fbpx
domingo, 27 de noviembre de 2022
El río Tajo, en Toledo, a su paso por la zona del embarcadero.
El río Tajo, en Toledo, a su paso por la zona del embarcadero. Foto - Rebeca Arango
"No va a aportar nada", critica Beatriz Larranz - 24 noviembre 2022 - Toledo

La Cátedra del Tajo UCLM-Soliss ha dado la voz de alarma sobre «modificaciones» en la Propuesta de Proyecto de Plan Hidrológico de la demarcación del Tajo que será abordado en la reunión del Consejo Nacional del Agua prevista para el próximo 29 de noviembre, que atentan contra los límites de caudales mínimos fijados hasta diciembre de 2025, ya que se propone un sistema escalonado de caudales hasta 2027.

Así lo han manifestado en rueda de prensa la directora de la Cátedra del Tajo, Beatriz Larraz Iribas y el investigador Raúl Urquiaga, quienes han denunciado que los cambios introducidos se basan en la ampliación de 9 a 19 masas de agua en las que se prevén implantación de caudales ecológicos mínimos de forma escalonada en tres tramos de 2025 a 2027.


«No nos esperábamos estos cambios. Partíamos de un borrador desde el punto de vista metodológico que no cumplía con las expectativas de dinámica fluvial y bajar de ahí era muy difícil. No va a portar nada, otros seis años mas sin aportar nada en una situación de tremendo deterioro ecológico», ha afirmado Larraz.

Esta «postergación» pondrá en jaque el cumplimiento del régimen de caudales mínimos ecológicos como recogen las sentencias del Tribunal Supremo y que está basado en criterios técnicos.

«No toleraremos ninguna trampa»

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que no van a tolerar «ninguna trampa» en el nuevo Plan del Tajo, que impida que los caudales ecológicos se apliquen. «Si alguien quiere hacer trilerismo, que se lo quite de la cabeza», ha subrayado Page, puesto que no lo va a tolerar tampoco «el Supremo», puesto que fue el tribunal en el que en repetidas sentencias instó a que se instauraran esos caudales.

«ahora que estamos a punto de que se dé el carpetazo definitivos, y el cumplimiento de una sentencia, que nos ha dado la razón, para conseguir que el Tajo no sea un arroyo sucio ni una cloaca, y que por fin desemboque en el atlántico, no en el Mediterráneo», ha comenzado explicado el presidente regional, recordando que su Gobierno va a «seguir peleando», puesto que ahora que han «conseguido ganar con la razón y la ley, y hemos conseguido un mínimo para el agua, si alguien quiere introducir alguna trampa en el último momento, no lo vamos a tolerar».

Ha asegurado que la no aplicación de esos caudales «sería tanta trampa para Castilla-La Mancha como para el Levante», puesto que «con las trampas sale todo el mundo perdiendo».

«El clima no va a ir a mejor, cada vez se va a calentar más. Ya que tenemos una solución y confío en que el gobierno este país cumpla con su palaba», ha remarcado.

«Las mejoras serían mínimas»

Además de hacer la alerta anteriormente mencionada, Larranz ha expresado que los caudales mínimos previstos hasta diciembre de 2025 no supondrían mejora para las masas de agua desde Aranjuez a Valdecañas; en las masas entre Bolarque y Aranjuez las mejoras serían mínimas y «prácticamente inapreciables» y en Toledo y Talavera «inexistentes». «No generarán las condiciones de hábitat adecuadas para los ecosistemas fluviales, ni cambios en la estructura y composición de estos», han explicado.

Si este límite de diciembre de 2025 de cumplimiento de caudales mínimos se posterga hasta 2027, siempre y cuando el estado del río sea óptimo, no se «tiene en cuenta las necesidades de zonas protegidas y la consecución de objetivos medioambientales».

La Cátedra hace un llamamiento a las administraciones

A preguntas de los medios sobre estos cambios y sobre el papel del Gobierno regional y el Gobierno central, han mostrado su preocupación porque una vez que estos cambios pasen por el Consejo Nacional del Agua, irán a Consejo de Ministros, y en este último paso, ya no hay vuelta atrás.

«Una vez se apruebe en Consejo de Ministros, lo único que le queda a la ciudadanía es presentar un recurso ante el Supremo, que tardará ‘X’ años, años que son perdidos para el río. No hace falta llegar al agotamiento al río», ha alertado la directora de la Cátedra.

Respecto al papel de las plataformas en defensa del río, han señalado que están digiriendo estos cambios, y manifestarán su descontento en próximas fechas, recordando que son organizaciones con un poder económico limitado, lo que les supone dificultad para plantearse llevar a los tribunales este documento que recoge la gestión de la cuenca del Tajo.

Esta Cátedra ya alertó el pasado 18 de noviembre, mediante un comunicado de prensa, de las deficiencias que tenía el borrador del Plan Hidrológico del Tajo antes de conocer las modificaciones de las que han alertado este jueves.

(Visited 58 times, 7 visits today)