fbpx
lunes, 8 de agosto de 2022
Cervantes, quijote
Cervantes, quijote
Así lo indica la Sociedad Cervantina de Alcázar - 11 febrero 2020

La Sociedad Cervantina de Alcázar ha levantado la voz para denunciar que El Quijote ha dejado de ser un «referente cultural» para los jóvenes de la comarca de La Mancha. Así lo entiende después del estudio realizado entre noviembre de 2019 y enero de 2020 por Félix Patiño Galán -profesor jubilado y miembro de la Sociedad Cervantina de Alcázar- entre estudiantes de segundo de Bachillerato en los institutos «Hermógenes Ruiz» de Herencia, «Miguel de Cervantes Saavedra» de Alcázar de San Juan e «Isabel Perillán y Quirós» de Campo de Criptana.

«Los resultados, no por esperados, dejan de ser desoladores. Muestran que nuestros estudiantes han asimilado detalles captados en su aula repleta de contenidos, que han dejado un rinconcito de honor a Cervantes, pero sólo un rinconcito. También el entorno ha influido un poquito con los nombres de calles y plazas, hoteles, bares o comercios. Pero hemos de admitir que gran parte de ellos ha pasado por delante de muchas referencias quijotescas y no se ha enterado y, sobre todo, ha pasado por delante de la obra cumbre de Cervantes sin que haya dejado poso de su lectura en sus almas», indica la institución en una nota de prensa a raíz de las dos encuestas realizadas entre los jóvenes.


La Sociedad Cervantina de Alcázar también destaca que la ubicación geográfica de cada instituto influye favorablemente en determinadas respuestas. Así, por ejemplo, los de Alcázar tienen amplio conocimiento sobre las bodas de Camacho, mientras que los de Campo de Criptana responden más acertadamente al número de molinos que se citan en el capítulo en que tiene lugar la batalla contra estos ingenios mecánicos.

Entre los aspectos negativos, resalta el desconocimiento de los alumnos de lo que es un batán «y, lo que es más clamoroso y llama la atención, el desconocimiento del personaje de la pastora Marcela, a pesar de haberla convertido Cervantes en un referente de mujer culta e independiente».

Concluye la sociedad que los jóvenes de la comarca de La Mancha han dejado de tener El Quijote como su referente cultural «y hacen cierto aquel aserto de que casi todo el mundo conoce El Quijote pero casi nadie lo ha leído».

Tras poner de relieve «el mucho trabajo que hay que hacer si queremos acercar a nuestros jóvenes el conocimiento de la obra», la Sociedad Cervantina de Alcázar realiza una primera propuesta que es la de ofrecer gratuitamente un Quijote adaptado, una entretenida colección de refranes cervantinos y una serie de pequeñas píldoras sobre episodios de El Quijote. «Es verdad que para leer El Quijote hay que proponérselo firmemente, y eso también vale para las casi 1.000 páginas de nuestro texto adaptado; pero su formato, ilustraciones, letra muy legible, con sutiles retoques en el vocabulario y sintaxis, sin notas al pie, sin perder nada de lo fundamental, es mucho más atractivo, más digestivo que un Quijote convencional, y puede ser una útil herramienta en manos del profesor de enseñanza secundaria en CLM», termina diciendo.

(Visited 16 times, 1 visits today)