fbpx
lunes, 15 de julio de 2024
Viñedo, viña, agricultura, agricultores, agricultor
Imagen de archivo.
Aprobado por el Consejo de Ministros - 17 octubre 2023 - Madrid

El Consejo de Ministros ha aprobado un nuevo real decreto para flexibilizar las normas de acceso a las ayudas ante fenómenos climáticos adversos para los sectores hortofrutícola y vitivinícola. De este modo, el Gobierno de España busca que los agricultores puedan acceder a las líneas de crédito para recuperar y potenciar sus cosechas que se han visto dañadas por una sequía primero y por una DANA después.

«Las flexibilidades van encaminadas a facilitar el acceso a las ayudas del programa de apoyo al sector del vino, ampliar la vigencia de las autorizaciones de viñedo y dar facilidades para que los productores de frutas y hortalizas puedan acceder a los fondos de su programa operativo», explica el Gobierno de España, que ha tenido que solicitar a la Comisión Europea la modificación de varios reglamentos para aplicar estas medidas.


Ayudas para el vino

Para el viñedo, el Gobierno ampliará en 12 meses las autorizaciones que caducan en 2023. También incluye la posibilidad de que los titulares de los permisos puedan renunciar sin ser sancionados, previa comunicación antes del 31 de diciembre.

En cuanto a la reconversión de la viña (Programa de Apoyo al Sector Vitinícola), ahora se permitirá justificar un 3% del gasto en vez del 30% necesario, siempre y cuando estas operaciones se hayan iniciado antes del 15 de octubre de 2023.  También se recogen medidas adicionales para las inversiones en bodegas y restauración y reconversión del viñedo.

Ayudas para el sector hortofrutícola

El sector hortofrutícola podrá aprovecharse de esa relajación de las medidas en cuanto a los programas operativos de las organizaciones de productores de fruta y hortalizas (OPFH), donde se aumentan los márgenes de maniobra para hacer modificaciones en este año.

Algunas de las medidas son el aumento de la posibilidad de pedir anticipos o pagos parciales, el incremento de las ayudas en un 10% (de un 50% a un 60%) de los gastos o inversiones. Del mismo modo, se ha tenido en cuenta la suspensión de los límites máximos por actuación, que permitirá mejorar el uso de las ayudas de gestión de crisis.

(Visited 77 times, 1 visits today)