miércoles, 28 de septiembre de 2022
José Luis Gil, secretario general de CC.OO. de Castilla-La Mancha 12/12/2011junio 14th, 2017

Es la bestia negra del Gobierno Cospedal, y aunque él diga que no se ve así, yo creo que lo sabe y le gusta. José Luis Gil, secretario general de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, la organización con más afiliados de la región, no levanta la voz, pero su malestar se hace evidente al hablar del plan de recortes de María Dolores de Cospedal y de los cambios que habrá en el reparto de fondos para la formación de parados. En esos puntos mantiene su tono bajo y de retranca, pero apoya sus palabras con leves golpes en la mesa que dejan traslucir que la procesión va por dentro y que hay procesión para rato. Se reconoce amigo de José María Barreda antes, después y durante y critica las conversiones cuando se pierde o se gana el poder. 
En esta entrevista habla todo y de todos. Y en ocasiones con datos sorprendentes, como cuando dice que todo el mundo sabía que la obra del hospital de Toledo se adjudicó por 100 millones menos de los que se presupuestó, aunque sabían que valía 100 millones más.
Pasen y lean.

Buenos días, señor Bestia Negra del Gobierno regional.


(Risas). Ésa es una frase periodísticamente afortunada, pero que no tiene nada que ver con la realidad. ¡Espero!

Pues parece, y el Gobierno le ve así, la única oposición organizada y continuada.

En absoluto, nosotros no hacemos oposición a nadie. Lo que hacemos es defender a los trabajadores; lo hacíamos antes, ahora y después.

¿Sabe usted lo que es hacer una huelga al Gobierno regional? Porque el consejero de Empleo lo duda.

Por supuesto. Y espero no tener que volver a repetirlo, porque el Gobierno que esté o el que venga tenga una actitud sensata y comprometida con Castilla-La Mancha. Si el consejero de Empleo dice esas cosas es que conoce poco al sindicato. Está siendo un consejero Portavoz eficaz y espero que debute alguna vez como consejero de Empleo.

Insisto. ¿Comisiones Obreras va a hacer una huelga general al Gobierno Cospedal?

Si el Gobierno persiste en la suerte y hay elementos que nos llevan a la conclusión de que no hay alternativa, porque el diálogo fracasa y no hay espacios para acordar… Nunca hemos descartado una huelga al Gobierno regional, ni al nacional ni a cualquier empresario del país o de Castilla-La Mancha.

¿Se la harían en solitario si otros sindicatos la descartaran?

Es muy complicado cerrar futuribles, pero nosotros trabajamos siempre porque la respuesta sea unitaria, porque las agresiones son de gran calado y afectan a muchísima gente. En el caso de la función pública muchos sindicatos corporativos comparten que no se pueden asumir de buen grado las medidas anunciadas por Cospedal. Por lo tanto, la respuesta hemos de construirla juntos. Ésa es nuestra idea, lo que hemos planteado y espero que en los próximos días podamos articular, es una respuesta gradual ante un ataque sin precedentes.

¿Disiente de las medidas de recorte anunciadas por Cospedal o del diagnóstico en el que se basan?

De ambas cosas. Si fuera una percepción solo de Comisiones Obreras podríamos tener dudas, pero ya hay muchas personas con una trayectoria reputada, incluso premios Nobel de Economía, que vienen ratificando lo que otros decimos desde hace años, que no se puede cargar el peso de la crisis en los trabajadores. Compartimos que hay que equilibrar las cuentas públicas, pero plantearlo de manera obsesiva y no incentivar la economía es un suicidio colectivo que va a perjudicar especialmente a los trabajadores y nos va a meter en 2012 en una crisis económica mucho más grave que la que venimos soportando. Tiene que haber medidas para controlar el déficit público, pero también hay que entender que la inversión pública es un motor fundamental para tirar de la economía y el consumo. Tendremos problemas muy serios los ciudadanos si no se hace un frente común contra las políticas del eje franco-alemán.

Para que haya inversión pública tiene que haber dinero y para ello nos lo tienen que prestar y los bancos no lo prestan si hay déficit público. ¿Es un callejón sin salida?

Quizá por eso hablábamos de Pacto de Estado y de que el problema no era la reforma del mercado laboral, sino la del sistema financiero, cosa que no se hizo. Es fundamental para que el crédito fluya y mientras no se haga la reforma del sistema financiero habrá muchos problemas. Ni el Gobierno anterior ni el presidente electo han puesto el acento ahí. Se ha demostrado que la reforma laboral es un gran fracaso, en España las leyes son iguales en todas las comunidades autónomas y mientras en Navarra el desempleo es del 11 por 100, en Castilla-La Mancha es del 23. Hay que tomar medidas estructurales, en vez medidas estériles para que la gente siga sufriendo de forma estéril.

Hablando de sistema financiero, ¿cómo es posible que no inunden las pancartas sindicales las cajas que pagan millones de euros a los ejecutivos que previamente las hundieron y ha habido que salvarlas con dinero público?

Ha habido pancartas, denuncias y actuaciones y las va a seguir habiendo, porque es inmoral que cajas quebradas, y no hablo de CCM, por una gestión nefasta de sus responsables, éstos se blinden y salgan con pensiones y acuerdos multimillonarios. Es impresentable y las fuerzas políticas tienen algo que hacer en este caso. El comportamiento ético es exigible a todo el mundo, especialmente a los que manejan cantidades de dinero tan importantes y a los gobiernos que tienen la responsabilidad de controlar las cajas.

«UN 4,84 DE DÉFICIT ES PREOCUPANTE»

¿Esto es una ruina como dice el PP o es la mejor herencia posible, como dice el PSOE? ¿Cuál es su diagnóstico de la realidad económica de Castilla-La Mancha?

En el equilibrio está la virtud. Un 4,84 por 100 de déficit es preocupante y hay que corregirlo. Otra cosa es en cuánto tiempo y a qué precio. Hay que dar tiempo para que las cuentas públicas se saneen y hay que priorizar los recortes. No se puede decir que se van a mantener los servicios sociales básicos y luego tomar medidas que van en la dirección contraria: restar, debilitar y ponerlos en serio riesgo, en especial los sociales, la sanidad y la educación. Eso no se puede permitir. No tengo duda de que habrá menos dinero, pero cómo es un Gobierno se palpa cuando prioriza el gasto, ahí es donde se ve si apuesta por los más o por unos pocos, que les va a ir muy bien, por cierto.

¿Con qué medidas se llega a 1,3 por 100 de déficit, como es obligado, sin tener que recortar todo lo previsto?

Me pide que cuadre el círculo en una entrevista y eso es un tiempo breve para contestar esta pregunta. Hay que hacer reformas estructurales económicas y financieras, recuperar impuestos… Por cierto, nos hemos enterado de que el Gobierno regional va a recuperar el de Patrimonio y lo compartimos, ya denunciamos al Gobierno de Barreda cuando lo quitó hace unos años, creo que fue un gravísimo error. Todos los Gobiernos de España, todos, han sido muy permisivos con el fraude fiscal y han mirado para otro lado. No se puede decir que es un gran problema que haya una bolsa de fraude de 80.000 millones y luego poner para solucionarlo a apenas 1.000 funcionarios, que hacen muy bien su trabajo pero que es una cantidad insuficiente a todas luces. Y en Castilla-La Mancha, en vez de medidas efectistas en la plaza del pueblo, no hay que obsesionarse con el déficit, porque puede llevarnos a una recesión gravísima. Si las medidas se llevan a la práctica tal y como se han planteado en 2012 vamos a tener crecimiento negativo del PIB y eso significa muchas cosas que no se dicen, como que se va a perder empleo. Y si la prioridad del Gobierno, como dice y yo comparto, es crear empleo esas medidas van en la dirección contraria. Hay que dejarse de medidas efectistas en la plaza de pueblo. Ya hay más de 95.000 personas que no tienen ni un solo euro que llevarse a su casa, a esa gente hay que darle una respuesta a través del empleo o de la protección social.

¿A qué llama medidas efectistas en la plaza del pueblo: a suprimir los Audi?

Sí. Distraen la atención sobre lo fundamental del plan de recortes y dan satisfacción a alguna gente que lo ven como algo ejemplificador, pero desde el punto de vista económico no tienen nada que ver…

Si no hay crédito ni consumo, ¿qué más se puede pedir a los empresarios?

Por eso es fundamental que el crédito fluya y por eso es un grave error recortar del mercado 2.000 millones de dinero púbico. Cuando a los empleados públicos se les rebaja el salario el 3 por 100 de media estamos condenando a muchas empresas a producir mucho menos y destruir empleo. Lo que pasa es que ese efecto colateral no se dice, porque no es popular; pero eso es lo que causan los recortes.

«LOS CIUDADANOS HICIERON UNA CRÍTICA DEVASTADORA EL 22 DE MAYO»

¿No le merece crítica un Gobierno que dejó las cuentas públicas con más de un 4 por 100 de déficit en seis meses y más de 168.000 facturas sin pagar?

Toda la crítica del mundo, por eso los ciudadanos hicieron una crítica devastadora votando de forma mayoritaria al PP, que ganó las elecciones en mayo de 2011 y que tiene la responsabilidad de gobernar, con la herencia buena, mala o regular que ha dejado el Gobierno anterior. Si los ciudadanos no hubieran tenido presente esa cuestión que menciona, seguramente el resultado hubiera sido otro. Pero ha sido el que ha sido, castigaron de forma directa al Gobierno anterior; por lo tanto hay que respetar y trabajar con el PP, que es el que gobierna. Y tiene que gobernar, sabiendo que recibe una herencia más o menos complicada, pero su responsabilidad es dar alternativas a Castilla-La Mancha más allá de recurrir permanentemente a la herencia. Hagan lo que quieran con el Gobierno anterior, digan lo que quieran, llévenle donde quieran, depuren responsabilidades… Pero yo soy ciudadano de Castilla-La Mancha y exijo a mi Gobierno respuesta ante los problemas. Cosa que hasta ahora no está ocurriendo y es el gran déficit de este Gobierno, dedicarse de forma permanente, quizás obsesiva, a criticar al anterior y no asumir su responsabilidad en el presente.

Otra crítica del PP se refiere a ustedes, los sindicatos. Les acusan de ser más complacientes con el Gobierno saliente que con el actual.

Nos hubiera gustado, y lo seguimos esperando, tener la ocasión de discutir con el Gobierno actual los problemas que dicen acucian a Castilla-La Mancha. Bajo mi punto de vista, humildemente, si hay un problema tan grave como el que la presidenta del Gobierno ha argumentado para tomar medidas tan drásticas antes de hacerlo podría haber reunido a los dos sindicatos de clase de esta región y a los empresarios, que tenemos el amparo del artículo 7 de la Constitución como interlocutores para temas socioeconómicos, y habernos planteado una leal colaboración, que la hubiéramos tenido; desde la coincidencia o no, pero esto no ha ocurrido. Para buscar complicidades y que todos rememos en la misma dirección hay que hablar. Es muy sintomático que el PP, a los 10 días de ganar las elecciones generales, el presidente electo se reúna con los dos sindicatos y la patronal para hablar de cosas importantes y en Castilla-La Mancha, después de siete meses, no haya habido ningún contacto con la presidenta del Gobierno, al menos conjuntamente. Por separado parece que sí lo ha habido, con la patronal, de forma insistente. Eso de criminalizar a los sindicatos o a otras organizaciones por haber tenido una actitud leal con Castilla-La Mancha en el pasado es un gravísimo error.

¿Le cabe la esperanza de que se corrija, por lo que ha visto con Rajoy?

No me cabe la esperanza, estoy absolutamente seguro de que es imposible que en Castilla-La Mancha estemos cuatro años sin ningún espacio donde podamos compartir diálogo, y espero que consenso, sobre Castilla-La Mancha. Tenemos que tener capacidad e inteligencia, emocional también, para saber hacer lo que toca y no es precisamente dar un imagen estéril de frentismo.

Para los españoles, según el CIS, los peor valorados del país son políticos, multinacionales, obispos y sindicatos. ¡Vaya alineación para saltar al campo!

Yo no me siento cómodo en esa alineación. Creo que ha habido una campaña fortísima de desprestigio a muchas cosas, la política y los sindicatos, entre otras, que ha calado y que esas encuestas reflejan con claridad.

¿Los españoles están engañados?

No, los españoles nunca están engañados. Como todos, reciben mensajes que incorporan a su vida cotidiana y hacen sus cábalas. Yo lo que digo es que Comisiones Obreras no ha cambiado, ni va a cambiar, sigue siendo afín a las mismas cosas y donde llegamos y lo explicamos la gente lo comparte, pero no llegamos a todos los sitios. Tenemos una representación importante, pero todavía insuficiente y que esperamos ampliar.

¿La izquierda tiene que reinventarse o solo cambiar las caras?

La izquierda tiene que ser izquierda. Cuando se llama izquierda y actúa como la derecha, lógicamente tiene dificultades de todo tipo. En este país la izquierda, o la socialdemocracia por ser concretos, ha traicionado su programa y a su base electoral y le han pasado factura en las urnas. Ese giro inexplicable y muy negativo que dio el presidente del Gobierno de España en mayo de 2010 nadie lo entendió. A algunos les entusiasmó, pero no eran sus votantes. El giro que dio el PSOE fue un suicidio político que nos ha traído muchas dificultades a los ciudadanos.

Por lo que ve, ¿va encaminado el PSOE con el remedio? ¿Le preocupa lo que está pasando?

Como ciudadano me preocupa que haya estabilidad en las fuerzas políticas mayoritarias. Pero nosotros defendemos a ultranza nuestra autonomía como sindicato y, por lo tanto, la respeto también en los partidos políticos. Espero que el PSOE encuentre su camino y lo haga cuanto antes.

En Castilla-La Mancha, ¿ve más acertado al PSOE que quiere movilizarse contra las medidas de Cospedal o al que dice que mejor dialogar que topar?

A veces tengo dificultades para llegar a consensos internos sobre cómo tenemos que hacer las cosas, es una actividad intensa que me deja muy poco tiempo, yo diría que ni un segundo, para decirles a otros lo que tienen que hacer. Harán lo que tengan que hacer, es su responsabilidad. Nosotros creemos que toda aquella persona que no comparta algo y que se sume a lo que defendemos, en línea con otros sindicatos, nos parecerá bien; pero no seré yo quien le marque la pauta al PSOE.

¿Le pedía su opinión como persona de izquierdas, más que sus consejos al PSOE?

Tienen que ser capaces de encontrarse a sí mismos, adaptarse a la nueva situación, que no debe ser fácil después de 28 años gobernando.

¿A quién ve cara de líder en el próximo PSOE? ¿A Page?

Yo creo que tienen un amplísimo banquillo. El líder será quien ellos decidan, seguramente acertarán y yo así lo espero.

Si al secretario general de CC.OO. le hubieran descubierto que una empresa le pagaba trajes, que tenía empresas que trabajaban en condiciones más ventajosas con su sindicato gracias a usted y tuviera las cuentas de su organización con una deuda muy lejos a los exigible y un montón de facturas sin pagar, ¿qué cree que le pasaría?

Que hubiera perdido las elecciones si me hubiera presentado, cosa que no ha pasado; por cierto.

¿No habría ninguna ley que se encargara de usted?

Hay una ley que se encarga de todos los españoles que defraudan y tienen comportamientos irregulares.

No parece que sea así cuando son políticos.

Es sorprendente que haya tanta comprensión ante comportamientos éticamente reprobables y que legalmente parece que punibles. Pero en este país ha habido consultas electorales y no parece que se hayan castigado ese tipo de comportamientos. Eso es preocupante, es una tara. Habrá que corregirlo haciendo pedagogía en la sociedad.

¿Las leyes también tienen taras para exigir más responsabilidades a los gestores privados que a los públicos?

No lo sé. Yo creo que tal y como está el ordenamiento jurídico hay capacidad suficiente para enjuiciar a los que incumplen las normas.

«EL AMIGO BARREDA»

¿Cómo califica la gestión de Barreda? ¿La conocía como se le supone o se ha ido enterando de algunas cosas después de las elecciones?

Con el Gobierno anterior, como el resto de agentes económicos y sociales, teníamos una relación de colaboración, de coincidencia en muchos casos y de discrepancia en otros. Ahora se pone el acento solo en la coincidencia, no sé si porque se quiere lanzar un mensaje equivocado e interesado. Valorar a un Gobierno después de 28 años es muy complicado, pero lo cierto es que esta región en los últimos 15 años ha tenido un cambio radical para bien. Había que mantenerlo y era muy complicado encontrar los recursos. Pero yo no comparto la idea de que no hay que hacer esfuerzos en regiones abandonadas y olvidadas. Y hay que recordarle a mucha gente que Castilla-La Mancha lo era y requería de un esfuerzo inversor espectacular y merecido por parte de los Gobiernos nacional y regional. Seguramente la crisis económica de los últimos años ha hecho, entre otras cosas, caer la recaudación y como todos los Gobiernos estaban en la orgía de reducir impuestos, porque era moderno, pues se ha reducido la capacidad de generar ingresos de las administraciones. Y además hay un problema de liquidez para hacer frente a los compromisos contraídos. La actuación que se ha hecho en el pasado tiene luces y sombras, como es natural, y los que la han juzgado en las urnas han dicho que no les merecía la confianza. Y yo espero que el PP se haga merecedor ahora de esa confianza día a día.

¿De qué discutía con el expresidente Barreda?

Tengo una memoria muy frágil… Pero, desde luego, teníamos la capacidad de hablar. Muchas veces no nos entendíamos, pero sí hablábamos.

¿Siguen siendo amigos?

Era su amigo antes de que fuera presidente y lo sigo siendo después. Las personas deben tener ciertos principios. La amistad no se puede ver reforzada o debilitada por el puesto que ocupan las personas.

Parece que el cambio político también ha traído a Castilla-La Mancha cambios de amigos…

Por eso quiero remarcar que las personas de bien, y la mayoría lo son, tienen amigos independientemente de quienes son. A mí no me interesa la gente que tiene amigos en función de lo que son. No tengo ningún tipo de rubor en reconocer y reivindicar que éramos amigos y lo seguimos siendo. Me parece reprochable, cuando menos, entender la amistad de forma utilitarista.

¿Algún caso le ha llamado la atención en este sentido?

Las conversiones, salvo las que históricamente conocemos, siempre son sorprendentes. Pero en el pecado llevan la penitencia, ellos sabrán por qué y para quién hacen las cosas. Yo tengo una cintura delicada para esos contorsionismos.

¿Algún caso práctico que le haya dolido especialmente?

La prudencia me aconseja que no debo decirlo.

¿Las cuentas de Comisiones Obreras están para que les sigan prestando los bancos?

Sí, nosotros tenemos la posibilidad todavía de que confíen en nosotros; aunque procuramos no tener que utilizar esa vía, no siempre es posible. Sobre todo por los incumplimientos de los gobiernos con los compromisos firmados en el pasado.

Es decir, que CC.OO. es más fiable para la banca que la Junta.

Pues es preocupante, no porque nosotros seamos fiables, si no porque el Gobierno no lo sea. El Gobierno debe ser fiable para los bancos, pero sobre todo debe ser fiable para los ciudadanos y no sé si eso lo ha captado así el Gobierno actual.

Según el consejero de Empleo, el dinero de la formación no se ha gastado bien y estaba en manos de pocas organizaciones sindicales y empresariales. Pretende dar más participación a la empresa privada.

¿El consejero de Empleo o el consejero Portavoz? Ya digo que como consejero Portavoz está haciendo una labor eficaz y espero que empiece a ejercer como consejero de Empleo y que también sea eficaz. Porque esto que acaba de plantearme es una cuestión recurrente que no se sustenta en la realidad. Nuestra participación como organización en los presupuestos para formación que hay en la región no llega al 5 por 100. Insisto, no llega al 5 por 100; por lo tanto, hay un 95 por 100 que gestionan otros, entre ellos empresas privadas. Nuestra actuación es auditada por la Consejería y por la UE, y queremos que sea así, y todas han salido de forma muy satisfactoria. Las empresas buscan margen empresarial, legítimo, y pueden intentar hacer negocio y la formación es una inversión no un negocio. Me sorprenden esas declaraciones, pero es verdad que se ha manejado de forma interesada que los sindicatos hacíamos negocio con la formación o nos financiábamos con ella y es falso. Como comprenderá, con el 5 por 100 del presupuesto, por mucho que quisiéramos hacer lo que dicen, sería imposible. Este año dos millones y pico para cientos de cursos por los que pasan miles de trabajadores. Espero que todo el mundo tenga la misma fiscalización y pueda pasarla como Comisiones.

Teniendo que aprobar un ERE y luego extinción de contratos, ¿se ha sentido empresario por un día?

No, me he sentido francamente defraudado por la actitud de un Gobierno que no cumple sus compromisos. Y haciendo frente a un expediente encubierto que propicia el Gobierno por no cumplir sus compromisos. Estamos hablando de un convenio que tiene una historia de 15 años y se ha de respetar aunque cambie el Gobierno, porque estaba aprobado y firmado. El convenio para políticas activas de empleo, que da un servicio muy importante para Castilla-La Mancha, empieza a funcionar el 1 de abril y a día de hoy, 7 de diciembre, no hemos recibido ni un solo euro. Hemos tenido a gente, más de 60 personas, trabajando en esa actividad más de tres meses. Entenderá todo el mundo que es inviable que el sindicato pueda mantener con los recursos de sus afiliados esa actividad.

Si no se ha sentido empresario, al menos habrá entendido mejor a los empresarios que tienen que despedir gente porque tampoco cobran lo que les debe la Junta.

Los mecanismos de las empresas son diferentes. Nosotros no buscamos el beneficio…

Pero buscar el beneficio es legítimo, es lo que hace que sea posible reinvertir, investigar, crecer y contratar más…

No, no, no, el beneficio no es ilegítimo Es básico, si no hay empresas sólidas no hay empleo sólido. Pero nosotros no tenemos los márgenes del beneficio y, por lo tanto, no disponemos de reservas. Nosotros no tenemos ánimo de lucro, tenemos gente que milita todos los días para que esto sea posible.

¿Por qué echa la culpa de los impagos exclusivamente a este Gobierno?

Es que ha sido el que no ha pagado.

¿Comisiones cobraba hasta que ha cambiado el Gobierno? Porque había muchas empresas que no cobraban, concretamente había más de 168.000 facturas sin pagar a 30 de junio.

No, no, no… Siempre ha habido algunas dificultades…

Pero Comisiones cobraba mejor, por lo que veo.

No, cobrábamos como todo el mundo. Y los convenios son para cumplirlos.

Pero usted sabe que no todo el mundo cobraba sus facturas, ni sus convenios con el anterior Gobierno.

Yo sé que de este Gobierno no hemos cobrado ni un solo euro de los convenios que vienen de atrás. Y sé que le pasa a más gente; de hecho, hay conflictos en la calle reclamando los pagos. Con el Gobierno anterior siempre ha habido dificultades que se iban conviniendo para afrontar la liquidez de unos y otros, tanto los sindicatos como las empresas.

La presidenta de Castilla-La Mancha ha puesto dos ejemplos de mala gestión pública. Uno, el hospital de Toledo, con cinco reformados hasta ahora, incluida una caseta de obras por dos millones. Y dos, Geacam, donde hacen falta 30 trabajadores para limpiar una hectárea de monte y en la empresa privada se hace con seis.

Creo que en China lo harían con dos.

No me dirá que aquí las empresas practican la esclavitud. Supongo que es la media en España.

Sería una media de la presidenta del Gobierno. Yo me fío mucho de la profesionalidad de los trabajadores de Geacam, que están tan capacitados como los de cualquier región o empresa. Eso es poner en cuestión la capacidad y la profesionalidad de los trabajadores de Geacam, cosa que me parece irresponsable, porque han demostrado que hacen una labor importantísima limpiando los bosques y apagando los incendios, especialmente en invierno que es cuando se apagan, cosa que igual no saben. Por eso insistimos tanto desde hace años en que debía ser una actividad permanente y lo conseguimos. Esto es un retroceso en derechos laborales y en la conservación de nuestro espacios naturales.

¿Qué opinión tiene sobre la obra del hospital de Toledo? Porque a los sindicatos también les han llegado los testimonios de trabajadores que les han contado que lo que pasa en esa obra no es normal.

El hospital de Toledo, como otras muchas obras públicas tiene un problema de entrada. Espero que algún día tengan coraje para abordarlo y se cambie de una vez por todas esa manía de conceder una obra de esa magnitud por un precio de ejecución que todo el mundo es consciente que es imposible llevarlo a efecto. Cuando se hizo el proyecto todo el mundo lo valoraba en 100 millones de euros más y cuando se adjudica la obra se adjudica por 100 menos. Eso nos lleva a que de una manera inevitable tiene que haber reformados durante la ejecución del proyecto, lo que nos lleva a la conclusión de que se gestiona muy mal el proyecto adjudicado o de que el Gobierno es un manirroto porque adjudica una obra de 200 millones por 300, por poner un ejemplo. Y la imagen que se da es de ineficacia absoluta.

¿Fue una irresponsabilidad adjudicar esa obra en los términos que se hizo al grupo de empresas que se formó?

El grupo es lo de menos.

¿No le consta ningún comportamiento irregular de ningún adjudicatario en esa obra?

Si me constara alguna cosa irregular lo denunciaría en los juzgados. Hemos denunciado asuntos laborales históricamente. No es de recibo que automáticamente se adjudiquen las obras por debajo de su valor, la imagen que se da es nefasta y la gestión también lo es. Dicho esto, el hospital de Toledo era una necesidad, eso todo el mundo lo comparte, y tiene que ser viable. No se pueden reivindicar hospitales antes de las elecciones y después olvidarse de ellos, paralizarlos y, algunos, renunciar a construirlos. Hay que ser coherentes. Yo creo que el de Toledo se hará, más tarde de lo deseable, y habrá que ver cómo se pone en funcionamiento.

¿Se ve con fuerzas para un mandato más al frente de Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha?

Me veo con fuerzas para acabar el actual mandato.

Que acaba el año que viene.

Sí, el año que viene. A finales de 2012 habrá congreso regional.

¿Qué significa lo que dice, que no quiere seguir?

Eso significa que estoy muy concentrado en acabar el mandato, porque requiere todas mis energías pensar en lo que hay que hacer hoy y no dentro de un año.

¿Qué se le ocurre si le pregunto por…?

María Dolores de Cospedal. La presidenta.

José María Barreda. El expresidente.

José Bono. El eterno.

Vicente Tirado. No le conozco.

Emiliano García-Page. Un alcalde con futuro.

Jesús Labrador. He hablado con él una vez, me parece de trato amable, pero poco resolutivo.

Leandro Esteban. Un buen consejero Portavoz y espero que en el futuro inmediato un buen consejero de Empleo.

Dice que aún no ha conseguido conocerle bien. Y de Pedrosa dice que juega el papel de malo y que acabará convertido en malo.

Es complicado poder conocerse si no se habla. Yo estoy siempre abierto con el Gobierno y con todo el mundo.

Sin embargo el presidente de Cecam, Ángel Nicolás, dice que el consejero de Empleo se ha ganado el respeto de la patronal y de los sindicatos.

Siempre es optimista el presidente de Cecam cuando hace valoraciones de terceros.

Marta García de la Calzada. No la conozco.

Marcial Marín. Un consejero de Educación mal ubicado, debería ser consejero de otra cosa, porque de Educación sabe poco.

Ignacio Echániz. No le conozco.

Marisa Soriano. Una consejera de Agricultura que tiene una tarea importante por delante.

Diego Valle. No le conozco.

Jesús Fernández Vaquero. Un hombre comprometido con la izquierda.

Francisco Pardo. Un hombre volcado en Albacete.

Arturo García-Tizón. No le conozco.

Álvaro Gutiérrez. Le conozco poco, me parece un hombre sensato y con proyección.

Fernando Muñoz. No le conozco.

Fernando Mora. Un todoterreno.

Milagros Tolón. Una mujer comprometida.

Alejandro Alonso. Un hombre con mucho recorrido.

Guadalupe Martín. Una mujer capaz.

Agustín Conde. No le conozco.

Carmen Riolobos. He hablado con ella por teléfono dos veces.

Gonzalo Lago. No le conozco.

Vamos con sus secretarios provinciales.

Jesús García Villaraco. Un compañero entrañable y un dirigente de primer nivel.

Felipe Pérez. Amigo de toda la vida. Un dirigente entregado a la tarea y con una tala intelectual fuera de lo común.

Francisco de la Mesa. Un hombre de Comisiones por los cuatro costados. Respira, vive y siente las Comisiones todos los días del año.

Pedro Lucas. Un hombre pasional que vive esto de manera muy intensa.

José María Rey. Un hombre muy cerebral que sabe lo que tiene entre manos y lo gestiona muy bien.

Ahora sus compañeros de la dirección regional.

Juan Barreda. Es amigo personal, ha estado y estará siempre. Hemos pasado cosas buenas, muy buenas, malas y muy malas. Y siempre ha estado ahí. Es un amigo del alma.

Jesús Camacho. Es mi padre sindical, la persona de la que más he aprendido y no dejo de aprender. Es una persona con una talla humana poco común y una capacidad sindical que envidio.

Lola Santillana. Una mujer de las que mejor conoce lo que significa el empleo y lo que hace falta para fomentar empleo en Castilla-La Mancha. Con una capacidad de llegar y hacer equipos que yo envidio.

Juan José González. Es un hombre con una gran experiencia sindical y política, hay pocas personas que tengan tantas responsabilidad en momentos tan difíciles. Tiene una cabeza privilegiada y hace una tarea imprescindible.

Antonio Navarro. Se le echa de menos, ahora que la salud no le acompaña. Aunque seguimos en contacto echamos de menos su acento al abordar los temas importantes, es un hombre que busca la miga y con una gran capacidad analítica.

Antonio Arrogante. El látigo permanente de mi conciencia. Es un tío cojonudo.

Kirsten Lattrich. Una alemana muy integrada y muy concienciada de los problemas de los jóvenes y las mujeres de Castilla-La Mancha y que todos los días hace algo porque las cosas no vayan a peor.

Encarna Sánchez. Una excelente responsable de Formación, que entiende la importancia de la cualificación para los trabajadores. Hace un esfuerzo poco reconocido en el exterior, pero que yo no olvido, para que tengamos una oferta formativa de calidad y ajustada a lo que la gente necesita.

Lola Castejón. Una mujer inquieta, que siempre pone el acento en lo que los demás a lo mejor no percibimos, pero que la calle demanda. Suele dar un punto que al menos yo tengo siempre muy presente a la hora de hacer valoraciones y reflexiones.

Lucas Sánchez. Un hombre meticuloso y concienzudo; capaz de hacer diagnósticos acertados y de aplicar la dosis idónea. Quizá se deba a que es farmacéutico.

César García Arribas. El totum de Comisiones en la Comunicación.

Carlos Pedrosa. Un buen amigo y un buen secretario general de UGT.

Rubén Martín. Es una persona entrañable, tengo buena relación con él.

Ángel Nicolás. Es un hombre que cuando ejerce se transmuta y cuando hablas con él como Ángel Nicolás siempre hay posibilidad de entenderte.

Fernando Jerez. Una persona hiperactiva. De buen trato.

Juan Antonio Mata. Un excelente amigo, que además forma parte de la historia , fundamental de este sindicato en Castilla-La Mancha, con el que comparto el presente y seguro que el futuro.

Miguel Ángel Cabezas de Herrera. El síndico de Cuentas.

(Visited 13 times, 1 visits today)