fbpx
lunes, 15 de julio de 2024
Imagen de uno de los osos de El Hosquillo. Foto: Rebeca Arango.
Imagen de uno de los osos de El Hosquillo. Foto: Rebeca Arango.
Viajar por Castilla-La Mancha - 13 junio 2024 - Cuenca

El Parque de Fauna El Hosquillo es un paraíso natural enclavado en la Serranía de Cuenca. En sus más de 900 hectáreas, la fauna autóctona de esta zona vive en semilibertad y cumple una función fundamental para el respeto a la naturaleza que nos rodea: la educación medioambiental, puesto que allí se puede conocer a especies como osos pardos, lobos ibéricos, ciervos, gamos, corzos, muflones, cabras montesas, varias especies de rapaces…

El lugar que inspiró a Félix Rodríguez de Fuente, donde grabó el primer programa del inolvidable ‘El Hombre y la Tierra’, ha ido evolucionando desde un parque cinegético, donde la principal actividad era la cría de animales, hasta convertirse en uno de los grandes atractivos turísticos de la Serranía conquense, que batió récords de visitantes en 2023 y que busca seguir creciendo, por lo que en la actualidad se van a acometer varias mejoras por parte de la Junta de Castilla-La Mancha para enriquecer la experiencia del visitante.


Para conocer mejor El Hosquillo viajamos hasta Cuenca de la mano de este especial en colaboración con Turismo de Castilla-La Mancha, donde el director del parque, Fernando García, el veterinario del mismo, Miguel Ángel Verona, y el agente medioambiental que mejor conoce el parque, Javier Martínez, nos enseñan sus instalaciones y  podemos contemplar muy de cerca a muchos de los habitantes de un parque en el que también se desarrolla una importante labor investigadora, puesto que El Hosquillo colabora varias universidades.

Fotos | Osos, lobos, ciervos… El atrapante mundo de El Hosquillo al que volverás

Los osos, los grandes protagonistas

El Rincón del Buitre es una parcela de 10 hectáreas donde las paredes de caliza flanquean la casa de los huéspedes más aclamados de El Hosquillo. Allí viven 12 osos pardos, con Musgo como macho dominante, pero con Ginebra como la hembra a admirar. Y es que hace cuatro años la noticia del alumbramiento de cinco osos en el parque maravilló a todo el mundo. Un oso que había sido vasectomizado dejó preñadas a tres hembras porque algo no salió bien, pero eso propició que ahora tengamos una familia de esos pardos mucho más abundante.

Dos de los osos murieron, dado que los machos tratan de matarlos para que las hembras salgan de nuevo en celo. Lo que no contaban era con Ginebra, que protegió a sus tres crías, que ahora son tres simpáticos adolescentes en el parque, los cuales han sido recientemente nombrados como Tormo, Sucro y Torca, en un concurso escolar.

La zona donde los visitantes pueden ver a los osos próximamente será totalmente remodelada. Se hará una importante inversión para construir una pasarela desde donde pequeños y mayores podrán contemplar a estos grandes mamíferos, que a pesar de que hace mucho tiempo dejaron de poblar la Serranía en libertad, gracias a El Hosquillo siguen estando en uno de sus hábitats habituales.

Foto: Rebeca Arango.

Foto: Rebeca Arango.

Las lobas, las últimas en llegar al parque

La tradición que une al lobo ibérico con El Hosquillo es larga. Durante muchos años allí habitaron ejemplares herederos de los que en su día fueron protagonistas del programa del ambientalista Rodríguez de la Fuente. Después trajeron nuevos ejemplares de Cantabria, pero la especie tampoco pudo prolongarse en el parque hasta que este mismo año el lobo ibérico ha vuelto al parque gracias pareja de hembras, recientemente bautizadas como Tormenta y Serena, aunque una de ellas dejará el parque para que haya un intercambio con un macho que pueda prolongar la estirpe del lobo en El Hosquillo.

Foto: Rebeca Arango.

Foto: Rebeca Arango.

Además, en el parque podrás encontrar una gran cantidad de ciervos que corren en libertad por la inmensa superficie del parque, como la gran manada que nos aguardaba a las puertas del museo, otro de los lugares que se puede conocer en la visita, donde podrás empaparte con la historia del parque.

También muflones, cabras montesas, venados o gamos, además de algunas especies de rapaces, puesto que en El Hosquillo viven algunas especies de aves que no han podido ser reintroducidas en la naturaleza, después haber sufrido alguna herida y haber sido curadas en el Centro de Recuperación de Aves de Albadalejito, como es el caso de un águila real, varias águilas perdiceras, búhos o milanos.

La visita al parque se completa en el centro de interpretación, donde a través de paneles interactivos que pueden ir descubriendo muchas curiosidades sobre la fauna autóctona de la Serranía de Cuenca. Una visita que se hace acompañados por guías que nos hacen de anfitriones y que enseñan a pequeños y mayores a cuidar y a amar el medio que nos rodea, en esta aula al aire libre de educación ambiental.

Fotos: Rebeca Arango.

Fotos: Rebeca Arango.

¿Cómo visitar El Hosquillo?

Después de alcanzar los 16.000 visitantes el pasado año, este año el parque de fauna conquense quiere seguir superándose. El parque estará abierto hasta el 8 de diciembre. Se puede visitar sábados y domingos, además de los puentes. En julio y agosto aumenta el número de días abierto.

Se puede visitar tanto en turno de mañana, como en turno de tarde, y tiene un precio de 13,15 euros para adultos, que se reduce a la mitad en el caso de niños, mayores y personas con discapacidad, y es gratuito para menores de cuatro años.

Un parque «en plena transformación»

Con el director Fernando García comentamos algunos de los cambios que se vienen en el parque, puesto que, según indica, «se plantean un par de años de inversión y transformación», como la comentada en la zona de los osos, pero también con la creación de «algunos hábitats nuevos para cabra montés».

García explica que la principal motivación de su actividad es que «el visitante, además de aprender, lo pase bien, que disfrute conociendo el medio y que las familias se vayan contentas con lo que han observado y han vivido», algo que suelen conseguir, puesto que el perfil de personas que visitan el parque son «gente que les gusta el campo, la fauna, y les gusta mucho».

Es consciente de que «la sensibilidad de la sociedad pide espacios abiertos y dignos», y por ello cree que El Hosquillo «reúne esas condiciones de espacio, de bosque y lo hace verdaderamente bello para observar».

Y es que en este parque de Fauna la mayoría de los animales viven en libertad y es por ello «que algunos días vengamos y veamos muchos animales y días que va a ser más complicado, porque la mayoría de ellos viven por todo el parque, pero es cierto que algunos están más confinados para que la gente los pueda ver».

«Toda la actividad que se desarrolla se hace para poder transmitir valores de “amor por el medioambiente, de cuidado del mismo, y es la labor que cumplimos como sitio público, es la orientación que nos guía», apunta el director.

El veterinario de El Hosquillo, Miguel Ángel Verona, junto con un oso pardo.

El veterinario de El Hosquillo, Miguel Ángel Verona, junto con un oso pardo.

Por su parte, el veterinario Miguel Ángel Verona nos cuenta cómo ha evolucionado el parque: «El trabajo que se realizaba era de captura de ciervos, jabalís, gamos, para llevarlos a fincas privadas o parques nacionales, ahora Hosquillo se ha quedado como centro de investigación y sobre todo de educación medioambiental, donde hay un montón de visitas y donde se pueden ver en su medio natural, aunque están en semilibertad, ungulados salvajes, ciervos, gamos, jabalís, tenemos una pareja de lobas y 12 osos.

Sobre la labor investigadora, el parque colabrora, por ejemplo, con la Facultad de Veterinaria de Madrid, en proyectos como investigación de parásitos de carnívoros.

Completa tu visita en Cuenca

Cuenca es un paraíso donde naturaleza, cultura, gastronomía y patrimonio se conjugan de la mejor manera, por eso te invitamos a que descubras algunos de los restaurantes que cuentan con el sello de Raíz Culinaria, la marcha gastronómica distinguida de la gastronomía castellanomanchega. Además, también podrás alojarte en Cuenca en un establecimiento de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha, como es el caso del Hotel Convento del Giraldo.

En esta zona tan especial de Castilla-La Mancha, la Serranía de Cuenca, también podrás hacer múltiples actividades de turismo activo. Descenso de cañones, vías ferratas, senderismo, kayak y muchísima oferta más encontrarás entre las distintas empresas del sector que hay en la Serranía.

Por último, recuerda encontrarás todos los encantos turísticos que ofrece la región en las Guías de Viaje que ofrece Turismo de Castilla-La Mancha.

(Visited 207 times, 4 visits today)