sánchez y muy cerca de Juan Ramón Amores, director general de Juventud y Deportes.

[ze_summary text=»Álvaro Jiménez: el destino nos hizo un guiño en Cebolla, donde deseamos que Sandra e Isabel lograsen dos oros»]

Álvaro Jiménez: el destino nos hizo un guiño en Cebolla, donde deseamos que Sandra e Isabel lograsen dos oros[/ze_summary]

Interviene Álvaro Jiménez para valorar ante los niños y niñas el éxito tremendo de Isabel. Recuerda que hace muy poco, en el acto solidario en favor de la localidad de Cebolla, anegada por las inundaciones, y en el que Sandra e Isabel hicieron una demostración conjunta, se desearon los mejores deseos para el Mundial (que las dos lograsen el oro): «El destino nos hizo un guiño. Si nos dicen que íbamos a lograr dos oros… dónde había que firmar», comenta el profesor, quien admite que en los últimos años el kárate ha ganado presencia mediática, «por Sandra, por el Olimpismo…», reflexiona.

Isabel necesita una silla nueva para el Europeo

Ahora van a aprovechar el tirón del Mundial para ver si la campeona puede recurrir a alguna ayuda; van a buscar patrocinadores, están pensando en una campaña de «crownfounding»… porque Isabel, de cara al próximo Europeo que se celebrará en marzo, necesita una silla nueva.

[ze_image id=»276974″ caption=»Isabel Fernández y Álvaro Jiménez Carmona.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/11/Isabel_Fernandez_kata_20181113963.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

La nueva campeona mundial es militar de profesión. Antes de perder parte de su movilidad trabajaba en infantería mecanizada del Ejército de Tierra. Ahora está de baja a la espera de destino.

Pero, afortunadamente, ya nada volverá a ser lo mismo que antes de ganar todo un título mundial (la toledana ganó en la final a la campeona de Europa).

(Visited 323 times, 1 visits today)