lunes, 22 de abril de 2024
y del arzobispado de Toledo 20/09/2012junio 13th, 2017

El presidente regional de los empresarios, Ángel Nicolás, agradeció ayer a la Junta de Comunidades que haya confiado en «Solimat», mutua de accidentes de trabajo que él preside, para asegurar a sus 50.000 funcionarios, una reivindicación antigua que, por fin, se materializó el pasado mes de febrero. El presidente de la Confederación Regional de Empresarios (Cecam) aprovechó la entrega de los II Premios Solimat, que se celebró ayer noche en Toledo y que estuvo co-presidida por el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, para hacer este agradecimiento, que hizo extensivo al resto de mutualistas de esta aseguradora, fundada en 1933.

La mutua castellano-manchega Solimat celebró la II edición de sus galardones. Los premiados han sido la empresa de transporte sanitario Ambulancias Finisterre; el Arzobispado de Toledo; la asesoría laboral Copyme, de La Puebla de Montalbán (Toledo); la empresa Extruidos del Aluminio, S.A. (Extrual), de Albacete; la Gestoría Verdugo, de Villacañas (Toledo); Grupo Cantenet, de Ciudad Real, y Ultracenter Soluciones, de Cuenca


Nicolás destacó que para Solimat, que en estos momentos cuenta con más de 100.000 mutualistas, supone una enorme responsabilidad proteger a los trabajadores de la Junta, «algo -dijo- que llevábamos pidiendo al Gobierno regional hace 30 años».

Y, en este contexto, resaltó que es la única mutua castellano-manchega, de las 20 que han sobrevivido tras la reestructuración del sector, «por lo que esta reivindicación era muy justa».

Por su parte, el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas aseguró que los II Premios Solimat tienen para el Gobierno regional un doble motivo de satisfacción, «el primero de ellos que en este acto se reconoce la labor de las empresas en favor de la recuperación económica y la creación de empleo».

Y el segundo motivo de satisfacción, resaltó Esteban, es que el Gobierno regional es desde el pasado mes de febrero mutualista de Solimat, lo que supone recibir una prestación «de una empresa castellano-manchega, de los nuestros y para los nuestros».

En este punto señaló que Solimat resultó adjudicataria para ocuparse de las contingencias comunes de los trabajadores de Castilla-La Mancha en un concurso abierto.

Y agregó que el grado de satisfacción con el servicio recibido es «magnífico», lo que demuestra que, «en Castilla-La Mancha tenemos una mutua muy importante, que ejerce muy bien su función, no sólo desde el punto de vista de aglutinar a muchos empresarios de la región, sino de ofrecer unos servicios que desde la Junta comprobamos que se prestan de manera muy satisfactoria».

En nombre de las siete entidades premiadas tomaron la palabra el vicario general del Arzobispado de Toledo, Ángel Fernández Collado, quien resaltó no sólo «el importante papel de Solimat como aseguradora de accidentes, sino también su labor solidaria en favor ONGs como Cáritas, Manos Unidas o Aldeas Infantiles».

Fernández Collado recibió el premio al Arzobispado de Toledo, reconocido por sus tareas de evangelización, educación, atención a mayores y conservación y difusión del patrimonio, de manos del alcalde de Toledo, Emiliano García-Page.

Al acto, celebrado en el Cigarral de las Mercedes, también asistieron, entre otros, el presidente de las Cortes, Vicente Tirado; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador; la presidenta regional del PSOE, Matilde Valentín, y el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín López.

 

 

PINCHE EN LA IMAGEN PARA VER LAS FOTOS

(Visited 27 times, 1 visits today)