Ante la pandemia de Covid-19

El Defensor del Pueblo pide un curso escolar seguro y homogéneo en España

Precisa la necesidad de pautas claras para que las madres y padres sepan cómo actuar en este "incierto" inicio de las clases y recuerda que muchas familias no podrán retomar sus trabajos con normalidad

El Defensor del Pueblo confía en acuerdos para que la vuelta al colegio sea segura. Foto - Rebeca Arango

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, confía en que las autoridades educativas y sanitarias alcancen esta semana un pacto para establecer unas medidas comunes que sirvan para garantizar un inicio de curso escolar «seguro y homogéneo» en todo el territorio.

«Los niños y las niñas necesitan volver a la escuela»

En su opinión, «las niñas y niños de este país necesitan volver a la escuela y las administraciones tienen que hacer todo lo que esté en sus manos para garantizar que este regreso se realice en condiciones de seguridad para alumnos y docentes», ha informado la Institución en un comunicado.

El Defensor es consciente del difícil contexto en el que tiene que iniciarse el nuevo curso escolar pero insiste en la necesidad de garantizar el derecho a la salud y a la educación de todos los niños y niñas y dotar de seguridad a los docentes para que puedan desarrollar su «imprescindible» labor pedagógica.

El Defensor también ha pedido pautas claras para que las madres y padres sepan cómo actuar en este «incierto» inicio de curso escolar y recuerda que muchas familias no podrán retomar sus trabajos con normalidad si no se garantiza la apertura de los centros educativos.

Actuaciones con las administraciones

La Institución ya inició en junio pasado actuaciones de oficio con todas las consejerías autonómicas y con el Ministerio de Educación para conocer sus planes y protocolos de cara al nuevo curso escolar.

En concreto, pidió información sobre posibles obras de ampliación o reforma de las instalaciones escolares, propuestas para la distribución de los alumnos en centros y aulas y medidas relativas a la dotación de personal docente y no docente.

También se interesó por las previsiones para, en caso de necesidad, poder asegurar el acceso a la enseñanza no presencial de todos los alumnos y dotar a los docentes de la formación y los medios necesarios para ello.

En estos escritos, el Defensor también les trasladaba las quejas de padres y madres que durante el estado de alarma se dirigieron a la Institución para exponer las dificultades que supuso a los alumnos y a sus familias el cierre de los centros educativos en marzo.