jueves, 18 de julio de 2024
En 2017 se declarará formalmente 07/10/2016junio 7th, 2017

Castilla-La Mancha ha erradicado de su territorio la brucelosis bovina, aunque está erradicación no se declarará oficialmente hasta el próximo año, según ha adelantado hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

El consejero, que ha hecho este anuncio en una jornada que se celebra en Toledo para analizar la situación de la tuberculosis bovina en Castilla-La Mancha, ha avanzado que en 2017 la enfermedad se declarará formalmente erradicada de la comunidad autónoma.


Martínez Arroyo ha aclarado que ya está erradicada en la práctica, pero falta que lo formalice oficialmente el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), al que se está comunicando que ya no hay brucelosis bovina, para que declare la enfermedad erradicada en 2017, porque estas declaraciones abarcan de enero a diciembre.

Ha calificado esta erradicación como muy positiva, porque «pone de manifiesto que las cosas se pueden hacer bien«.

En este sentido, ha admitido que «hay enfermedades más difíciles que otras», pero ha considerado: «Si lo hemos conseguido en la brucelosis debemos de ser capaces de disminuir también la prevalencia en la tuberculosis bovina«, que en estos momentos tiene una prevalencia del 7,62 por 100 en Castilla-La Mancha.

El titular de Agricultura ha explicado que es un porcentaje algo mayor del que había hace unos cinco o seis años, probablemente porque hay más relación con la fauna silvestre, en Castilla-La Mancha hay una actividad cinegética muy importante y esto también puede tener su incidencia en la sanidad animal.

Pero ha considerado: «Si hacemos bien los deberes, si apostamos por la sanidad animal, si apostamos por las asociaciones de defensa ganadera (ADS) y por el trabajo de nuestros veterinarios, estamos en condiciones de disminuir esa prevalencia«.

A Martínez Arroyo le consta que «el trabajo se está haciendo bien«, por lo que está convencido de que «en los próximos años vamos a disminuir la prevalencia».

El objetivo es el de mejorar la rentabilidad de las explotaciones, ha señalado Martínez Arroyo, quien ha asegurado: «Lo saben los ganaderos, ellos están implicados» porque son conscientes de que «para su rentabilidad, lo más importante es controlar la sanidad».

«Si no controlamos la sanidad, no alcanzamos los mercados internacionales donde estamos vendiendo nuestros productos«, ha advertido Martínez Arroyo, que ha añadido «nos estamos jugando, por lo tanto, el futuro de un sector muy importante para Castilla-La Mancha».

El titular de Agricultura ha aludido importancia de la sanidad animal desde todos los puntos de vista, en su relación directa de la sociedad, en cuestiones relativas al bienestar animal o porque también tiene su implicación desde el punto de vista de la salud pública, muchas enfermedades humanas están relacionada con las enfermedades animales.

También tiene una implicación desde el punto de vista medioambiental, las especies silvestres se relacionan con las especies productivas y, por lo tanto, se transmiten en enfermedades, lo que tiene que ser tenido en cuenta, ha apuntado Martínez Arroyo.

Y ha insistido en la repercusión económica que tiene para los ganaderos, «puesto que todo el trabajo que se haga en sanidad animal acaba repercutiendo en el beneficio de los ganaderos, de las explotaciones ganaderas de Castilla-La Mancha

En este sentido, el consejero ha abogado por «hacer un trabajo mayor del que se ha hecho en los últimos años«, aunque en este momento se están invirtiendo 6 millones de euros en Castilla-La Mancha en sanidad animal, en el conjunto de las enfermedades animales, entre ellas el programa de erradicación de la tuberculosis.

También ha recordado que hay una red de asociaciones de defensa ganadera (ADS) que son la «correa de transmisión» del Gobierno de Castilla-La Mancha para llegar a los ganaderos de la región.

El consejero ha dicho que es preciso potenciar esas estructuras y «trabajar entre todos«, con jornadas como la que se celebra hoy en Toledo, en la que se demuestra «que se puede hacer, que podemos colaborar con las instituciones de ámbito nacional, con las instituciones científicas de otras comunidades autónomas».

(Visited 28 times, 1 visits today)