fbpx
domingo, 23 de junio de 2024
- 27 mayo 2024

En este sentido, las previsiones para 2024 apuntan a un incremento del PIB del 1,7%. Asimismo, se estima que el empleo aumente un 1,8% en el promedio del año, situándose la tasa de paro en el 12,3%. Para 2025, las primeras estimaciones sitúan la tasa de crecimiento del PIB y el empleo en el 2,0%. La tasa de paro estaría en el 11,8% en el promedio del año, con las provincias de Toledo y Guadalajara como motores del empleo liderando el crecimiento económico en Castilla-La Mancha.

Concretamente, el informe «Previsiones Económicas de Castilla-La Mancha», elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja, explica que a escala provincial, para 2024 las tasas de crecimiento pueden oscilar entre el 0,5%, de Cuenca y el 2,1% de Toledo, superando también la media regional las provincias de Guadalajara (2,0%) y Albacete (1,9%).


Guadalajara y Toledo, por encima de la media

Descendiendo en el análisis, según estimaciones del Indicador Sintético de Actividad de Analistas Económicos de Andalucía, en el cuarto trimestre de 2023, las provincias de Guadalajara (2,6%) y Toledo (2,4%) habrían registrado tasas de crecimiento interanuales superiores a la media regional (2,1%).

En el conjunto de 2023, el crecimiento ha sido generalizado, estimándose en Guadalajara (2,3%) y Toledo (2,1%) aumentos superiores a la media regional (1,7%).

Para 2024, las previsiones de la sociedad de estudios del Grupo Unicaja sitúan las tasas de crecimiento entre el 0,5% de la provincia de Cuenca y el 2,1% de la provincia de Toledo, pudiendo crecer también por encima de la media regional (1,7%) Guadalajara (2,0%) y Albacete (1,9%).

Evolución de la economía de Castilla-La Mancha

Según estimaciones de AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), en el cuarto trimestre de 2023, el PIB registró un crecimiento del 0,6%, frente al 0,5% de los tres trimestres anteriores. En términos interanuales, el incremento se situó en el 2,1% (2,0% en España). En cuanto al conjunto de 2023, la economía habría crecido un 1,7% (2,5% en España).

Desde el lado de la demanda, indicadores relacionados con el consumo privado mostraron una ligera mejora en la segunda mitad de 2023, asentados en una trayectoria más favorable del empleo. Este es el caso de las ventas minoristas, que crecieron en el conjunto del año un 1,8%. En cuanto a la inversión, la producción industrial de bienes de equipo apuntaría a un escaso dinamismo en maquinaria, reduciéndose también en 2023 las compraventas de viviendas.

En términos interanuales, el incremento se situó en el 2,1% (2,0% en España) y se apoyó en servicios de mercado, construcción e industria

El valor de las exportaciones de bienes se ha reducido en torno a un 5% en 2023 (-1,0% en España). Esta disminución se ha debido, fundamentalmente, al menor valor exportado de materias plásticas, aluminio y sus manufacturas, carne y leche, productos lácteos y huevos. Sin embargo, las ventas de bebidas, que representan en torno a la quinta parte del total nacional, han aumentado con respecto a 2022, por las exportaciones de vino. Por el lado de la oferta, el crecimiento de la economía en 2023 se habría apoyado en los servicios de mercado, la construcción y la industria, mostrando el sector agrario una evolución menos favorable.

En lo que respecta al mercado de trabajo, el empleo mostró un mayor dinamismo en la segunda mitad de 2023, atendiendo tanto a las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) como a las de afiliación a la Seguridad Social. En cuanto a los primeros meses de 2024, el ritmo de aumento de las afiliaciones se mantiene, si bien se ha desacelerado ligeramente.

Según la EPA, en el cuarto trimestre de 2023, el número de ocupados se redujo en 10.900 personas con respecto al trimestre anterior, debido al descenso en los servicios y la industria. En términos interanuales, el empleo creció un 2,1% (3,8% en España), destacando el incremento en los servicios de mercado y la construcción. Por su parte, el número de parados disminuyó un 13,5%, situándose la tasa de paro en el 12,5% (11,8% en España), 1,9 puntos por debajo de la registrada un año antes.

Entorno económico mundial  nacional

Según el último informe de la OCDE, durante 2024 y 2025 la economía mundial mostrará ritmos de crecimiento de la actividad más moderados que en anteriores fases expansivas, con notables diferencias entre grandes áreas económicas y países. Las estimaciones apuntan a un crecimiento del PIB mundial del 2,9% para 2024 y del 3,0% para 2025. Para EEUU, se proyectan aumentos del 2,1% y 1,7%, respectivamente, en tanto que en la zona euro el crecimiento no superará el 1,3% en ambos ejercicios. Por otro lado, la inflación seguirá disminuyendo de forma gradual, convergiendo a los niveles objetivos fijados por los Bancos Centrales.

En el caso de la economía española, el aumento de la actividad en el tramo final de 2023 fue mayor de lo esperado, con un crecimiento intertrimestral del PIB del 0,6% durante el cuarto trimestre, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada por el Instituto Nacional de Estadística. En el conjunto de 2023, el PIB ha crecido un 2,5% (0,4% en la zona euro), apoyado, en mayor medida, en la demanda interna, especialmente en el consumo, en sus dos componentes privado y público. Las últimas proyecciones del Banco de España apuntan a un aumento del PIB en España del 1,9% para 2024, 0,3 puntos porcentuales superior al estimado anteriormente, proyectando un crecimiento similar para 2025. Se prevé que la demanda interna será el motor del crecimiento, apoyada en el consumo privado.

(Visited 354 times, 1 visits today)